Cáncer de próstata: causas, tratamientos, primeros síntomas

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es una enfermedad que afecta a millones de hombres en todo el mundo. Se trata de una afección en la que las células de la próstata se multiplican de manera anormal, dando lugar a tumores que pueden ser malignos y poner en riesgo la salud del paciente. Esta enfermedad es una de las formas de cáncer más comunes en los hombres, y se estima que afectará a uno de cada ocho hombres en algún momento de sus vidas.

El cáncer de próstata es una enfermedad que puede desarrollarse de forma silenciosa, sin causar síntomas claros en sus etapas tempranas.

A menudo, los hombres no se dan cuenta de que tienen la enfermedad hasta que se realiza una prueba de detección, como un análisis de sangre o un examen rectal. Por lo tanto, es importante que los hombres estén al tanto de los factores de riesgo asociados con la enfermedad y se sometan a pruebas de detección regulares para detectarla en sus primeras etapas.

Índice

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para el cáncer de próstata incluyen la edad, la historia familiar de la enfermedad, la raza y ciertos factores del estilo de vida. A medida que los hombres envejecen, aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad. Los hombres con familiares cercanos que han tenido cáncer de próstata también tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los hombres afroamericanos tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de próstata y, en general, tienen una peor tasa de supervivencia que los hombres de otras razas. Los factores del estilo de vida que pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata incluyen una dieta rica en grasas y pobre en frutas y verduras, la obesidad y el sedentarismo.

Afortunadamente, el cáncer de próstata es una enfermedad que se puede tratar con éxito si se detecta a tiempo. Las opciones de tratamiento varían dependiendo del estadio del cáncer y de otros factores, pero pueden incluir cirugía, radioterapia, terapia hormonal y/o quimioterapia.

Además, hay una serie de medidas preventivas que los hombres pueden tomar para reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad, como llevar una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente y reducir el consumo de alcohol y tabaco.

El cáncer de próstata es una enfermedad que afecta a una gran cantidad de hombres en todo el mundo y que puede tener graves consecuencias para la salud.

Es importante que los hombres estén al tanto de los factores de riesgo asociados con la enfermedad y se sometan a pruebas de detección regulares para detectarla en sus primeras etapas. Además, hay una serie de medidas preventivas y opciones de tratamiento disponibles para ayudar a los hombres a reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad y a manejarla eficazmente si se diagnostica.

Definición: ubicación y función de la próstata

La próstata es una glándula del sistema reproductivo masculino que desempeña un papel hormonal y en la producción de esperma. El desarrollo del cáncer de próstata corresponde a la transformación de las células de la próstata.

Inicialmente saludables, se multiplican de manera anárquica hasta formar un tumor maligno.

En el 95% de los casos, los cánceres son en la forma histológica de adenocarcinoma, que se desarrolla a partir de las células que componen el tejido de revestimiento de la próstata.

Si el cáncer se localiza inicialmente en la glándula prostática, el tumor puede crecer e invadir otras partes del cuerpo.

La evolución de este paciente es a menudo lenta. Como con todos los cánceres, hay varias etapas de evolución. La evolución del cáncer puede ser local o distante dependiendo del momento del diagnóstico.

El cáncer de próstata puede pasar de la etapa 1 a la 4 dependiendo de su grado de extensión.

Cómo prevenir el Cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es una enfermedad que afecta a millones de hombres en todo el mundo. Aunque no hay una forma infalible de prevenir la enfermedad, hay una serie de medidas preventivas que los hombres pueden tomar para reducir su riesgo de desarrollar cáncer de próstata y mantener una buena salud general. A continuación, se detallan algunas de las formas más efectivas de prevenir el cáncer de próstata:

