>
Saltar al contenido
Home » 5 Tips para Recuperarte después de Extraer la Muela del Juicio

5 Tips para Recuperarte después de Extraer la Muela del Juicio

    Todo sobre la muela del juicio

    La muela del juicio debe su nombre al hecho de que, a diferencia de los demás dientes permanentes, no suele salir hasta la edad adulta. Por lo tanto, sólo surge cuando su propietario ya ha alcanzado un cierto grado de sabiduría debido a la edad avanzada, e incluso entonces no en todas las personas.

    Las muelas del juicio se consideran biológicamente un rudimento, porque para los humanos modernos este tercer molar ya no tiene ninguna función, prácticamente ha sobrevivido a la evolución. Y a menudo no hay suficiente espacio en la mandíbula para estos dientes adicionales, por lo que no pueden salir o no pueden salir completamente.

    En el peor de los casos, pueden incluso situarse de forma transversal en el seno maxilar y, por tanto, suponer un peligro para los dientes sanos vecinos cuando intentan abrirse paso.

    32 Dientes

    Sólo algunas personas pueden masticar 32 dientes sanos; en la mayoría de los casos, hay que extraer al menos una muela del juicio, pero a menudo todas.

    Aunque una muela del juicio tenga un camino despejado y espacio suficiente para erupcionar, esta erupción suele estar asociada a considerables molestias y dolores.

    Por ejemplo, puede desarrollarse una inflamación debajo de las encías y, especialmente a menudo en la mandíbula inferior, una especie de capucha de membrana mucosa sobre el “ocho” en crecimiento, en la que pueden acumularse restos de comida.

    Foto Pixabay

    Extraer la muela del juicio

    Los síntomas típicos son la hinchazón, las encías sensibles a la presión y el dolor y, en el peor de los casos, puede incluso desarrollarse un bloqueo bucal que impide al paciente abrir o cerrar la boca correctamente.

    Para evitar que esto ocurra en primer lugar, se debe realizar una radiografía de ambos maxilares en una fase temprana para determinar si las muelas del juicio están en su sitio, hasta dónde ha progresado su mineralización y si pueden erupcionar sin dañar los molares.

    Sin embargo, esto sólo ocurre en realidad en algunas personas; por regla general, la extracción quirúrgica de las muelas del juicio es necesaria y sensata.

    Muela del Juicio

    Extraer la muela del juicio es quizás muy aterrador y doloroso.

    Aunque la extracción de cualquier pieza dental, por muy simple que parezca, no deja de ser molesta, quizás esta muela en particular puede considerarse la peor.

    ¿Qué son las muelas del juicio?

    Contada desde el centro del diente, la muela del juicio es el octavo diente, siempre al final de una fila de dientes. Suele aparecer en la edad adulta, a veces incluso en la adolescencia.

    Por regla general, todo el mundo tiene cuatro de estos dientes. Son claramente visibles en una radiografía, pero en la cavidad oral sólo son visibles cuando atraviesan las encías.

    Por lo general, no es necesario extraer las muelas del juicio. Una radiografía general en el dentista proporciona información sobre su posición en la cavidad oral y, en caso de duda, ayuda a tomar una decisión a favor o en contra de conservar el diente.

    La decisión de no someterse a la intervención suele ser problemática, especialmente para los pacientes con ansiedad.
    El seguro médico obligatorio no cubre necesariamente la anestesia general ni el tratamiento con gas hilarante.

    ¿Cuándo tienen que salir las muelas del juicio?

    Las muelas del juicio a menudo tienen muy poco espacio en la dentición, se encuentran en un ángulo y, en consecuencia, no pueden crecer normalmente. Entonces, suelen quedar completamente encerrados en la mandíbula (retenidos) o sólo pueden salir parcialmente (parcialmente retenidos).

    Si presionan contra los dientes vecinos, también pueden dañarlos. Esta presión suele provocar dolor e inflamación. Si las molestias persisten, puede llegar a dañar la raíz del diente vecino.

    En el maxilar inferior, a menudo se forma una capucha mucosa sobre la muela del juicio en crecimiento. Los restos de comida pueden acumularse debajo de ella, lo que provoca hinchazón y posterior inflamación.

    Sin que se note, la inflamación puede persistir durante mucho tiempo antes de provocar un dolor mayor. Para detener el proceso, el dentista debe limpiar las bolsas de los dientes.

