25 Maneras de hablar con los ángeles

12/07/2022

Los ángeles están en todas partes. Flotan a nuestro alrededor, nos susurran y nos ayudan cuando más los necesitamos. Pero a veces estamos demasiado ocupados o distraídos para escuchar sus mensajes. Por eso he elaborado una lista de formas de hablar con los ángeles.

Siempre he creído en los ángeles, pero sólo recientemente he aprendido a hablar con ellos. He tenido muchas preguntas sobre mi vida y preocupaciones sobre el futuro y a menudo he sentido que no había respuestas para mí. Sin embargo, una vez que supe cómo pedir ayuda a un ángel, todo cambió para mí.

Si estás leyendo esto, lo más probable es que ya hayas oído hablar de los ángeles e incluso que sepas lo que hacen. Pero si no es así, los ángeles son seres espirituales que representan a Dios en la Tierra. Pueden ser tus mejores amigos y confidentes cuando necesites consejo o apoyo en la vida.

Contenido
  1. Visualizar
  2. Escuchar
  3. Pide a los ángeles que te ayuden a escuchar
  4. Los ángeles bajan a la tierra para ayudar a la gente y mejorar su vida
  5. Sólo pregunta.
  6. Pide una señal.
  7. Piensa en tus ángeles de la guarda como amigos y confidentes con los que puedes hablar de cualquier cosa.
  8. Lleva un diario de sueños o crea un collage de ángeles.
  9. Medita o reza a diario. Ayuda a mantener tu energía en sintonía con la de los ángeles.
  10. Los ángeles están a tu alrededor, esperando que los llames.
  11. Los ángeles existen en el mismo mundo que nosotros, pero no son seres físicos
    1. Los ángeles irradian una energía pura que no podemos percibir normalmente con nuestros cinco sentidos; en cambio, se percibe a través de la clarividencia u otros medios psíquicos.
  12. Siempre están ahí y siempre quieren ayudar
  13. Pero no pueden interferir con el libre albedrío, lo que significa que no pueden tomar decisiones por ti sin tu permiso
  14. Cuando hablas con un ángel, tienes que invitarlo a entrar
  15. Así que si quieres orientación, asegúrate de pedirla claramente
  16. Los ángeles no te dirán qué hacer, pero te ayudarán a dar la información y la comprensión necesarias para que puedas tomar tu propia decisión.
  17. Mantente abierto a lo que los ángeles te envían.
  18. Recuerda que los ángeles están siempre contigo.
  19. Invoca a un ángel e imagina un diálogo con él.
  20. Esto se debe a que a veces pasamos por períodos difíciles en los que parece que todo va mal, pero eso no significa que Dios nos haya abandonado.
  21. Habla contigo mismo como lo haría un ángel.
  22. Imagina las alas de un ángel, hermosas y protectoras, rodeándote a ti y a tus seres queridos, alejando cualquier negatividad.
  23. Escribe tus pensamientos como si estuvieras hablando con un ángel; esto te ayudará a recibir mensajes de los ángeles.
  24. Sal a la naturaleza y pide ayuda a los ángeles de la tierra.
  25. Pide a tu ángel de la guarda que te oriente sobre cómo resolver un problema.
  26. Pide a tu ángel de la guarda que te diga cómo se llama, y luego empieza a usar su nombre cuando le hables.
  27. Hay muchas maneras de pedir su ayuda
  28. Conclusión

Visualizar

La exhibición de imágenes de ángeles es una gran manera de conseguir un poco de inspiración angelical en tu vida. La próxima vez que estés en una librería, ¿por qué no te detienes y miras algunos de los libros sobre ángeles que se exhiben? Tal vez descubras que hay algunos títulos que parecen dirigirse a tus necesidades o intereses particulares.

También puedes buscar en Internet fotos o pinturas de ángeles que te resulten familiares. O tal vez haya un artículo o una entrada de blog sobre los ángeles que realmente le resuene: ¿por qué no compartirlo con otras personas que puedan encontrarlo útil?

Escuchar

  1. Escucha tu voz interior. Es más que un sentimiento, es un conocimiento. Cuando escuches, oirás las pequeñas dudas o el miedo que surgen en tu mente; son mensajes de tus ángeles diciendo "esto no está bien". Si escuchamos las pequeñas cosas que no nos parecen correctas en una situación, o si no escuchamos cuando deberíamos hacerlo, podemos evitar tomar malas decisiones o impedir que se aprovechen de nosotros.
  2. Escucha la voz de tus ángeles (o de Dios). La voz puede ser fuerte y clara como una voz audible que habla dentro de tu cabeza; esto es más común cuando se necesita orientación en una situación de emergencia. O puede ser silenciosa y sutil, como si alguien te susurrara directamente al oído; este tipo de guía llega cuando no hay ningún peligro inmediato, sino que es necesario considerar los efectos a largo plazo antes de avanzar en algo importante en la vida, como la elección de la carrera o las relaciones.

Pide a los ángeles que te ayuden a escuchar

Pide a los ángeles que te ayuden a escuchar. Cuanto más hables, menos podrán escucharte. Los ángeles suelen ser muy perspicaces y tienen una extraña habilidad para saber lo que necesitamos incluso antes de que lo pidamos.

Sin embargo, cuando nuestra mente está atestada de pensamientos sobre acontecimientos pasados o futuros, o de preocupaciones sobre el dinero o las relaciones -incluso si esas preocupaciones son válidas-, les resulta mucho más difícil guiarnos en el momento presente.

Cuando nos preocupamos por si hoy será un buen día en el trabajo y la fecha límite de mañana se cierne sobre cualquier otra cosa que esté sucediendo en nuestras vidas, también se hace más difícil que los ángeles lleguen con sus mensajes de consuelo y alegría porque estamos demasiado distraídos por todas estas otras cosas que están sucediendo a nuestro alrededor (o dentro de nuestras cabezas).

Cuando esto sucede repetidamente a lo largo del tiempo sin ningún descanso entre los períodos de relajación sin estrés, entonces eventualmente renuncian a intentarlo por completo porque no importa cuánto lo intenten, nada parece capaz de atravesar todo ese desorden que nos rodea en un momento dado.

Los ángeles bajan a la tierra para ayudar a la gente y mejorar su vida

  1. Los ángeles son los mensajeros de Dios.
  2. Los ángeles no son seres físicos, pero pueden adoptar cualquier forma que elijan para ayudarnos a entenderlos mejor.
  3. Los ángeles pueden ayudarnos de muchas maneras: sanando nuestros cuerpos, protegiéndonos del peligro, dándonos dirección y guía para nuestras vidas, etc.
  4. A menudo sentimos su presencia cuando pensamos en ellos o rezamos para que ocurra algo importante en nuestras vidas (como encontrar un nuevo trabajo). A veces los ángeles también nos dicen directamente lo que quieren que sepamos comunicándose a través de señales como números o símbolos que aparecen de la nada.
  5. Porque los ángeles siempre están ahí para ti cuando más los necesitas; aunque no lo parezca a primera vista, siempre estarán ahí con los brazos abiertos esperando pacientemente hasta que alguien decida que está lo suficientemente preparado (y dispuesto) para aparecer de nuevo".

Sólo pregunta.

Sólo una pregunta

Una de las formas más fáciles de hablar con los ángeles es pidiéndoles ayuda. El proceso es sencillo: Sólo tienes que pedirlo. Puedes pedir a los ángeles cualquier cosa, como por ejemplo

  • Ayuda con un problema que estás teniendo y que no tiene solución a la vista
  • Consejo sobre una decisión que necesitas tomar sobre una situación en tu vida
  • Orientación sobre la mejor manera de manejar una relación o amistad particular que se ha complicado.

Pide una señal.

Los ángeles pueden ayudarte de muchas maneras. Están a nuestro alrededor y lo han estado desde que el hombre caminó por primera vez en la tierra.

Cuanto más te conectes con tus ángeles, más te guiarán, enseñarán y protegerán. Los encontramos en la naturaleza, en los animales e incluso en algunas personas que están aquí para ayudarnos en nuestro camino.

Los ángeles suelen ser vistos como una señal de esperanza o guía cuando más lo necesitamos. Si sientes que algo debe mejorar en tu vida, invoca a un ángel o pide su ayuda pidiéndole una señal de que está contigo.

Piensa en tus ángeles de la guarda como amigos y confidentes con los que puedes hablar de cualquier cosa.

  1. Piensa en tus ángeles de la guarda como amigos y confidentes con los que puedes hablar de cualquier cosa.
  2. Considera la sabiduría de sus consejos, pero toma siempre la decisión final de acuerdo con tus propios pensamientos y sentimientos sobre cualquier asunto.

Lleva un diario de sueños o crea un collage de ángeles.

Llevar un diario de sueños o crear un collage de ángeles es otra forma excelente de abrirse a las comunicaciones angélicas. Además, llevar una lista de las cosas que agradeces, las que quieres hacer y las que quieres aprender puede ayudarte a abrir tu mente y tu corazón a los mensajes de los ángeles.

Ten en cuenta que estas sugerencias pueden no ser prácticas para todo el mundo, pero todas son formas sencillas para los principiantes que quieren empezar a hablar con los ángeles.

Medita o reza a diario. Ayuda a mantener tu energía en sintonía con la de los ángeles.

La meditación y la oración son dos de las mejores formas de conectar con tus ángeles. La meditación se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento y se puede hacer mientras estás sentado, caminando o acostado.

Incluso puedes hacerlo con los ojos abiertos o cerrados. Es una experiencia muy personal que te ayudará a mantener tu energía en sintonía con la de los ángeles.

Los ángeles están a tu alrededor, esperando que los llames.

Los ángeles están siempre a nuestro alrededor, esperando que les pidas ayuda. Están esperando que les pidas orientación. Están esperando que les pidas amor. Están esperando que les pidamos consuelo y paz en nuestras vidas.

Si sales a la naturaleza y te sientas en un espacio tranquilo, cierras los ojos y escuchas... puedes estar seguro de que los ángeles vendrán a buscarte.

Los ángeles existen en el mismo mundo que nosotros, pero no son seres físicos

Los ángeles son seres espirituales, capaces de trasladarse a otras dimensiones y viajar en el tiempo. No son humanos, no tienen cuerpo físico y no viven en la Tierra como nosotros.

Pero están en el mismo mundo que nosotros, sólo que existen en un plano diferente. Los ángeles pueden ser vistos por aquellos que han sido especialmente dotados de la capacidad de verlos (como los profetas), pero los ángeles son invisibles para la mayoría de la gente.

Los ángeles irradian una energía pura que no podemos percibir normalmente con nuestros cinco sentidos; en cambio, se percibe a través de la clarividencia u otros medios psíquicos.

Los ángeles proceden del Cielo (también llamado Paraíso o Reino del Paraíso) y no de otro planeta o galaxia; sin embargo, no hay pruebas de que los ángeles se hayan originado en otro lugar de nuestro universo o más allá de él: ¡no hay ninguna prueba de esta afirmación!

Algunas culturas creen que los ángeles fueron creados por Dios antes de que existieran los seres humanos; sin embargo, estas creencias no están respaldadas por la investigación científica en absoluto, ya que no hay ninguna prueba en ningún otro lugar, aparte de la Tierra, que sugiera que esto pueda ser cierto.

Siempre están ahí y siempre quieren ayudar

El mundo de los ángeles está mucho más cerca de lo que crees. No tienes que esperar a una visita angélica ni confiar en la serendipia para conocer a uno. Los ángeles están en todas partes, y sólo están esperando que les pidas ayuda, orientación y consejo. Aquí tienes algunas formas de conectar con tus ángeles de la guarda hoy mismo:

Es importante saber que los ángeles siempre están ahí y siempre están dispuestos a ayudarte. Aunque no sientas que nadie está pendiente de ti, los ángeles siempre están ahí listos para guiarte y protegerte.

De hecho, han estado esperando este momento exacto de tu vida en el que más los necesitas.

Pero no pueden interferir con el libre albedrío, lo que significa que no pueden tomar decisiones por ti sin tu permiso

Pero no pueden interferir con el libre albedrío, lo que significa que no pueden tomar decisiones por ti sin tu permiso.

Por eso los ángeles no pueden interferir en la vida de otras personas ni influir en ellas de ninguna manera. Sólo pueden intervenir si la persona lo pide, o mejor dicho, si tú lo pides en su nombre.

Esto puede hacerse verbalmente o mentalmente. Esto último es más poderoso porque pasa por encima de la conciencia racional y va directamente al corazón de tu alma, lo que facilita que hagas cosas que te parezcan correctas a pesar de lo que otros digan o piensen de ti.

Cuando hablas con un ángel, tienes que invitarlo a entrar

Lo primero que tienes que hacer cuando quieres hablar con los ángeles es invitarlos a entrar. La mejor manera de hacerlo es rezando una oración, pero también puede hacerse a través de la meditación o simplemente hablando en voz alta.

Una vez que hayas invitado al ángel a entrar, intenta hacer preguntas y escuchar las respuestas. A menudo la gente cree que está escuchando una respuesta cuando no es así; otras veces creen que no están recibiendo una respuesta porque no la hay. Recuerda que los ángeles están aquí para tu mayor bien.

Si el ángel no viene, no te preocupes. A veces nos quedamos tan atrapados pensando en nuestros problemas que olvidamos cuánto amor hay realmente a nuestro alrededor.

Recuerda que todo sucede por una razón, aunque ahora no lo parezca, y recuerda también que a veces las cosas más importantes suceden cuando menos lo esperamos.

Así que si quieres orientación, asegúrate de pedirla claramente

Una vez que tengas una idea clara de lo que quieres pedir, es el momento de hacer esa petición.

Aunque parece una petición sencilla a Dios, en la práctica puede ser muy difícil. Si no estás familiarizado con el concepto o eres incapaz de poner tus pensamientos en palabras, no te preocupes: los ángeles son pacientes y escucharán tus peticiones sin importar el tiempo que tarden en salir.

La forma más fácil de empezar es pedir la guía de Dios en términos generales: "Querido Señor, por favor guíame en mi viaje". Hacer preguntas específicas puede ser más efectivo que esta petición amplia, pero no te sientas desanimado si éstas no llegan tan fácilmente; ¡abundan las historias de personas que pasaron años fracasando en la comunicación de sus necesidades antes de finalmente tener éxito!

Los ángeles no te dirán qué hacer, pero te ayudarán a dar la información y la comprensión necesarias para que puedas tomar tu propia decisión.

Los ángeles son mensajeros de Dios, enviados para ayudarte y guiarte. No le dicen a la gente lo que tiene que hacer, pero le ayudan a dar la información y la comprensión que necesita para tomar su propia decisión.

Los ángeles no interferirán con el libre albedrío - Los ángeles no pueden interferir con el libre albedrío porque es nuestra elección de libre albedrío la que nos permite crecer y evolucionar espiritualmente.

Básicamente, si a los ángeles se les permitiera interferir demasiado con nosotros, ¡entonces no aprenderíamos nada de nuestros errores!

Mantente abierto a lo que los ángeles te envían.

Es importante entender que los ángeles pueden enviarte señales y mensajes de múltiples maneras. Mientras que nosotros estamos acostumbrados a utilizar nuestros sentidos, como el oído o la vista, los ángeles utilizan otras formas para comunicarse con nosotros.

También interactúan de manera diferente con cada persona en esta tierra. Para algunas personas pueden aparecer en visiones o sueños, mientras que otras los encuentran a través de señales en la naturaleza (por ejemplo, animales) o por sincronicidades (es decir, coincidencias significativas).

Tienes que estar abierto a lo que los ángeles te envían para que puedas recibirlos.

Recuerda que los ángeles están siempre contigo.

Los ángeles están siempre contigo. Siempre están velando por ti, escuchando tus oraciones y trabajando en tu beneficio. Recuerda que los ángeles siempre están ahí para protegerte y guiarte en momentos de duda o confusión.

Los ángeles pueden parecer un concepto imposible para algunas personas, pero vale la pena aprender sobre ellos para poder entender mejor lo que representan en nuestras vidas.

Invoca a un ángel e imagina un diálogo con él.

La próxima vez que te sientas atascado, triste o enfadado, siéntate e imagina un ángel sentado frente a ti. Tómate todo el tiempo que necesites para formar una imagen clara de este ángel en tu mente. A continuación, pregúntale qué cree que sería lo mejor para ti en este momento, y escucha con atención.

Siempre que tengamos problemas para llegar a otra persona (o a nosotros mismos), puede ser útil recordar algunas de las ocasiones en las que fueron más receptivos a nuestras ideas y sugerencias.

¿Qué tienen en común esas situaciones? Si se trata de alguien que ha fallecido, quizá fue durante uno de esos raros momentos en los que realmente quería ayuda para algo concreto.

Si se trata de alguien que no está físicamente presente en ese momento pero que todavía tiene acceso a algún tipo de herramienta de comunicación (como el correo electrónico), quizá hubo algo en lo que escribimos que le impulsó a actuar. Este tipo de preguntas puede llevarnos a comprender mejor por qué ciertas cosas funcionan mejor que otras".

Esto se debe a que a veces pasamos por períodos difíciles en los que parece que todo va mal, pero eso no significa que Dios nos haya abandonado.

Simplemente significa que quiere que aprendamos de nuestros errores y que nos fortalezcamos como resultado.

Esto se debe a que a veces pasamos por períodos difíciles en los que parece que todo va mal, pero eso no significa que Dios nos haya abandonado. Simplemente significa que quiere que aprendamos de nuestros errores y nos hagamos más fuertes.

Dios está siempre contigo, así que no te preocupes por nada porque él se encargará de ello. Siempre puedes pedirle ayuda si necesitas algo o quieres que te den algo en esta vida. De todos modos, recuerda lo importante que es escucharle con atención en estos momentos difíciles para que te guíe a ser mejor persona y a vivir más como Él, que creó todas las cosas buenas en la Tierra y en el mismo Cielo.

Habla contigo mismo como lo haría un ángel.

  1. Habla contigo mismo como lo haría un ángel.
  2. Piensa en cómo te hablaría un ángel.
  3. Piensa en lo que te diría un ángel.
  4. Piensa en cómo te respondería un ángel.

Imagina las alas de un ángel, hermosas y protectoras, rodeándote a ti y a tus seres queridos, alejando cualquier negatividad.

Imagina las alas de un ángel, hermosas y protectoras, rodeándote a ti y a tus seres queridos. Imagínatelas alejando cualquier negatividad que pueda venir hacia ti.

La idea es visualizar esta imagen en tu mente como si estuviera ocurriendo ahora mismo. Esta es una técnica muy útil que muchas personas utilizan durante la meditación o la oración cuando intentan no sólo conectarse con los ángeles, sino también con Dios/el Universo/la Fuente Divina/etc. -¡cualquiera que sea la palabra o la frase que funcione para ti!

Escribe tus pensamientos como si estuvieras hablando con un ángel; esto te ayudará a recibir mensajes de los ángeles.

Si quieres recibir mensajes de los ángeles, escribe tus pensamientos como si estuvieras hablando con un ángel. Esto te ayudará a recibir un mensaje. Aquí hay algunas ideas para escribir oraciones:

  • Diga lo que le venga a la mente. No se preocupe por tener sentido o ser elocuente - ¡sólo diga lo que tiene en mente!
  • Si no se te ocurre nada, hazte preguntas como "¿Cómo puedo mejorar mi vida?" o "¿Qué necesito que no tenga ya?" o "¿Hay algo más que me gustaría en mi vida?" Sigue haciéndote preguntas hasta que te venga algo a la cabeza (esto puede llevar un rato).

Sal a la naturaleza y pide ayuda a los ángeles de la tierra.

Puedes hablar con los ángeles de la tierra saliendo a la naturaleza y pidiendo ayuda a los ángeles de la tierra. Puede que sientas que no tienes un jardín o una casa, pero si vas a cualquier lugar del exterior y miras a tu alrededor, habrá algo que crezca en esa zona.

Pregúntales si pueden ayudarte con tu jardín o tu casa. Incluso podrían darte algunas ideas sobre cómo embellecer tu jardín o cómo decorar tu casa.

Pide a tu ángel de la guarda que te oriente sobre cómo resolver un problema.

  • Pide a tu ángel de la guarda que te guíe para resolver un problema.
  • Si estás atascado en una situación y no sabes qué hacer, pide ayuda a tu ángel de la guarda. Ellos siempre están ahí para ti.
  • Si necesitas ánimos, pídelos a tu ángel de la guarda. Harán todo lo posible para que todo salga bien al final, y si algo va mal, estarán ahí para aconsejarte cómo arreglarlo (o al menos mejorarlo).

Pide a tu ángel de la guarda que te diga cómo se llama, y luego empieza a usar su nombre cuando le hables.

Pídele a tu ángel de la guarda que te diga cómo se llama, y luego empieza a utilizar su nombre cuando le hables.

Puedes utilizar el nombre del ángel al rezar, o simplemente decirlo en voz alta en la conversación con Dios y con los demás. Usa el nombre del ángel cuando pidas ayuda y/o agradezcas a Dios por responder a tus oraciones.

Hay muchas maneras de pedir su ayuda

Ahora que conoces algunas de las formas en que los ángeles pueden ayudar, es hora de actuar. La mejor manera de comunicarte con tus ángeles es utilizando los métodos anteriores.

Estas son sólo algunas de las muchas maneras en que puedes hacerlo. Hay muchos más métodos y es importante que encuentres el que mejor te funcione.

En conclusión: Los ángeles están siempre con nosotros y no quieren nada más que nuestra felicidad. Ellos han estado esperando pacientemente hasta que estemos listos para aceptar su ayuda en todos los aspectos de nuestras vidas; incluyendo problemas de salud física, emocional, mental y espiritual, así como problemas de relaciones o cualquier otra preocupación que podamos tener en la vida en este momento...

Conclusión

Si quieres conectar con los ángeles, la mejor manera de hacerlo es escuchando. Puedes meditar y rezar, pero si no escuchas activamente su guía, todas esas oraciones se quedarán en palabras en tu cabeza. La conclusión es que si quieres escuchar a los ángeles, tienes que abrirte para que puedan hablar a través de ti.

Si te sientes atascado, asustado o confundido, recuerda llamar a tu ángel de la guarda.

Él o ella siempre estará ahí para ti, listo con un abrazo y una palabra de consuelo. Pueden guiarte en cualquier situación mostrando señales que aparecen en tu vida.

Por ejemplo, si los ángeles te envían una señal de un búho, significa que te están animando a que te escuches con más atención; si un ángel aparece en forma de mariposa, significa que quiere que todos emprendamos el vuelo de nuestras responsabilidades terrenales y nos centremos en nosotros mismos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 25 Maneras de hablar con los ángeles puedes visitar la categoría Curiosidades.

Go up

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo con ello. Puedes también dar clic en “Aceptar”, para consentir Más