Cáncer de huesos: nombres, causas, síntomas

Cáncer de hueso

Hay dos tipos de cánceres de hueso: el cáncer de hueso primario y las metástasis óseas.

Cáncer de hueso
Foto Anna Shvets en Pexels

Entre los cánceres de hueso: el tumor de Ewing, el condrosarcoma, el linfoma de hueso, el plasmocitoma y el osteosarcoma. Descubierto con la oncóloga Audrey Monneur. 

Definición

El llamado cáncer de huesos «primitivo» es un cáncer bastante grave, uno de los más comunes en niños y adolescentes, pero más raro en adultos.

Dependiendo de nuestra edad, tenemos más probabilidades de tener un tipo de cáncer: por ejemplo, el tumor de Ewing se presenta con mayor frecuencia en los niños, y el condrosarcoma, el linfoma óseo primario y el plasmacitoma, que son muy raros, se presentan con mayor frecuencia en los adultos.

El osteosarcoma, que representa el 10% de los sarcomas (pero menos del 0,5% de todos los cánceres), puede afectar a adultos y niños por igual.

– Metástasis en los huesos

Sin embargo, cuando hablamos de cáncer de huesos, generalmente nos referimos a las metástasis óseas, que representan el 80% de los cánceres de huesos.

«Se trata de una migración de metástasis de un cáncer primario (principalmente de mama, pulmón, riñón, tiroides y próstata) que han pasado a anidar en los huesos», explica la Dra. Audrey Monneur, oncóloga médica del Instituto Paoli Calmettes de Marsella.

Así pues, las metástasis pueden afectar a todos los huesos, incluso a los del cráneo, pero las localizaciones en las extremidades de las extremidades son poco frecuentes.

Edad

«En el caso del osteosarcoma, hay dos picos de frecuencia: uno alrededor de los 20 años y otro alrededor de los 60», explica el oncólogo.

Los tumores óseos primarios se encuentran entre los cánceres más comunes en los niños. Por último, el condrosarcoma afecta a las personas mayores de 40 años.

Síntomas del cáncer de huesos

«El cáncer de huesos primario causa principalmente dolor de huesos, pero también puede causar fracturas patológicas en los huesos dañados por el tumor y a veces una hinchazón dolorosa», dice el especialista.

Durante las metástasis óseas, los síntomas son también dolor y a veces fracturas patológicas, «pero también hipercalcemia (es decir, un aumento de los niveles de calcio) o compresión metastásica de la médula espinal en una arteria, lo que puede comprimir la médula espinal y provocar la parálisis de los miembros inferiores», explica.

El dolor de huesos se detecta primero durante un chequeo después del descubrimiento de un cáncer primario.

Causas

En la mayoría de los casos, se desconoce el origen del cáncer de huesos.

Algunos factores pueden aumentar el riesgo: «Algunas personas pueden estar expuestas a la radiación durante el tratamiento de radiación, por ejemplo», dice el especialista.

La presencia de una enfermedad ósea subyacente, como la enfermedad de Paget, o de factores genéticos, como el síndrome de Li-Fraumeni (falta de un gen para combatir el desarrollo del cáncer) también podrían desempeñar un papel.

Diagnóstico

«Para empezar, cuando hay dolor de huesos, tomamos una radiografía para detectar el problema.

Entonces, algunas anormalidades en los rayos X requieren una resonancia magnética y una tomografía computarizada. Luego, cuando hay lesiones óseas, hay que diferenciar si se trata de una metástasis o de un tumor primario», explica el oncólogo.

Si se trata de metástasis, los especialistas tienen que averiguar de dónde vino el tumor primario original, a través de una tomografía computarizada.

«También hacemos escáneres óseos para ver si otros huesos están afectados», añade Audrey Monneur.

Si se trata de un tumor óseo primario (en menos del 20% de los casos), «hacemos una resonancia magnética de la zona y una tomografía computarizada como parte de la evaluación de la extensión, para ver si no hay otros tumores en otros lugares».

A veces también se requiere una tomografía computarizada o biopsias (muestras de tejido) de la médula, dependiendo del caso. En el caso de los sarcomas, la operación es delicada y hay reglas bastante estrictas.

«Puedes vivir de 10 a 12 años con metástasis en los huesos dependiendo del cáncer.»

Tratamientos para el Cáncer de hueso

En el caso de los tumores primarios, «se utiliza primero la quimioterapia neoadyuvante. Se utiliza para reducir el volumen del tumor y prevenir el riesgo de metástasis, explica el oncólogo.

Luego se opera el tumor para extirparlo y se comprueba la tasa de respuesta a la quimioterapia, es decir, el número de células viables y no viables», explica.

En base a este ritmo, los profesionales decidirán si realizar más o menos quimioterapia postoperatoria. También se puede aplicar la radioterapia, dependiendo del tipo de sarcoma.

Se utiliza generalmente para el sarcoma de Ewing.

En el caso de las metástasis, «cada tratamiento depende del cáncer primario. Si hay dolor de huesos, se puede aplicar la radioterapia». Además del tratamiento inicial, a menudo hay radioterapia, combinada con quimioterapia o terapia hormonal.

La radiología intervencionista también puede ser eficaz según el caso, así como la radiofrecuencia o la cementoplastia: «Consiste en inyectar cemento en las vértebras rotas por el tumor, para combatir el dolor», explica el oncólogo.

Para prevenir las fracturas, los bifosfonatos pueden ser útiles: es un tratamiento contra la regresión ósea.

Supervivencia para el Cáncer de hueso

En el caso del osteosarcoma, la supervivencia de 5 años para el cáncer localizado (que no se ha extendido) es del 70% sin metástasis.

Esto significa que el 70% de los pacientes siguen vivos 5 años después de comenzar el tratamiento. Pero si el cáncer ha hecho metástasis (estadio 4 de cáncer), esta cifra baja al 30%.

Por otro lado, para el sarcoma de Ewing, la supervivencia a 5 años es del 50% cuando el tumor está todavía localizado.

En cuanto a las metástasis, depende del cáncer primario: «Sabemos que con un cáncer de mama metastásico en los huesos, se puede vivir otros 10 o 12 años con la progresión actual, igual que con el cáncer de próstata», explica el especialista.

Sin embargo, en el caso del cáncer de pulmón, la cifra es menor», concluye.

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales de salud sobre este tema en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en suplementos de salud.

Además, puedes encontrar apps de salud gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Cáncer de hígado : ¿cuáles son los síntomas y puede ser tratado?

Cáncer de lengua: signos, etapas, pronóstico

Pera: beneficios y virtudes para la salud

¿Cuáles son los beneficios del carbón vegetal?