    Si es necesario, puede ser necesario abrir la capucha de la mucosa con una incisión o con electrocirugía. – Para evitar que se desarrolle un proceso inflamatorio en primer lugar, la muela del juicio debe extraerse a tiempo si surgen problemas.

    Esto también se aplica a las muelas del juicio gravemente cariadas. Al estar situados muy atrás en la boca, suelen ser difíciles de limpiar y las bacterias pueden entonces atacar el esmalte.

    ¿Qué médicos realizan una extirpación de la muela del juicio?

    La llamada osteotomía (extirpación quirúrgica) de la muela del juicio puede ser realizada por un dentista con experiencia quirúrgica, un cirujano bucal o un cirujano oral.

    Los pacientes deben sentirse libres de preguntar con qué frecuencia ha realizado el procedimiento su dentista. Si surgen complicaciones durante la operación de muelas del juicio, un médico con mucha experiencia podrá reaccionar más rápidamente y de forma más experimentada.

    ¿Cuándo es necesario operar las muelas del juicio?

    La sencillez o complejidad de la intervención para extraer las muelas del juicio depende de si ya han crecido correctamente o si todavía están ocultas en la mandíbula.

    Si el diente ya se ha roto un poco o por completo, el dentista suele poder extraerlo fácil y rápidamente. Esto se hace en cuanto la anestesia local hace efecto y el paciente ya no siente nada.

    Si la muela del juicio sigue oculta en la mandíbula o crece en ángulo, la operación debe realizarla un cirujano oral o maxilofacial. La operación es entonces algo más compleja, ya que antes de extraer el diente hay que eliminar la mucosa y el hueso. Por supuesto, esta operación algo más larga también se realiza con anestesia local.

    Sin embargo, la cirugía de las muelas del juicio también puede realizarse con anestesia general. Este es el caso de los procedimientos muy complejos o de los pacientes con ansiedad.

    El cirujano discutirá con el paciente de antemano qué anestesia es la adecuada.

    Si se van a extraer varias muelas del juicio, los pacientes deben considerar si se extraen las cuatro muelas a la vez o se dejan unas semanas de margen. Entonces, los dos dientes de un lado podrían ser extraídos en la primera operación y los dos dientes del otro lado en la siguiente.

    Qué procedimiento es el más adecuado -también en lo que respecta al dolor después de la operación- debe discutirse con el médico que lo atiende.

    Antes de la operación de la muela del juicio – ¿Cómo puedo prepararme?

    Una buena preparación es la mejor base para una rápida curación después de la operación de muelas del juicio. Aquí están los mejores consejos:
    Compresas frías: Abastécete de compresas frías grandes para poder enfriar tus mejillas hinchadas durante los dos primeros días.

    Planifique sus comidas: Coma mucho antes de la operación porque no podrá comer mucho durante el resto del día. Planifique su alimentación para la fase de curación después de la operación. Recuerda que sólo puedes comer alimentos que no tengas que masticar. Tampoco debe ser duro, ni picante, ni caliente. Los alimentos recomendados son: Puré de patatas, sopa de tomate, salsa de manzana, huevos revueltos y batidos.

    Cepillo de dientes adecuado: Después de extraer las muelas del juicio, se recomienda utilizar un cepillo de dientes pequeño que no provoque inflamación, sangrado postoperatorio o irritación de las encías. Un cepillo pequeño es la mejor manera de evitar las heridas.

    Analgésicos: Asegúrate de tener suficiente medicación antes de la operación de muelas del juicio. La mayoría de los pacientes necesitan analgésicos, antibióticos, spray para el resfriado y un enjuague bucal. Los preparados de árnica también pueden ser útiles para reducir rápidamente la hinchazón.

    Recogida: Como la hemorragia continuará durante algún tiempo después de la operación, deberá organizar un acompañante que le lleve a casa antes. También puede pedir un taxi.

    ¿Cuál es el procedimiento de la cirugía de las muelas del juicio?

    La mayoría de las operaciones de muelas del juicio se realizan con anestesia local, pero también es posible utilizar óxido nitroso o anestesia general.

    La cirugía mínimamente invasiva suele durar entre 20 y 60 minutos. Dependiendo de los deseos del paciente, las cuatro muelas del juicio pueden ser extraídas a la vez, o la extracción puede hacerse una al lado de la otra en intervalos de unas pocas semanas. Esto permite masticar casi sin restricciones en un lado mientras la herida se cura.