  1. Mantener una dieta saludable: Una dieta rica en frutas, verduras y alimentos integrales puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata. Los alimentos ricos en licopeno, como los tomates, pueden ser especialmente beneficiosos. Además, se recomienda limitar el consumo de grasas saturadas y carnes rojas.
  2. Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio regular no solo puede ayudar a mantener un peso saludable, sino que también puede reducir el riesgo de cáncer de próstata. Se recomienda hacer ejercicio moderado durante al menos 30 minutos al día, cinco días a la semana.
  3. Reducir el consumo de alcohol y tabaco: El consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata, así como de otras enfermedades graves. Se recomienda limitar el consumo de alcohol y dejar de fumar por completo.
  4. Mantener un peso saludable: La obesidad se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de próstata, por lo que mantener un peso saludable es importante. Esto se puede lograr a través de una dieta saludable y ejercicio regular.
  5. Realizar pruebas de detección regulares: Las pruebas de detección del cáncer de próstata, como el análisis de sangre del antígeno prostático específico (PSA) y el examen rectal digital (DRE), pueden ayudar a detectar la enfermedad en sus etapas tempranas. Se recomienda que los hombres comiencen a someterse a pruebas de detección a partir de los 50 años, aunque los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata o aquellos que pertenecen a grupos de alto riesgo pueden necesitar comenzar antes.
  6. Tomar suplementos de selenio y vitamina E: Algunos estudios han sugerido que los suplementos de selenio y vitamina E pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, se recomienda hablar con un médico antes de tomar cualquier suplemento.

Aunque no hay una forma infalible de prevenir el cáncer de próstata, existen una serie de medidas preventivas que los hombres pueden tomar para reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad. Mantener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, reducir el consumo de alcohol y tabaco, mantener un peso saludable, realizar pruebas de detección regulares y tomar suplementos de selenio y vitamina E son algunas de las formas más efectivas de prevenir el cáncer de próstata y mantener una buena salud en general.

Consecuencias del Cáncer de próstata

Aunque el cáncer de próstata puede ser tratable si se detecta temprano, la enfermedad también puede tener graves consecuencias en la salud física y emocional de los pacientes y sus familias. A continuación, se detallan algunas de las consecuencias más comunes del cáncer de próstata:

  1. Problemas urinarios: El cáncer de próstata puede causar una variedad de problemas urinarios, incluyendo micción frecuente, flujo de orina débil y dolor al orinar. En casos avanzados, el cáncer de próstata puede obstruir la uretra, lo que hace que sea difícil orinar y aumenta el riesgo de infecciones urinarias.
  2. Disfunción eréctil: La disfunción eréctil es otra consecuencia común del cáncer de próstata. Las cirugías y tratamientos utilizados para tratar el cáncer de próstata pueden dañar los nervios y los vasos sanguíneos que son necesarios para una erección, lo que puede dificultar o imposibilitar las relaciones sexuales.
  3. Problemas intestinales: Los tratamientos para el cáncer de próstata también pueden causar problemas intestinales, como diarrea, estreñimiento y dolor abdominal.
  4. Cambios hormonales: El cáncer de próstata a menudo se trata con terapias hormonales, que pueden causar una variedad de cambios hormonales en el cuerpo, incluyendo disminución de la libido, aumento de peso y fatiga.
  5. Problemas emocionales: El cáncer de próstata puede ser una experiencia emocionalmente difícil para los pacientes y sus familias. Los pacientes pueden sentirse ansiosos, deprimidos y estresados por la incertidumbre y el miedo que conlleva la enfermedad.
  6. Riesgo de propagación: Si el cáncer de próstata no se detecta temprano o no se trata adecuadamente, puede propagarse a otras partes del cuerpo, como los huesos, los pulmones o el hígado. La propagación del cáncer de próstata puede tener graves consecuencias en la salud y la calidad de vida del paciente.

El cáncer de próstata puede tener graves consecuencias en la salud física y emocional de los pacientes y sus familias. Las consecuencias más comunes del cáncer de próstata incluyen problemas urinarios, disfunción eréctil, problemas intestinales, cambios hormonales, problemas emocionales y riesgo de propagación.

Es importante que los hombres hablen con sus médicos acerca del cáncer de próstata, se sometan a pruebas de detección regulares y reciban tratamiento adecuado si se diagnostica la enfermedad.

Cuando realizar un chequeo del Cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es una enfermedad que puede ser difícil de detectar en sus primeras etapas debido a la falta de síntomas tempranos. Por esta razón, es importante que los hombres se sometan a pruebas regulares de detección del cáncer de próstata. A continuación, se detallan cuándo se debe realizar un chequeo del cáncer de próstata y los métodos de detección disponibles:

  1. Edad: A partir de los 50 años, los hombres deben hablar con su médico acerca de realizar una prueba de detección del cáncer de próstata. Los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata o afroamericanos deben hablar con su médico a partir de los 45 años.
  2. Examen de próstata: El examen de próstata es una evaluación física en la que un médico o enfermero coloca un dedo enguantado en el recto del paciente para sentir el tamaño y la consistencia de la próstata. Este examen se utiliza para detectar cambios en la próstata que pueden ser indicativos de cáncer.
  3. Prueba de PSA: La prueba de antígeno prostático específico (PSA) es una prueba de sangre que mide los niveles de PSA en la sangre. Los niveles elevados de PSA pueden ser indicativos de cáncer de próstata, aunque también pueden ser causados por afecciones no cancerosas de la próstata.
  4. Biopsia de próstata: Si se detectan anomalías en el examen de próstata o en la prueba de PSA, es posible que se realice una biopsia de próstata. Durante este procedimiento, se toman pequeñas muestras de tejido de la próstata para examinarlas en busca de células cancerosas.

Es importante que los hombres se sometan a pruebas regulares de detección del cáncer de próstata a partir de los 50 años. Los hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata o afroamericanos deben hablar con su médico a partir de los 45 años.

Las pruebas de detección disponibles incluyen el examen de próstata, la prueba de PSA y la biopsia de próstata si se detectan anomalías en las pruebas anteriores. Es importante que los hombres hablen con sus médicos acerca de las opciones de detección del cáncer de próstata y tomen medidas para detectar la enfermedad en sus primeras etapas.

Dieta para controlar el cáncer de próstata

Aunque la dieta por sí sola no puede prevenir o curar el cáncer de próstata, se ha demostrado que ciertos alimentos y nutrientes pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes que ya la padecen.

A continuación, se detallan algunos consejos dietéticos para las personas que padecen cáncer de próstata:

  1. Aumentar el consumo de frutas y verduras: Las frutas y verduras son una excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, que son importantes para la salud de la próstata. Se recomienda que las personas que padecen cáncer de próstata aumenten su consumo de frutas y verduras de colores brillantes, como las bayas, las espinacas, el brócoli y la col rizada.
  2. Consumir grasas saludables: Las grasas saludables, como las que se encuentran en los aguacates, los frutos secos y el pescado, son importantes para la salud de la próstata. Se recomienda que las personas que padecen cáncer de próstata eviten las grasas saturadas, que se encuentran en los productos de origen animal, y opten por grasas saludables en su lugar.
  3. Reducir el consumo de carne roja y procesada: El consumo excesivo de carne roja y procesada se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Se recomienda que las personas que padecen cáncer de próstata limiten su consumo de carne roja y procesada y opten por fuentes de proteínas alternativas, como el pescado, los frijoles y las lentejas.
  4. Limitar el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata y también puede afectar la salud general del cuerpo. Se recomienda que las personas que padecen cáncer de próstata limiten su consumo de alcohol y eviten el consumo excesivo.
  5. Mantener un peso saludable: El exceso de peso y la obesidad se han relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata y pueden empeorar los síntomas en pacientes que ya lo padecen. Se recomienda que las personas que padecen cáncer de próstata mantengan un peso saludable y sigan una dieta equilibrada y saludable.

En conclusión, aunque la dieta por sí sola no puede prevenir o curar el cáncer de próstata, se ha demostrado que ciertos alimentos y nutrientes pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes que ya la padecen.

Al seguir una dieta equilibrada y saludable que incluya frutas y verduras de colores brillantes, grasas saludables, proteínas alternativas y limitando el consumo de alcohol, carne roja y procesada, las personas que padecen cáncer de próstata pueden mejorar su salud y bienestar.

Es importante que las personas consulten con su médico o un dietista registrado para obtener recomendaciones específicas.

Cáncer de próstata en cifras

Además, el cáncer de próstata es el cáncer más común. En 2015, se diagnosticaron 50.430 nuevos casos (cifras de InVs). Con 8.512 muertes en 2015, es la tercera muerte por cáncer más común en los hombres.

Más de 5 de cada 10 cánceres de próstata están vinculados a una predisposición hereditaria. La edad media del cáncer de próstata es de unos 60-70 años, pero algunos hombres se ven afectados a una edad más temprana.

Desde 2000 se ha observado una disminución de la mortalidad por cáncer de próstata. La mejora de la gestión explica en gran medida las razones de esta disminución. 

Síntomas

Este cáncer a veces nunca se descubre durante la vida del paciente. Por lo tanto, sólo en una etapa más avanzada de la evolución aparecen los primeros síntomas.

En la mayoría de los casos, se trata principalmente de síntomas urinarios que afectan a la micción (la acción de orinar): 

  • urgencia de orinar,
  • excesiva frecuencia de micción,
  • dolor urinario, 
  • hematuria,
  • retención urinaria aguda,
  • disuria.

Pruebas de detección y de PSA: recomendaciones sobre la edad y la frecuencia

Dado que la edad es un importante factor de riesgo, los hombres mayores de 60 años están sujetos a una mayor vigilancia médica.

El DRE es el método más efectivo para detectar la presencia de un bulto en la próstata. Regularmente o en caso de duda, el médico también recomienda un análisis de sangre para los niveles de antígeno prostático específico (PSA), el principal reflejo de la función de la glándula prostática.

"En el interrogatorio también hay que buscar otros factores de riesgo de cáncer de próstata: antecedentes familiares (historia de cáncer de próstata) y orígenes étnicos (DOM-TOM, africano)", explica el Dr. Pierre-Olivier Bosset, cirujano urológico. 

Pruebas y diagnóstico

Las biopsias de próstata se utilizan para diagnosticar el cáncer de próstata. Si los resultados son positivos, se realizará un chequeo más completo para determinar la naturaleza del cáncer, su etapa de evolución y su extensión. 

El DRE es el paso inicial en la búsqueda del cáncer de próstata. A los hombres mayores de 50 años se les aconseja que su médico tratante les haga un DRE anual para detectar la enfermedad en su etapa más temprana. 

La biopsia se lleva a cabo bajo control de ultrasonido, ver resonancia magnética guiada.

Tratamientos: Tratamiento del cáncer de próstata

El tratamiento propuesto, de acuerdo con el paciente, se basa en la opinión dada en una reunión de consulta multidisciplinaria (RCP).

La cirugía, la radioterapia, la braquiterapia, combinada o no con la terapia hormonal y posiblemente la quimioterapia se consideran según la etapa del tumor.

La decisión sobre la elección del tratamiento se toma durante una reunión de consulta multidisciplinaria llamada RCP.  

Radioterapia externa

La radioterapia externa destruye las células tumorales irradiando la próstata con una fuente de radiación situada fuera del paciente.

Braquiterapia

La braquiterapia se utiliza para cánceres localizados de bajo riesgo.

Este tratamiento tiene la ventaja de ser de baja toxicidad para los órganos cercanos a la próstata, lo que requiere una estancia hospitalaria más corta (alrededor de uno o dos días) y menos complicaciones (trastornos urinarios e impotencia).   

Hormonoterapia

Consiste en bloquear las hormonas "masculinas" responsables del desarrollo del tumor.

Las modalidades de la terapia hormonal son variables. Este tratamiento es particularmente adecuado para hombres mayores y hombres con cáncer extensivo con metástasis.

Es el tratamiento estándar para el cáncer de próstata con afectación de los ganglios linfáticos pélvicos y cáncer de próstata metastásico. La terapia hormonal puede ofrecerse sola o con radioterapia externa dependiendo de la etapa del cáncer de próstata.   

Quimioterapia

La quimioterapia se refiere a ciertos casos de cáncer resistente a las hormonas o de cáncer de próstata multi-metastásico.

Prostatectomía

La prostatectomía implica la extirpación quirúrgica de la próstata y de las vesículas seminales. "Los posibles enfoques son la laparoscopia abierta o la laparoscopia asistida por robot.

La preservación de las tiras de erección se discute según el estado del cáncer de próstata pero también según la función sexual del paciente antes de la cirugía", explica el Dr. Brosset.

Prevención: Evitar el cáncer de próstata

Es posible actuar sobre ciertos factores de riesgo. De hecho, se recomienda..:

  • ...controlar su estilo de vida,
  • Practicar un mínimo de actividad física varias veces a la semana,
  • Limite su consumo de carne y productos demasiado ricos en calcio,
  • Evite los alimentos que provoquen una alta ingesta de calorías.
  • respetar una dieta rica en legumbres, licopeno (tomate) y vitamina E.

Sin embargo, "el impacto de estas recomendaciones sigue siendo difícil de verificar hoy en día", dice el Dr. Brosset.

Pronóstico: ¿Se puede curar?

El PSA se vuelve casi indetectable una vez que el tratamiento se ha iniciado con éxito. La supervisión del tratamiento se basa en el examen clínico y en repetidas pruebas de PSA. Un aumento en los niveles de PSA puede indicar una recurrencia del cáncer o reflejar un tratamiento ineficaz.

En este caso, se decide entonces un tratamiento apropiado. En todos los casos, cuanto antes se detecte la enfermedad, mayores serán las posibilidades de curación.

Conclusión

En conclusión, el cáncer de próstata es una enfermedad común entre los hombres y puede tener graves consecuencias si no se detecta y trata a tiempo. Aunque no se puede prevenir por completo, existen medidas que los hombres pueden tomar para reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad, como mantener una dieta saludable, realizar actividad física regular y evitar el tabaco y el alcohol.

Además, es importante que los hombres se sometan a pruebas regulares de detección del cáncer de próstata, como el examen de próstata y la prueba de PSA, a partir de los 50 años o antes si tienen antecedentes familiares de la enfermedad o son afroamericanos.

La detección temprana del cáncer de próstata es esencial para garantizar el mejor resultado posible en el tratamiento y reducir las posibles complicaciones de la enfermedad. Por lo tanto, es fundamental que los hombres hablen con sus médicos acerca de las opciones de detección del cáncer de próstata y tomen medidas preventivas para proteger su salud y bienestar.

Te Puede Interesar:

Síntomas y causas del cáncer de paladar

Cáncer de ovarios : edad, síntomas, detección y tratamiento

Qué es la hipocalemia : síntomas, causas

¿Cuáles son los beneficios del ajo?

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cáncer de próstata: causas, tratamientos, primeros síntomas puedes visitar la categoría Salud.

Rocío Bernal

Soy Rocío, licenciada en Sistemas de Información por la Universidad de Guadalajara con 18 años de experiencia en tecnología WEB, SEO, SEM y SQL. Mi éxito como redactora y emprendedora destaca en mi carrera. Más allá de mis logros profesionales, mi pasión es el empoderamiento de la mujer en la educación y el cuidado de la familia, un valor arraigado en la comunidad tapatía.

Esto Puede Estimular Tu Cerebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir