25 Remedios caseros para expulsar los gases

12/07/2022 - Actualizado: 20/09/2022

Todo el mundo tiene gases y problemas digestivos. Es posible que en algún momento de su vida los haya experimentado.

Pero, ¿cuáles son las mejores maneras de deshacerse de los gases? Averigüémoslo.

Los gases son un problema común para muchas personas. Puede estar causado por muchas cosas, como comer demasiado rápido, no masticar bien los alimentos o beber bebidas con gas. Estos consejos te ayudarán a eliminarlos.

Los gases son una parte normal de la vida. El cuerpo los produce en pequeñas cantidades y suelen pasar por el tubo digestivo sin que se note.

Pero a veces, los gases quedan atrapados en los intestinos, provocando hinchazón y malestar. Los gases también pueden dificultar el paso de los alimentos por el colon, lo que puede ralentizar aún más la digestión. Afortunadamente, hay muchos remedios naturales para aliviar los síntomas de los gases que puedes añadir a tu rutina diaria.

Contenido
  1. Cambia tu dieta.
  2. Beba mucha agua.
  3. Los alimentos prebióticos pueden ayudar.
  4. La duración adecuada de una evacuación intestinal puede ayudarle a eliminar los gases sobrantes.
  5. Comer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día puede ayudar a prevenir la hinchazón y los gases.
  6. Coma más fibra.
  7. El ejercicio es importante.
  8. Practique la combinación de alimentos.
  9. No tome bebidas con gas.
  10. Algunos tipos de judías pueden provocar gases en algunas personas.
  11. 1. Jengibre
  12. 2. Menta
  13. 3. Perejil
  14. 4. Anís
  15. 5. Té de manzanilla
  16. 6. Zumo de limón
  17. 7. Masajes en el estómago y la espalda baja
  18. 8. Jugo de aloe vera
  19. 9. Beber agua antes de la comida
  20. 10. Aceite de limón
  21. 11. Hacer ejercicio regularmente o caminar después de las comidas
  22. 12. Semillas de hinojo
  23. 13. Evitar masticar chicle después de las comidas
  24. 14. Bebe té de menta o toma cápsulas de esta esencia antes de las comidas
  25. 15. Tomar infusiones de manzanilla después de las comidas, esto también ayuda a la digestión
  26. 16. Un vaso de agua tibia con limón y miel antes de ir a dormir ayuda a eliminar los gases por la mañana al despertar (este remedio ha sido utilizado con éxito)
  27. 17. Sumergir los pies en agua caliente puede aliviar los problemas de gases.
  28. 18. Coma miel de manuka antes de acostarse para evitar la acumulación de gases en los pulmones durante la noche.
  29. 19. Es un carminativo que ayuda a expulsar los gases del intestino y alivia las flatulencias.
  30. 20. Un carminativo popular es la canela, que ayuda a la digestión al aumentar el ritmo metabólico.
  31. 21. Masticar una pizca de polvo de asafétida con un poco de agua dos veces al día después de las comidas.
  32. 22. Mezclar una cucharadita de zumo de limón y otra de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua.
  33. 23. Mezclar media cucharadita de zumo de jengibre con pequeñas cantidades de asafétida en polvo y sal gema.
  34. 24. Aplique calor en forma de una bolsa de agua caliente o una almohadilla eléctrica en el abdomen.
  35. 25. Toma una taza de yogur al día para mantener alejados los gases.
  36. Si te sientes estresado o ansioso, prueba técnicas de relajación como el yoga o la meditación.
  37. Para llevar: Si se experimenta dolor por tener demasiados gases, se debe consultar a un médico
  38. Conclusion

Cambia tu dieta.

Se recomienda una dieta rica en carbohidratos complejos y fibra. Intente evitar el azúcar, los carbohidratos refinados y los alimentos con alto contenido en grasa.

La col, las judías y las cebollas cocidas pueden provocar gases, al igual que el consumo excesivo de ajo o cebollas crudas.

Evite el consumo de bebidas carbonatadas, como los refrescos de cola, que son muy ácidos.

Beba mucha agua.

  1. Bebe mucha agua.
  2. El agua es una de las mejores formas de prevenir el estreñimiento y la hinchazón, que también pueden provocar gases. Intenta beber ocho vasos al día (¡o más!) para mantener tu cuerpo hidratado y ayudar a eliminar los gases no deseados.

Los alimentos prebióticos pueden ayudar.

Los alimentos prebióticos, como las frutas, las verduras y los cereales integrales, también ayudan. Los prebióticos son carbohidratos que se encuentran en los alimentos de origen vegetal y que alimentan a las bacterias beneficiosas del intestino, ayudando a mantener un sistema digestivo saludable.

La duración adecuada de una evacuación intestinal puede ayudarle a eliminar los gases sobrantes.

La duración correcta de las deposiciones puede ayudarle a eliminar el exceso de gases. El número recomendado de deposiciones al día es de dos, pero varía según cada persona. Una duración adecuada de las deposiciones ayuda a aliviar la presión en el abdomen y permite que entre más aire en los intestinos.

¿Qué ocurre si no se hacen suficientes deposiciones? El estreñimiento provoca distensión en el colon debido a la acumulación excesiva de materia fecal, que impide el paso de los gases a través del recto y el ano.

La situación se agrava si se descuida el aumento de la ingesta de alimentos ricos en fibra o no se hace ejercicio con regularidad.

Comer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día puede ayudar a prevenir la hinchazón y los gases.

Comer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día puede ayudar a prevenir la hinchazón y los gases. Igualmente, comer despacio y masticar bien los alimentos también ayuda a reducir la cantidad de aire que se traga al comer, lo que provoca hinchazón.

Si come con más frecuencia, su cuerpo tendrá menos tiempo para digerir lo que ha comido recientemente, por lo que habrá menos aire atrapado en su tracto digestivo cuando se acueste por la noche.

La variedad de alimentos es importante porque algunos son más fáciles de digerir que otros.

Por ejemplo, las frutas y las verduras contienen fibra que ayuda a reducir el estreñimiento al hacer que los alimentos se muevan más rápidamente por nuestros intestinos; mientras que los productos lácteos son difíciles de digerir porque contienen lactosa (azúcar).

Coma más fibra.

La fibra es un tipo de carbohidrato que el cuerpo no puede digerir. Se encuentra en frutas, verduras, frutos secos y cereales. La fibra te ayuda a sentirte lleno porque absorbe el agua para que te sientas saciado durante más tiempo.

Esto hace que la fibra sea una gran opción para las dietas de pérdida de peso, ya que ralentiza la digestión de los alimentos en el estómago para que no tenga hambre tan a menudo, y cuando vuelva a tener hambre, habrá menos posibilidades de comer en exceso, ya que la fibra ayuda a llenar el estómago más rápidamente.

La fibra también ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, por lo que no es tan probable que se disparen después de comer dulces o alimentos azucarados que contienen muchos azúcares añadidos.

Dicho esto: ¡no intentes comer más fibra si eso empeora tus gases! Es posible que quieras probar otro remedio casero primero si este es el caso, ya que los alimentos ricos en fibra como los frijoles pueden agravar la hinchazón y la flatulencia en algunas personas que son intolerantes o sensibles.

Comer mucho ayudará a que las cosas se muevan sin problemas a través de su sistema y también a reducir la inflamación que causa dolor alrededor de los órganos digestivos como el colon o los intestinos (también conocido como "colitis").

El ejercicio es importante.

Ejercicio es importante. El ejercicio puede ayudarle a perder peso y a reducir el riesgo de enfermedades. El ejercicio puede ayudarle a dormir mejor, controlar el estrés, mejorar su estado de ánimo y mantenerse activo.

Practique la combinación de alimentos.

La combinación de alimentos es una dieta que combina diferentes tipos de alimentos en diferentes momentos del día. La combinación de alimentos se basa en la idea de que los distintos alimentos se digieren a ritmos diferentes.

Los alimentos que se digieren rápidamente deben comerse solos, mientras que los que se digieren lentamente deben comerse juntos.

Por ejemplo: la carne y las verduras deben consumirse al mismo tiempo porque se digieren rápidamente; las alubias, las lentejas y los cereales deben comerse con las verduras porque se digieren lentamente; la fruta puede combinarse con la carne o los cereales porque se digieren muy rápidamente.

No tome bebidas con gas.

Las bebidas carbonatadas, como los refrescos y la cerveza, pueden provocar hinchazón y flatulencia. También pueden provocar molestias gastrointestinales. Las bebidas carbonatadas también se asocian a la acidez de estómago, la indigestión y las náuseas. Beber demasiado de estas bebidas puede exacerbar el dolor de estómago en algunas personas.

Si toma bebidas carbonatadas (incluidas las gaseosas) o tiene tendencia a la acidez de estómago u otros problemas digestivos cuando las toma debe evitarlas para evitar que empeoren sus síntomas o que se desencadene un episodio de indigestión mientras experimenta una diarrea explosiva y dolores por gases.

Algunos tipos de judías pueden provocar gases en algunas personas.

Las judías son una causa común de gases para algunas personas. Las alubias contienen azúcares que no se digieren y mucha fibra. Remojar las alubias antes de cocinarlas puede ayudar a reducir los gases, ya que el remojo descompone los azúcares complejos de las alubias. Algunas personas son más sensibles a las alubias que otras.

1. Jengibre

El jengibre es un ingrediente común en muchos platos asiáticos. Tiene un sabor picante y se utiliza a menudo para cocinar.

Igualmente, el jengibre es una buena fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Además, el jengibre se ha utilizado para tratar muchos problemas de salud, como los resfriados y la gripe, las náuseas y los vómitos durante el embarazo, el mareo por movimiento o el mareo en el mar, el dolor de artritis.

Incluido el dolor de espalda debido a espasmos musculares o a la artritis reumatoide (AR), la prevención del cáncer, las migrañas (incluidas las cefaleas en racimo) y los síntomas de la resaca, como la fatiga o el dolor de cabeza después de beber alcohol.

El jengibre también puede ayudar a reducir la inflamación que puede causar la artrosis (OA). También puede reducir el dolor lumbar crónico durante el embarazo si se toma regularmente con las comidas durante el tercer trimestre del mismo.

2. Menta

La menta es un antiespasmódico natural. El aceite volátil de la menta ayuda a aliviar los gases y la hinchazón. Cuando se tienen gases, beber dos o tres tazas de té de menta puede ayudar a reducir los síntomas.

La menta también es un excelente remedio para la indigestión, la acidez y los dolores de estómago causados por los gases o la hinchazón.

3. Perejil

El perejil es una buena fuente de fibra, que ayuda a aliviar problemas digestivos como el estreñimiento y la hinchazón. También tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a calmar los intestinos irritados y la acumulación de gases.

Masticar perejil después de las comidas es una buena forma de expulsar los gases del organismo, ya que permite digerir los alimentos con mayor facilidad. También aumenta la producción de saliva, que ayuda a digerir mejor las proteínas.

Para aprovechar al máximo las propiedades desintoxicantes del perejil, prueba a mezclarlo con zumo de limón y vinagre de sidra de manzana antes de beber un poco de agua caliente con miel o stevia para endulzar. También puedes añadir unas rodajas de jengibre fresco para dar un impulso extra a esta mezcla.

4. Anís

El anís es una hierba carminativa, aromática y tónica digestiva. Ayuda a aliviar los gases favoreciendo la digestión y el flujo de la bilis.

El anís es una excelente fuente de hierro, calcio, proteínas y fibra. El aceite de las semillas contiene anetol, que tiene propiedades antibacterianas contra las bacterias estreptococos.

5. Té de manzanilla

El té de manzanilla es un remedio natural para los gases. El té de manzanilla es bueno para la digestión. Se puede tomar antes de las comidas, después de las comidas y antes de acostarse.

6. Zumo de limón

Hay muchas formas de beber zumo de limón. Una de ellas es exprimir el zumo de medio limón en un vaso de agua y añadirle un poco de miel. También puedes añadir pimienta roja o negra en polvo para aumentar su eficacia.

Bebe esta mezcla en ayunas todos los días durante dos semanas y observa cómo desaparece tu problema de gases.

También es importante no beber demasiado vinagre de sidra de manzana, ya que tiene algunos efectos secundarios como la acidez y la indigestión, así que asegúrate de no consumir más de 2 cucharadas a la vez; de lo contrario, ¡podrías acabar teniendo problemas!

7. Masajes en el estómago y la espalda baja

  • Masajes en el estómago y la espalda baja

Masajea la parte baja de la espalda y el estómago con movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj o en sentido contrario. Esto puede ayudar a aliviar la acumulación de gases en el sistema y facilitar la expulsión de gases.