    Una vez administrada la anestesia local, se abre la encía que recubre la muela del juicio y se separa del hueso. Normalmente, el diente se extrae en una sola pieza.

    Si la muela del juicio está desplazada o tiene una forma inusual, se divide y se extrae por capas. Una vez terminada la extracción, se suturan las heridas. Los puntos se retiran al cabo de unos siete a diez días.

    ¿Qué debe comer y beber?

    No consumir bebidas calientes, café y alcohol. Asimismo, evite los alimentos duros, ya que las migas que quedan aumentan el riesgo de inflamación. Consume alimentos blandos y agua durante unos días.

    Cómo recuperarte después de Extraer la Muela del Juicio

    En mi caso decidí programar con anticipación mi extracción de muelas, antes de que me dieran mayores molestias. Aunque ya veía presencia de algunas caries en ellas, pero aún no me dolían.

    Según los comentarios de otra dentista, extraer las muelas del juicio de manera preventiva es mejor, porque la recuperación se vuelve más rápida.

    Estos tips te los paso de acuerdo a mi experiencia muy personal, son recomendaciones que me dio mi cirujano maxilofacial y trate de llevar al pie de la letra.

    Si ya no pudiste aplazarlo y te van a extraer la muela del juicio, aquí unos tips para que te sea más llevadero:

    1. Descansa después de Extraer la Muela del Juicio

    Todo proceso de recuperación del cuerpo merece descanso, esto es porque así permites a tu cerebro, tus células y tu organismo en general poner manos a la obra en trabajar por regenerar y aliviar lo que está mal.

    Es necesario que tomes en cuenta un reposo relativo las primeras 48 horas posteriores a la extracción.

    Con reposo relativo quiero decir no hacer esfuerzos físicos, como levantar cosas pesadas, correr, hacer ejercicio físico, incluso suspender los quehaceres domésticos será de ayuda.

    2. Toma tus medicamentos como lo indique tu receta

    Por regla general es común que tu cirujano te prescriba un analgésico, un antibiótico y un desinflamante.

    El tipo, dosis y marca de medicamentos lo evaluará tu cirujano en base a la complejidad de tu cirugía. Tu edad y tus condiciones de salud, por eso no debes auto-medicarte.

    El antibiótico te ayudará a prevenir una infección, por lo regular lo debes tomar 5 días.

    El desinflamante como su nombre lo indica ayuda a disminuir la inflamación, quizás debas tomarlo de 5 a 7 días y en ocasiones te lo pueden indicar que lo tomes antes de la cirugía.

    Un analgésico, este es más que necesario para ayudar a controlar el dolor. Sólo lo tomarás mientras tengas dolor y es muy recomendable tomarlo inmediatamente al salir de la cirugía, antes de que pase el efecto de la anestesia o lo pasaras muy mal.

    ” No te apures, todo después de un tiempo te deja de doler o te deja de importar “

    3. El hielo

    Ayuda a disminuir el dolor y la inflamación de la zona, además de entumecer, créeme, te brindará un gran bienestar.

    Un tip extra, cuando apliques hielo sobre la piel no lo hagas directo, ya que quema, utiliza una tela o una toalla delgada para forrar el hielo.

    Para evitar mojarte y ensuciarte mientras se derrite el hielo, colócalo primero en una bolsa y posteriormente utiliza alguna tela o toalla para forrarla.

    Puedes colocar un día antes una o varias bolsitas de agua amarradas como bolis o congelada en la nevera, para que estén listas cuando las necesites.

    A menos de que las molestias sean insoportables, llegada la noche interrumpe el hielo para tratar de descansar.

    4. Compresas de Calor

    Después de 24 horas tu aliado será el calor. Las compresas de calor en la zona exterior de la muela te ayudarán a disminuir el dolor.

    El calor después de una extracción de muelas del juicio ayuda a disminuir la inflamación. Es por eso que calma considerablemente las molestias.

    Tip adicional, en una bolsita de manta o alguna tela de algodón puedes poner una taza de arroz, amarrarla sin utilizar ningún tipo de metal.

    Mete la bolsita al horno de microondas de 1 a 2 minutos. Esto funciona como una compresa caliente, pero es más práctica y el calor se conserva por alrededor de 10 minutos.

    También las bolsas que venden en las farmacias a las que les puedes poner agua fría o caliente son de ayuda.

    5. Cuida tu alimentación

    Aún si te sientes bien es preferible que durante los primeros 5 días posteriores a la cirugía evites los alimentos grasoso e irritantes.

    Puede ser difícil resistirte a esos taquitos o esa pizza, pero es preferible una dieta suave para evitar complicaciones.

    El chile además de arderte hasta el alma en la herida, no te ayudara en el proceso de cicatrización, por eso es mejor evitarlo.

    Evita también alimentos con semillas como la chia, la guayaba, granada, kiwi. Es mejor que los evites, porque pueden atorarse en los orificios de la extracción y producir una fea infección.

    Como medida adicional no escupas las primeras 24 horas, para evitar que arrojes el coagulo que se ha formado.

    Escupir después de la cirugía es algo similar a cuando quitas una costra de una herida, la abres nuevamente e incrementas su tiempo de cicatrización.

    En caso de molestias de hinchazón y mucho dolor te puedo recomendar unas bolsas de gel de Frio ó Caliente, estas te ayudaran a desinflamar la cara después de la cirugía.

    Esto es debido a que la inflamación es una reacción natural del cuerpo cuando tus tejidos han sido lastimados.

    Esta técnica tiene efectividad durante las primeras 24 horas después de la cirugía. Si lo deseas, incluso puedes aplicarla antes de que aparezca la hinchazón.

    Deshacerse de un dolor de muelas en la noche

    Mantenga su cabeza elevada. Colocar tu cabeza más alto que tu cuerpo puede evitar que la sangre se precipite hacia tu cabeza. Si la sangre se acumula en su cabeza, podría intensificar el dolor de muelas y posiblemente mantenerlo despierto.

    Evite comer alimentos ácidos, fríos o duros justo antes de acostarse. Estos alimentos pueden agravar sus dientes y cualquier cavidad que ya se haya formado. Trate de evitar los alimentos que provocan dolor.

    Enjuague sus dientes con enjuague bucal. Use un enjuague bucal que contenga alcohol para desinfectar y adormecer sus dientes.

    Use una bolsa de hielo antes de acostarse. Envuelve una bolsa de hielo en un paño y descansa sobre el lado doloroso de tu cara. Esto puede ayudar a aliviar el dolor para que pueda descansar.

    Remedios naturales para el dolor de muelas.

    Los curanderos naturales han utilizado métodos terapéuticos para tratar enfermedades orales que incluyen dolores de muelas durante la noche. Según un estudios  recientes , algunos remedios naturales que se han utilizado incluyen:

    1. Clavo
    2. Cojas de guayaba
    3. Corteza de mango
    4. Semilla de pera y corteza
    5. Hojas de camote
    6. También las hojas de girasol
    7. Hojas de tabaco
    8. Ajo

    Hable con su médico y dentista antes de usar remedios naturales. Tenga cuidado con las alergias o reacciones a las plantas o aceites utilizados.

    ¿Cuáles son las causas del dolor de muelas?

    Los dolores de muelas pueden ser causados ​​por algo que le pasa a sus dientes o encías . También pueden ser causados ​​por dolor en otras partes de su cuerpo. Las causas comunes del dolor de muelas incluyen:

    Lesión en la boca o mandíbula. Estos pueden ocurrir a partir de un traumatismo contundente en el área facial

    Infección sinusal. El drenaje de las infecciones sinusales puede causar dolor en los dientes.
    La caries dental. Cuando las bacterias causan caries en los dientes, los nervios de los dientes pueden estar expuestos y causar dolor.
    Perder un relleno. Si pierde un relleno , el nervio dentro del diente puede estar expuesto.
    Diente absceso o infectado. Algunas veces llamado absceso dental , esta condición se describe como una bolsa de pus en el diente.
    Alimentos u otros residuos incrustados en sus dientes. La materia orgánica e inorgánica incrustada en sus dientes puede causar presión entre los dientes.
    Dentición o muelas del juicio. Si tiene muelas del juicio entrando, además de atravesar las encías, pueden estar presionando contra otros dientes.
    Trastornos de la articulación temporomandibular. La ATM se clasifica como dolor en la articulación de la mandíbula, pero también puede afectar sus dientes.
    Enfermedad de las encías. Las enfermedades de las encías, como la gingivitis o la enfermedad periodontal, pueden causar dolor de muelas o dolor.
    Molienda. Puede rechinar o apretar los dientes por la noche, lo que puede causar dolor adicional.

    El Dentista

    Dependiendo de la causa del dolor de muelas, su dentista determinará el tratamiento que mejor se adapte a su afección. Si tiene caries, pueden limpiarse y llenar una cavidad en su diente.

    Igualmente si su diente se ha roto o agrietado , su dentista puede repararlo o sugerir que se lo reemplace con un diente falso.

    Si su dolor de muelas se debe a una infección sinusal, los síntomas generalmente desaparecerán una vez que desaparezca la infección sinusal, a veces con la ayuda de antibióticos.

    Asegúrese de consultar a su dentista si su dolor de muelas dura más de dos días o le causa un malestar severo.

    Te dejo dos propuestas de bolsas de Gel.

    Los dos productos lo puedes poner en el congelador o 1 minuto y 40 segundos en el horno de microondas.

    Igualmente te dejo un vídeo con algunas recomendaciones.

    ¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones de la cirugía de las muelas del juicio?

    La extracción de las muelas del juicio se considera un procedimiento rutinario sin ningún problema. No obstante, todo paciente debe ser informado de las posibles consecuencias poco frecuentes.

    Infecciones: Como después de cualquier otra operación, también existe el riesgo de infección de la herida tras la extracción de las muelas del juicio.

    Esto puede tratarse rápidamente con un tratamiento local (irrigación de la herida, drenaje) y el uso de antibióticos.
    Maxilar: En caso de alta germinación o de raíces largas, se puede abrir el seno maxilar. A continuación, se realiza un cierre de sutura ajustado. La curación de las heridas no suele ser problemática.

    Dientes vecinos: Si las raíces de los dientes vecinos están en contacto directo con la muela del juicio, pueden resultar dañadas.

    Alteraciones sensoriales: Los nervios sensoriales de la lengua y el labio inferior están anatómicamente cerca de las raíces de las muelas del juicio inferiores. En raras ocasiones, puede producirse una pérdida o alteración temporal de la sensibilidad en la lengua o el labio inferior después de la cirugía. Sin embargo, las alteraciones permanentes de los nervios sensoriales son extremadamente raras.

    Fractura de mandíbula: En raros casos, un maxilar inferior debilitado (osteoporosis, atrofia, extirpación extensa de hueso) puede provocar una fractura de mandíbula. Para evitarlo, debe evitar el deporte y los alimentos duros durante las primeras semanas después de la operación.

    Restos de raíz: Si la muela del juicio tiene raíces largas, las puntas de las raíces pueden romperse durante la extracción. Por lo general, se eliminan los restos de la raíz. Si esto conlleva riesgos debido a la situación anatómica (por ejemplo, la proximidad del nervio), los restos de la raíz también pueden dejarse allí. Esto no influye en la curación de la herida.

    ¿Qué hay que tener en cuenta en caso de hemorragia tras una operación de muelas del juicio?

    Sangrado postoperatorio de las muelas del juicio: El sangrado después de la cirugía de las muelas del juicio no es infrecuente. A menudo, un ligero sangrado tras la extracción de una muela del juicio sólo puede reconocerse por una tenue decoloración rojiza de la saliva. Si la hemorragia de la operación de muelas del juicio es más grave, normalmente puede detenerse con medios sencillos.

    Se presiona un vendaje de gasa o un pañuelo de tela limpio sobre la herida quirúrgica mordiéndola. Si la hemorragia es profusa, continúe durante una hora completa sin interrupción.

    Después, se debe enfriar la mejilla del lado operado y elevar la cabeza. Si la hemorragia no puede detenerse de esta manera, hay que ponerse en contacto con el dentista responsable.

    ¿Extraer las cuatro muelas del juicio a la vez?

    A menudo se aconseja a los pacientes que se extraigan los cuatro dientes a la vez. Sin embargo, esto también significa: cuatro heridas en la boca, dolor al masticar en ambos lados y una mayor restricción en la ingesta de alimentos durante el proceso de curación.

    Sin embargo, las molestias pueden minimizarse utilizando analgésicos adecuados y puntos de sutura quirúrgicos autodisolubles.
    Si los cuatro dientes se extraen en dos fases, los pacientes siguen teniendo un lado con el que pueden masticar sin restricciones.

    A continuación, se extraen las muelas del juicio izquierdas o derechas de los cuadrantes superior e inferior. Y sólo unas semanas después los otros dos. La desventaja es que el tiempo de curación de la herida se prolonga en consecuencia por dos operaciones.

    Te puede Interesar: