Ayatolá Jomeini el ayatolá de Irán que se enfrentó a EEUU

Biografía del Ayatolá Jomeini

El ayatolá Jomeini fue el fundador y líder supremo de la República Islámica de Irán. El único líder en el mundo musulmán que combinó la autoridad política y religiosa como jefe de estado, asumió el cargo en 1979.

El ayatolá Musavi Jomeini nació el 24 de septiembre de 1902, según la mayoría de las fuentes. El título Ayatollah (el Signo de Dios) reflejaba su erudita posición religiosa en la tradición islámica chiíta.Ayatolá Jomeini

Su nombre de pila, Ruhollah (el Espíritu de Dios), es un nombre común a pesar de su significado religioso, y su apellido se toma de su lugar de nacimiento, la ciudad de Jomein, que está a unas 200 millas al sur de Teherán, la capital de Irán.

Su padre, Mustapha Musavi, era el principal clérigo (los que tenían autoridad religiosa) de la ciudad y fue asesinado sólo cinco meses después del nacimiento de Ruhollah. El niño fue criado por su madre (Hajar) y su tía (Sahebeh), que murieron cuando Ruhollah tenía unos quince años.

La vida del ayatolá Jomeini después de la infancia pasó por tres fases diferentes. La primera fase, de 1908 a 1962, estuvo marcada principalmente por la formación, la enseñanza y la escritura en el campo de los estudios islámicos.

A la edad de seis años comenzó a estudiar el Corán, el libro sagrado del Islam, y también el persa elemental, una antigua lengua de Irán.

Más tarde, completó sus estudios en derecho islámico, ética y filosofía espiritual bajo la supervisión del ayatolá Abdul Karim Haeri-ye Yazdi, en Qom, donde también se casó y tuvo dos hijos y tres hijas.

Aunque durante esta fase académica de su vida Jomeini no era políticamente activo, la naturaleza de sus estudios, enseñanzas y escritos reveló que creía firmemente en el activismo político de los clérigos (líderes religiosos).

Preparación para el liderazgo político

La segunda fase de la vida de Jomeini, de 1962 a 1979, estuvo marcada por un activismo político muy influenciado por su estricta interpretación religiosa del islam chiíta.

Prácticamente lanzó su lucha contra el régimen del sha (el gobierno del rey) en 1962, lo que llevó a la erupción de una rebelión religiosa y política el 5 de junio de 1963. Esta fecha (decimoquinta de Khurdad en el calendario solar iraní) es considerada por los revolucionarios como el punto de inflexión en la historia del movimiento islámico en Irán.

El sangriento aplastamiento del levantamiento por parte del sha fue seguido por el exilio (remoción forzada) de Jomeini en 1964, primero a Irak y luego a Francia.

Las ideas religiosas y políticas de Jomeini se volvieron más extremas y su entrada en la oposición política activa reflejó una combinación de acontecimientos en su vida. En primer lugar, la muerte de los dos líderes religiosos iraníes dejó el liderazgo abierto a Jomeini.

En segundo lugar, aunque desde el ascenso de Reza Shah Pahlavi (1878-1944) al poder en la década de 1920, la clase clerical había estado a la defensiva debido a sus movimientos de alejamiento de ciertas políticas religiosas.

Y en tercer lugar, la concesión por parte del sha de privilegios diplomáticos al personal militar estadounidense en 1964 se consideró un insulto al sentido iraní de independencia nacional.

Fundación de la República Islámica de Irán

La tercera fase de la vida de Jomeini comenzó con su regreso a Irán desde el exilio el 1 de febrero de 1979, después de que Muhammad Reza Shah se viera obligado a renunciar dos semanas antes.

El 11 de febrero, las fuerzas revolucionarias leales a Jomeini tomaron el poder en Irán y Jomeini se convirtió en el fundador y líder supremo de la República Islámica de Irán.

Desde la perspectiva de Jomeini y sus seguidores, la Revolución Iraní pasó por varias fases “revolucionarias”.

La primera fase comenzó con el nombramiento de Jomeini de Mehdi Bazargan como jefe del “gobierno provisional” el 5 de febrero de 1979, y terminó con su caída el 6 de noviembre, dos días después de la captura de la embajada de Estados Unidos (la sede de Estados Unidos en Irán).

La segunda revolución se caracterizó por la eliminación de fuerzas principalmente nacionalistas, o fuerzas dedicadas a los intereses de una cultura.

Ya el 20 de agosto de 1979, se ordenó el cierre de veintidós periódicos que se oponían a las opiniones de Jomeini. En términos de política exterior, los hitos de la segunda revolución fueron la destrucción de las relaciones entre Estados Unidos e Irán y la admisión del sha en Estados Unidos el 22 de octubre de 1979.

Dos semanas después, Jomeini instruyó a los estudiantes iraníes a “ampliar con todas sus fuerzas sus ataques contra Estados Unidos” para forzar la extradición (entrega legal) del sha. La toma de la embajada estadounidense el 4 de noviembre condujo a 444 días de angustiosa disputa entre Estados Unidos e Irán hasta la liberación de los rehenes el 21 de enero de 1981.

La llamada tercera revolución comenzó con la destitución del presidente Abul Hassan Bani-Sadr por parte de Jomeini el 22 de junio de 1981. El destino de Bani-Sadr fue el resultado de la determinación de Jomeini de eliminar del poder a cualquier individuo o grupo que pudiera obstaculizar el ideal de la República Islámica de Irán.

Este gobierno, sin embargo, aún no había sido moldeado completamente de acuerdo a su interpretación del Islam.

En términos de política exterior, las principales características de la tercera revolución fueron la continuación de la guerra entre Irak e Irán, la ampliación de los esfuerzos para exportar la “revolución islámica” y el aumento de las relaciones con la Unión Soviética, una nación que una vez fue poderosa y que estaba formada por Rusia y otras naciones más pequeñas.

La revolución comenzó a pasar por una cuarta fase a finales de 1982. En el ámbito nacional, la clase clerical había combinado su control, impedido la distribución de la tierra y promovido el papel de los ciudadanos particulares.

En el plano internacional, el Irán buscó la manera de poner fin a su condición de marginado y trató de distanciarse de los grupos terroristas.

Amplió las relaciones comerciales con Europa Occidental, China, Japón y Turquía y redujo la interacción con la Unión Soviética. Irán también afirmó que la puerta estaba abierta para restablecer las relaciones con los Estados Unidos.

Después de la revolución

En noviembre de 1986 el presidente Ronald Reagan (1911-) admitió que Estados Unidos había suministrado secretamente algunas armas a Irán para su guerra contra Irak.

Esta controversia llevó a una larga investigación gubernamental para ver si las leyes federales habían sido violadas en lo que se conocería como el caso Irán-Contra.

En 1988, Jomeini e Irán aceptaron un alto el fuego con Irak después de haber sido presionados por las Naciones Unidas, una organización multinacional de mantenimiento de la paz.

El 14 de febrero de 1989, Jomeini condenó al escritor Salman Rushdie (1947-) a muerte, sin juicio, en un fallo judicial llamado fatwa. Jomeini consideró que la novela de Rushdie “Los versos satánicos” era blasfema, o insultante para Dios, por su retrato poco halagador del Islam.

Antes de su muerte por cáncer en Irán el 3 de junio de 1989, Jomeini designó al presidente Ali Khamenei para sucederlo. Jomeini sigue siendo una figura popular para los iraníes.

Cada año, en el aniversario de su muerte, cientos de miles de personas asisten a una ceremonia en su santuario del cementerio de Behesht-e-Zahra.

Te Puede Interesar:

Douglas MacArthur Biografía | Vida y Carrera

Nathaniel Hawthorne Biografía | Vida y Carrera

Jackie Chan Biografía | Vida y Carrera

Benigno Aquino Biografía | Vida y Carrera

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 2 Promedio: 5]