8. Jugo de aloe vera

El jugo de aloe vera es otro remedio que puede ayudarte a deshacerte de los gases. La combinación de aloe vera y miel también le proporciona la energía necesaria para combatir su problema de flatulencia.

Para preparar este remedio, mezcla 1 cucharadita de jugo de aloe vera con 1 cucharadita de miel. Bebe esta mezcla 2 horas antes de las comidas para obtener mejores resultados. También puede beberlo después de las comidas o antes de acostarse.

9. Beber agua antes de la comida

Lo primero que hay que hacer es beber un vaso de agua antes de comer. Esto ayuda a la digestión y reduce la hinchazón, el dolor abdominal y los calambres.

También hay que comer despacio, masticar bien los alimentos y evitar comer en exceso o comidas pesadas que puedan agravar la afección. Siéntese durante una hora después de la comida para permitir que los gases pasen de forma natural sin ninguna molestia o dolor causado por la presión que se acumula en su interior.

10. Aceite de limón

Otro remedio casero para expulsar los gases es el aceite de limón. Ayuda a reducir las flatulencias y la hinchazón. Puedes utilizarlo como aceite de masaje, o simplemente inhalar su aroma mientras te masajeas el abdomen en el sentido de las agujas del reloj.

Si quieres saber más sobre la flatulencia y cómo tratarla, sigue leyendo:

  1. Masajea tu abdomen con movimientos circulares que no sean demasiado enérgicos ni intensos.
  2. Utilizar los dedos pulgar e índice de cada mano; presionar suavemente la piel que rodea el ombligo durante tres minutos seguidos.
  3. Frotar el esfínter esofágico inferior ayudará a reducir el exceso de gases (así como las molestias derivadas de los mismos).

11. Hacer ejercicio regularmente o caminar después de las comidas

Si sufres de gases, es una buena idea empezar a hacer ejercicio con regularidad. Hacer ejercicio después de las comidas ayuda a expulsar los gases, así como a mejorar la digestión y la circulación sanguínea. También mejora el metabolismo, los movimientos intestinales, la inmunidad y la salud general del cuerpo.

12. Semillas de hinojo

Las semillas de hinojo también son un buen remedio para las flatulencias. Estas semillas son muy aromáticas y contienen aceites volátiles que ayudan a facilitar la digestión, eliminando así los gases del cuerpo.

El hinojo puede utilizarse en la comida o tomarse en forma de té. Además, también puede tomarse en forma de cápsulas, dejando que se disuelvan dos o tres cápsulas bajo la lengua antes de cada comida.

13. Evitar masticar chicle después de las comidas

Evite masticar chicle después de las comidas: Si eres de los que mastican chicle y quieres evitar los gases, lo mejor es que evites masticar chicle después de las comidas.

Esto puede provocar hinchazón, indigestión y ardor de estómago. También puedes sufrir calambres de estómago si eres propenso a ellos.

14. Bebe té de menta o toma cápsulas de esta esencia antes de las comidas

El té de menta y las cápsulas de menta pueden tomarse antes de las comidas para ayudar a expulsar los gases. El té de menta también es conocido por ser bueno para la digestión, los problemas estomacales y la hinchazón.

Si sufres de flatulencia después de comer ciertos alimentos, prueba a tomar té de menta antes o después de estas comidas.

15. Tomar infusiones de manzanilla después de las comidas, esto también ayuda a la digestión

Beba té de manzanilla después de las comidas, esto también ayuda a la digestión.

16. Un vaso de agua tibia con limón y miel antes de ir a dormir ayuda a eliminar los gases por la mañana al despertar (este remedio ha sido utilizado con éxito)

El limón y la miel son remedios naturales para los gases. También ayudan a mantener el sistema digestivo en buen estado, lo que significa que pueden ayudar a perder peso al reducir la hinchazón. Los limones limpian el estómago y los intestinos de bacterias dañinas, mientras que la miel es un edulcorante natural que tiene propiedades antiinflamatorias.

Si tiene problemas para respirar por la noche debido al exceso de gases, pruebe a beber un vaso de agua caliente con zumo de limón antes de acostarse. Este remedio ha sido utilizado con éxito por muchas personas que sufren este problema porque ayuda a eliminar los gases al despertar (este remedio ha sido utilizado con éxito).

17. Sumergir los pies en agua caliente puede aliviar los problemas de gases.

Si tienes gases, una de las formas más eficaces de aliviarlos es sumergir los pies en agua caliente. El calor abre los poros y permite que los gases salgan más fácilmente del cuerpo. Pon agua caliente en la bañera, luego siéntate y mete los pies en la bañera durante 15 minutos seguidos. Esto debería ayudar a aliviar cualquier molestia relacionada con las flatulencias o la hinchazón.

18. Coma miel de manuka antes de acostarse para evitar la acumulación de gases en los pulmones durante la noche.

Si sufres un exceso de gases, prueba a comer una cucharada de miel de manuka antes de acostarte. Es un remedio natural para los gases y te ayudará a dormir mejor con menos interrupciones.

La miel de manuka es un gran remedio natural porque contiene poderosas propiedades antivirales que pueden mantener tu sistema digestivo sano.

Esto significa que si tienes demasiados gases en tu cuerpo, la miel de manuka te ayudará a expulsarlos de forma natural en lugar de depender de laxantes u otros productos químicos para hacerlo.

La miel de manuka también contiene propóleo y polen, otros dos ingredientes que hacen que este tipo de miel sea único.

Al combinar estos tres elementos (panal + polen + propóleo) obtenemos un poderoso ingrediente: ¡la manuka! Si quieres tener un aliento más fresco después de comer algo dulce, entonces este tipo de alimentos podría ser perfecto porque hay muchos beneficios asociados con el consumo de productos que contienen este tipo de ingredientes juntos, como en los restaurantes que sirven tacos hechos con tortillas de maíz en su lugar.

19. Es un carminativo que ayuda a expulsar los gases del intestino y alivia las flatulencias.

Los carminativos son hierbas que pueden aliviar las flatulencias. Actúan estimulando una zona concreta del estómago, lo que ayuda a expulsar los gases.

Los carminativos actúan estimulando la liberación de enzimas digestivas y bilis de la vesícula biliar, así como aumentando la motilidad intestinal.

Esto promueve una digestión más rápida, lo que hace que se formen menos gases durante la digestión.

Hay varias hierbas carminativas que pueden ayudar con las flatulencias causadas por el síndrome del intestino irritable (SII). La menta es una de ellas, ya que tiene altos niveles de mentol y otros aceites volátiles que ayudan a relajar los músculos del colon, a la vez que los estimulan para que se contraigan con más fuerza y mejoren la absorción de los nutrientes.

Una de las mejores maneras de expulsar los gases del cuerpo es consumiendo alimentos que ayuden a aflojar el tracto intestinal. Un carminativo muy popular es la canela, que favorece la digestión al aumentar el ritmo metabólico. Se puede consumir de diferentes maneras: en forma de té, polvo o extracto; como ingrediente en los alimentos (es habitual en muchas mezclas de especias); e incluso como suplemento en forma de píldora o líquido.

21. Masticar una pizca de polvo de asafétida con un poco de agua dos veces al día después de las comidas.

La asafétida es un carminativo, lo que significa que ayuda a expulsar los gases del intestino. Así que puedes consumir asafétida en polvo con agua dos veces al día después de las comidas.

La asafétida es un carminativo popular y una ayuda digestiva en el Ayurveda. Funciona aumentando la tasa metabólica, mejorando así la digestión y también aliviando la flatulencia (gas) causada por la indigestión o la hinchazón.

22. Mezclar una cucharadita de zumo de limón y otra de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua.

Esta fórmula ayuda a expulsar los gases y a neutralizarlos. El zumo de limón es un antiácido natural, y el bicarbonato de sodio también es excelente. La combinación de estos dos ingredientes en un vaso de agua te ayudará a deshacerte de los gases atrapados en tu organismo.

También puedes aprovechar los beneficios del zumo de limón bebiendo un vaso de agua caliente con un poco de este zumo a primera hora de la mañana, lo que te ayudará a relajarte después de estar encerrado en casa durante tanto tiempo en los meses de invierno.

El bicarbonato de sodio también es conocido por su capacidad para neutralizar los olores, así que si quieres algo que sirva tanto de antiácido como de desodorante.

Esta puede ser tu mejor opción (y es más barato que los antiácidos tradicionales). Por último, se ha demostrado que el zumo de limón combate el olor corporal cuando se aplica directamente sobre la piel por absorción tópica: ¡puede ayudar a refrescar las cosas después de pasar mucho tiempo en el interior!

23. Mezclar media cucharadita de zumo de jengibre con pequeñas cantidades de asafétida en polvo y sal gema.

El zumo de jengibre es un buen remedio para las flatulencias. El zumo de jengibre también ayuda a la digestión y es un buen remedio para las náuseas, el mareo y los resfriados.

Para hacer zumo de jengibre (fresco o en polvo), puedes utilizar un exprimidor o una batidora. Si utiliza raíz de jengibre fresca, rállela con un rallador microplane antes de exprimir el zumo con los dedos sobre un colador en un bol. Si se utiliza raíz de jengibre en polvo en lugar de raíz de jengibre fresca rallada

24. Aplique calor en forma de una bolsa de agua caliente o una almohadilla eléctrica en el abdomen.

Si tienes molestias estomacales, prueba a aplicarte calor en el abdomen. El calor ayuda a relajar los músculos, lo que puede aliviar los gases y la hinchazón. También ayuda a combatir el estreñimiento al estimular el movimiento intestinal.

El calor debe aplicarse durante al menos 15 minutos y no más de 30 minutos. El calor debe aplicarse directamente en la parte inferior del abdomen (por debajo del ombligo).

No lo apliques directamente sobre la ropa o la ropa interior, ya que podría causar quemaduras en zonas sensibles como los testículos o los pechos si están expuestos mientras llevas pantalones cortos o una camiseta de tirantes.

Si no tienes una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica a mano, calienta algunas toallas pasándolas por agua caliente y escúrrelas antes de ponerlas sobre la zona del estómago durante 15-30 minutos seguidos hasta que te sientas mejor.

25. Toma una taza de yogur al día para mantener alejados los gases.

El yogur es una buena fuente de probióticos, que son útiles para el sistema digestivo y pueden ayudar a reducir los gases.

Los probióticos también pueden mejorar la absorción del calcio, que es importante para la salud de los huesos.

Si te sientes estresado o ansioso, prueba técnicas de relajación como el yoga o la meditación.

Si te sientes estresado o ansioso, prueba técnicas de relajación como el yoga o la meditación. También puedes intentar respirar profundamente o beber agua.

La relajación puede ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad. El yoga, por ejemplo, es una forma de ejercicio que requiere que el cuerpo esté en movimiento. Esta actividad física ayuda a tu cuerpo a liberar endorfinas -sustancias químicas que te hacen sentir feliz- y reduce la presión arterial. Además de aliviar los síntomas de la ansiedad, el ejercicio regular también puede mejorar la calidad del sueño y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y depresión.

Para llevar: Si se experimenta dolor por tener demasiados gases, se debe consultar a un médico

Si experimenta dolor debido a un exceso de gases, consulte a un médico. Además, si tiene un problema grave, debe consultar a un médico.

Igualmente, si tienes un problema menor y quieres probar algunos remedios caseros para aliviar los gases, ¡consulta la lista anterior!

  • Beber agua. Beber agua ayuda a eliminar los gases que provocan las flatulencias a través de los intestinos. Cuanto más beba, más frecuentes serán sus visitas al baño y (con suerte) menos pedos.
  • Evitar los alimentos que provocan gases. Algunos alimentos, como las judías y el brócoli, son bien conocidos por causar gases. Es mejor no comerlos si quieres tener un día sin pedos. En su lugar, pruebe algunas de estas alternativas que no producen gases:
  • Coma alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales.
  • Pruebe a masticar chicle después de comer algo que le produzca gases

Conclusion

Si tienes gases e hinchazón crónicos, considera la posibilidad de acudir a un gastroenterólogo. Un médico puede analizar tus movimientos intestinales para averiguar cuál es la causa del problema y así poder ofrecerte opciones de tratamiento.

La lista de remedios caseros para las flatulencias no está completa, pero si sigues estos consejos, podrás deshacerte de los desagradables gases.

Esperamos que estos remedios caseros para expulsar los gases te hayan resultado útiles. Si tienes alguna otra forma de eliminar los gases, ¡compártela con nosotros en los comentarios de abajo!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 25 Remedios caseros para expulsar los gases puedes visitar la categoría Salud.

Go up

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo con ello. Puedes también dar clic en “Aceptar”, para consentir Más