Ácidos grasos : Propiedades y Beneficios

Al igual que la estructura de los carbohidratos, la estructura de los ácidos grasos también está compuesta por diferentes representantes. Hay que distinguir entre los ácidos grasos de cadena corta, media y larga.

El nivel de saturación también caracteriza a los ácidos grasos: saturados, monoinsaturados y poliinsaturados.

Ácidos grasos
Foto congerdesign en Pixabay

Ácidos grasos de cadena corta y media

Ácidos grasos de cadena corta 

Estos son los ácidos grasos más solubles en agua que se encuentran principalmente en la leche. Los ácidos grasos de cadena corta también pueden estar formados por bacterias intestinales compuestas de fibra.

Los ácidos grasos pasan directamente al torrente sanguíneo y están disponibles inmediatamente como fuente de calorías y energía para su procesamiento directo.

Ácidos grasos de cadena media 

La leche, los productos lácteos y el aceite de coco proporcionan ácidos grasos de cadena media de alta calidad. Son digeridos por nuestros cuerpos muy rápidamente y pasan directamente al torrente sanguíneo.

El proceso de «quemado» tiene lugar casi tan rápido como el de los carbohidratos.

Los estudios indican que los ácidos grasos de cadena media pueden reducir el apetito.

Cocina fría o caliente, ella mostrará sus talentos…

Para platos fríos o calientes, este exótico aceite sabe cómo sombrear el aceite de oliva. Los triglicéridos de cadena media entregan energía inmediata para evitar momentos de pereza.

Los ácidos grasos saturados juegan un papel importante en nuestra dieta diaria, ya que están presentes en muchas carnes frías, productos lácteos, queso y mantequilla.

A menudo tienen una mala imagen y se asocian directamente con los ataques cardíacos, la diabetes, los accidentes cerebrovasculares e incluso el cáncer.

En estos casos no se tienen en cuenta factores como el aumento de la actividad física y una dieta equilibrada, lo que hace imposible aplicar esta norma a todos los individuos.

Muchos estudios han demostrado que los ácidos graso saturados contribuyen significativamente al factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1).

No todas las grasas son creadas igual.

En general, se debe prestar atención a la naturaleza de los ácidos grasos que se consumen diariamente. 

El Factor de Crecimiento de la Insulina (IGF-1) es un mediador que es liberado por el hígado después de la secreción de la hormona de crecimiento directamente en el torrente sanguíneo dentro de 28 horas.

Es posible aumentar el IGF-1 a través de un entrenamiento intensivo de fuerza.

Además, si los ácidos grasos saturados se reducen significativamente en la dieta diaria, los niveles de testosterona masculina pueden reducirse hasta un 20%.

La testosterona es, junto con la insulina, la hormona más anabólica (de construcción muscular).

Ácidos grasos monoinsaturados 

Los ácidos grasos monoinsaturados son omnipresentes, especialmente en la cocina mediterránea con un alto consumo de aceite de oliva.

Además, los aguacates y las nueces son excelentes fuentes de ácidos graso monoinsaturados. 

Pero estos ácidos de alta calidad también se encuentran en los productos animales, especialmente si los animales han sido criados en pastos.

El resultado es una grasa animal de excelente calidad con un alto contenido de ácidos graso monoinsaturados.

Desde el punto de vista médico, se sabe que los ácidos grasos monoinsaturados actúan contra la hipertensión y la arteriosclerosis.

Protegen nuestros vasos sanguíneos y contribuyen de manera importante al buen funcionamiento del sistema cardiovascular. 

Ácidos grasos poliinsaturados (Omega 3, Omega 6)

Ampliamente publicitados en los medios de comunicación, los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 están omnipresentes en nuestra vida diaria.

Se considera que tienen un efecto beneficioso sobre la circulación sanguínea y la coagulación, para estabilizar la presión sanguínea y mejorar los niveles de lípidos en la sangre.

Los ácidos grasos poliinsaturados asumen tareas cruciales en nuestros cuerpos. 

Estos son nutrientes esenciales que no pueden ser fabricados por nuestros cuerpos y deben ser absorbidos a través de los alimentos.

Incluyen el ácido linoleico (Omega 6) y el ácido alfa-linoleico (Omega 3).

El aceite de linaza, el aceite de colza, el aceite de nuez, así como las nueces de macadamia y los cacahuetes son excelentes fuentes de estos ácidos graso.

En este artículo, aprenderás mucho más sobre los omega-3: te mostramos en qué alimentos se pueden encontrar y cuáles son sus beneficios. 

¿No puede cumplir con su consumo nutricional recomendado de omega 3 a través de su dieta?

Entonces prueba cápsulas veganas de omega 3.

Ideales para la vida diaria y el deporte, ayudan a mantener una buena función cardiovascular y proporcionan una alta dosis diaria de ácidos grasos omega 3 EPA y DHA.

Los ácidos graso trans suelen identificarse en los alimentos como «grasa hidrogenada» o «grasa parcialmente hidrogenada». Debido a su estructura especial, estos ácidos grasos son difíciles de procesar por el cuerpo.

Como resultado de este pobre procesamiento, los ácidos graso trans pueden aumentar la concentración de colesterol LDL (Low Density Lipoprotein) «malo».

Al mismo tiempo, el nivel de colesterol protector HDL (lipoproteína de alta densidad) cae.

Además, los niveles de lípidos en la sangre reaccionan negativamente a la ingesta de ácidos graso trans.

En vista de estos valores negativos, la profesión médica puede ahora afirmar claramente que los ácidos grasos trans son perjudiciales para la salud. Aumentan significativamente el riesgo de enfermedades cardíacas y arteriosclerosis.

Los alimentos típicos con un alto contenido de ácidos grasos trans son, por ejemplo, el helado, las pizzas congeladas, la lasaña preparada, el chocolate y las sopas listas para usar.

6 consejos prácticos para entender los ácidos grasos

  1. Favorecer los métodos de preparación bajos en grasas con aceites comestibles adecuados (aceite de coco, aceite de oliva, etc.).
  2. Evite los artículos etiquetados como «contiene grasas vegetales hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas».
  3. El consumo regular de aceite de colza, aceite de lino o aceite de oliva tiene un efecto beneficioso sobre el metabolismo.
  1. Para las grasas para untar, se recomienda la margarina dietética, ya que generalmente no contiene ácidos graso trans.
  2. Manténgase lo más lejos posible de la comida rápida y de las grasas para untar.
  3. El entrenamiento de resistencia regular tiene un efecto positivo en los niveles de lípidos en la sangre.
  1. Favorecer los métodos de preparación bajos en grasas con aceites comestibles adecuados (aceite de coco, aceite de oliva, etc.).
  2. Evite los artículos etiquetados como «contiene grasas vegetales hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas».
  3. El consumo regular de aceite de colza, aceite de lino o aceite de oliva tiene un efecto beneficioso sobre el metabolismo.
  1. Para las grasas para untar, se recomienda la margarina dietética, ya que generalmente no contiene ácidos graso trans.
  2. Manténgase lo más lejos posible de la comida rápida y de las grasas para untar.
  3. El entrenamiento de resistencia regular tiene un efecto positivo en los niveles de lípidos en la sangre.

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales de salud sobre este tema en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en suplementos de salud.

Además, puedes encontrar apps de salud gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Amnesia : síntomas, causas y tratamiento

Magnetoterapia : Propiedades y Beneficios

Alcachofa – Origen, Beneficios, Virtudes

Sésamo : apreciado por su aceite y sus semillas