Beneficios del ácido fólico

La vitamina B9 o el ácido fólico

La vitamina B9 o ácido fólico (también llamado folato) es esencial para la renovación celular y el desarrollo fetal durante el embarazo.

Descubra el papel de esta vitamina, su consumo nutricional recomendado, los riesgos de deficiencia o sobredosis y sus aplicaciones médicas.

Beneficios del ácido fólico
Foto pixabay

Historia de la vitamina B9

En los años 30, la investigadora Lucy Willis observó que la anemia del embarazo podía ser tratada con un extracto de levadura

A finales de esa década se identificó al folato como la sustancia responsable de este efecto, y en 1941 se extrajo de las hojas de espinaca, de ahí su nombre, que proviene del latín folium (hoja).

El ácido fólico se sintetizó en 1945 y se reconoció como un tratamiento eficaz para la anemia megaloblástica.

En el Canadá y los Estados Unidos, desde 1998, como parte de una estrategia de salud pública, la harina blanca, la harina de maíz y la pasta se han enriquecido sistemáticamente con ácido fólico

Esta práctica tiene por objeto mejorar la ingesta de folato en la dieta de las mujeres embarazadas para reducir la tasa de defectos del tubo neural en los recién nacidos.

Descripción de la vitamina B9

La vitamina B9 o ácido fólico es una de las vitaminas solubles en agua. También se conoce como «folato», un término que nos recuerda que la vitamina B9 es abundante en las verduras de hoja verde (espinacas, ensaladas, etc.). 

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico también se conoce como vitamina B9 o folato. Es una de las vitaminas solubles en agua junto con la vitamina C. Como la mayoría de las vitaminas, el ácido fólico no puede ser producido directamente por el cuerpo, sino que debe ser proporcionado por los alimentos. 

Una vez en el cuerpo, el ácido fólico cumple muchas funciones importantes: contribuye al funcionamiento del sistema nervioso, del sistema inmunológico, a la fabricación de glóbulos rojos, etc.

Entre otros papeles, también está involucrada en la división celular. Excluyendo el embarazo, la ingesta recomendada de ácido fólico para adultos es de unos 300 µg/d. Durante el embarazo, aumentan a 400 µg/d.

¿Dónde se puede encontrar la vitamina B9 en los alimentos?

Los alimentos más ricos en vitamina B9 son los hígados de animales, los frutos secos (avellana, nuez, almendra…), las verduras verdes (espinacas, lechuga, acedera…), algunos quesos, las castañas, el melón y los huevos. Otras frutas y verduras aportan una proporción menor. 

Muchos cereales para el desayuno están fortificados con vitaminas del grupo B, incluyendo la B9. La levadura de cerveza puede complementar la ingesta. 

Los beneficios del ácido fólico antes y durante el embarazo

Tan pronto como consideres quedar embarazada, es muy importante que tomes suficiente ácido fólico. ¿Por qué es importante? Porque la vitamina B9 juega un papel clave en el desarrollo del embrión, particularmente en el desarrollo del sistema nervioso, que comienza a formarse ya en la cuarta semana de embarazo. 

En la práctica, el Colegio Nacional de Ginecólogos y Obstetras aconseja a las personas que cuiden su ingesta de vitamina B9 al menos 3 meses antes de la concepción. Hable con su médico: puede recetarle suplementos de ácido fólico si es necesario. 

El objetivo es prevenir la carencia de vitamina B9, que es potencialmente perjudicial para la salud del feto: aumenta el riesgo de parto prematuro, puede provocar un retraso en el crecimiento o, en los casos más graves, puede causar graves deformaciones del sistema nervioso como la espina bífida. 

Se supone que el ácido fólico también tiene un efecto beneficioso sobre la fertilidad femenina y masculina, pero esto aún no se ha demostrado claramente: por lo tanto, se recomienda su uso antes y durante el embarazo principalmente por sus efectos conocidos sobre el desarrollo del feto.

Deficiencia de vitamina B9

La deficiencia de vitamina B9 provoca diarrea, pérdida de apetito y pérdida de peso. 

También puede producirse inflamación de la lengua (glositis), dolores de cabeza, palpitaciones cardíacas, irritabilidad y cambios de humor. 

Una deficiencia grave puede causar anemia megaloblástica, cambios en las membranas mucosas del cuello uterino, los intestinos, el estómago y la vagina (las células se vuelven malignas) y retraso del crecimiento.

Las personas que se encuentran en las siguientes situaciones pueden tener necesidades de ácido fólico más elevadas:

  • el embarazo y la lactancia;
  • el alcoholismo;
  • La diarrea continúa;
  • fiebre prolongada;
  • anemia;
  • enfermedades intestinales;
  • enfermedad del hígado;
  • trastorno de la función renal (hemodiálisis);
  • estrés continuo;
  • Cirugía de estómago.

Beneficios y virtudes

  • La vitamina B9 contribuye a la síntesis y el metabolismo de los aminoácidos, así como a la producción de ADN que contiene la composición genética. Es esencial para renovar rápidamente las células como las células de la sangre (rojas y blancas), las células intestinales, las células de la piel, etc.
  • Asociada con la vitamina B12, participa en la prevención cardiovascular al disminuir el nivel de homocisteína en la sangre.
  • Promueve la renovación de las células de la caspa (piel, cabello, uñas…) y estimula el folículo piloso. Por lo tanto, fortalece las uñas y limita la pérdida de cabello.
  • Durante el embarazo, se recomienda un suplemento de 400 μg de vitamina B9 por día durante el primer trimestre de embarazo para limitar el riesgo de espina bífida.

Se puede proponer la suplementación con vitamina B9 para prevenir el declive cognitivo, la enfermedad de Alzheimer, ralentizar la enfermedad de Parkinson o combatir ciertos cánceres, aunque ningún estudio ha confirmado aún claramente estas acciones del folato.

Sin embargo, algunas pruebas epidemiológicas han establecido una correlación entre la deficiencia de vitamina B9 y un mayor riesgo de trastornos depresivos.

Bajos niveles de ácido fólico

En un estudio inicial realizado en 1997 se observó que «los bajos niveles de folato están asociados con una respuesta más pobre al tratamiento antidepresivo». 

Los niveles de folato podrían considerarse en la evaluación de los pacientes deprimidos que no responden al tratamiento antidepresivo. »

Un segundo estudio realizado en el Reino Unido en 20042 confirmó que «el folato podría desempeñar una función potencial como complemento de otros tratamientos para la depresión». »

Con respecto al folato y el embarazo: Un importante estudio prospectivo realizado en 2011 concluyó que «el uso materno de suplementos de ácido fólico en la etapa inicial del embarazo se asoció con un menor riesgo de un retraso significativo en el lenguaje en los niños de 3 años de edad».

Carencia de ácido fólico

La deficiencia de vitamina B9 existe en caso de ingesta insuficiente de alimentos o en caso de mala asimilación a raíz de una patología digestiva (diarrea frecuente…) o de una cirugía intestinal. 

Es común entre los ancianos, los alcohólicos y los fumadores empedernidos.

La deficiencia de B9 da lugar a una anemia macrocítica (glóbulos blancos de gran tamaño) que se manifiesta en anemia, trastornos digestivos o a veces neurológicos y daños en las membranas mucosas (a menudo las encías).

Una deficiencia en la mujer embarazada tiene consecuencias muy graves para el feto: retraso en el crecimiento del bebé, parto prematuro y espina bífida. 

Desde agosto de 2000, las autoridades sanitarias recomiendan la administración de suplementos de ácido fólico durante cuatro semanas antes de la concepción y hasta ocho semanas después del comienzo del embarazo.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Las personas que han sufrido un infarto de miocardio o que tienen un alto riesgo cardiovascular deben evitar tomar altas dosis de vitaminas B6, B9 y B12 durante largos períodos de tiempo, ya que esto puede aumentar la probabilidad de una recaída de los eventos cardiovasculares.

Se cree que algunos tratamientos con drogas interfieren con la asimilación y eficacia adecuadas de la vitamina B9, de ahí la importancia del seguimiento médico en caso de suplementación prolongada.

Estos incluyen ciertos antibióticos, antiácidos, algunas píldoras anticonceptivas, AINEs (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos), algunos medicamentos para reducir el colesterol y anticonvulsivos.

Igualmente puede conseguir más información en algunos libros de salud en las tiendas en línea de  amazonebayalibaba o mercadolibre .

Ademas puedes bajar algunas apps de las temáticas de salud en Google Play o en App Store , estos te pueden ayudar a tener una dieta más equilibrada en tu salud.

Además, algunos suplementos de vitaminas las puedes conseguir a muy buenos descuentos en días de ofertas en las tiendas en línea de Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour aliexpress, alibaba .

Te Puede interesar:

Beneficios del Calcio con Magnesio y Vitamina D

Cómo Curar la Tos Seca con Flemas en Niños y Adultos – Trucos Abuela

Cómo Curar la Tos Seca con Flemas en Niños y Adultos – Trucos Abuela

Beneficios del agua de coco

Los grandes beneficios del zinc