Cómo afilar un cuchillo sin afilador – Muy práctico

No hay nada más molesto que no poder cortar correctamente las verduras o la carne porque la hoja del cuchillo está demasiado desafilada, y no se tiene a mano el material adecuado para restaurar su filo. Sin embargo, afilar un cuchillo sin un afilador 

afilar un cuchillo
Foto pixabay

No hay nada más molesto que no poder cortar correctamente las verduras o la carne porque la hoja del cuchillo está demasiado desafilada, y no se tiene a mano el material adecuado para restaurar su filo. 

Sin embargo, es posible afilar un cuchillo sin un afilador! Hay trucos para afilar la hoja de un cuchillo y hacerla tan afilada como una navaja. 

Y no tienes que buscar muy lejos, sin duda encontrarás algo en casa que afilará fácilmente un cuchillo.

Qué truco para afilar un cuchillo…

1 – Afila un cuchillo con un tarro de cristal

Frota la hoja del cuchillo en el borde del cuello de un tarro de cristal, como un tarro de mermelada.

Haz 5 o 6 pases a ambos lados de la cuchilla.

Luego limpie la hoja con un paño o una toalla de papel.

2 – Afilando un cuchillo con un cinturón de cuero

Es más un pulido que un afilado, pero esta técnica puede ser muy útil para dar un mejor deslizamiento a las hojas delgadas y frágiles.

Asegure firmemente un extremo del cinturón bajo su pie, y luego sostenga el otro extremo con su mano izquierda.

Con la mano derecha, frote rápidamente la hoja en el cinturón haciendo varias pasadas en una dirección y luego en la otra, respetando un ángulo de unos 30°.

Con el cuchillo afilado, limpie la hoja con toallas de papel o un paño limpio.

Consejos

¿La hoja del cuchillo es lo suficientemente afilada? Haz esta prueba:

Toma una hoja de papel en tu mano en posición vertical e intenta cortarla.

Si la hoja corta el papel fácilmente, está perfectamente afilada.

De lo contrario, afilarlo con una de nuestras 9 puntas.

3 – Afilando un cuchillo con otro cuchillo

Sin duda esta técnica es la más simple y rápida.

Esto implica usar otro cuchillo como una piedra de afilar, es decir, frotar la hoja de un cuchillo contra la de otro de aproximadamente el mismo tamaño, con rápidos movimientos de ida y vuelta, en una dirección y luego en la otra.

4 – Afila un cuchillo con unos vaqueros viejos y gruesos.

Coloca los vaqueros viejos sobre una mesa o cualquier superficie de trabajo lisa y estable pero también limpia y seca.

Con movimientos rápidos y cortos de la muñeca, inclinándola ligeramente, sin presionar demasiado, frota la hoja contra los vaqueros unas veinte veces en una dirección y unas veinte veces en la otra.

5 – Afilando un cuchillo con una lima de uñas

Frota la lima de acero, si es posible, de un lado a otro del borde de la hoja sin presionar demasiado.

6 – Afila un cuchillo con papel de aluminio.

Este método de afilar las tijeras es para usar en hojas sólidas que necesitan sólo un poco de afinación.

En una tabla de madera, coloque un buen espesor de papel de aluminio enrollado en una bola.

Corta esta bola varias veces con el cuchillo.

Luego limpie la hoja con un paño húmedo para eliminar los residuos de acero.

7 – Afilando un cuchillo con papel de lija

Para estas dos técnicas se utiliza papel de lija fino, es decir, de 240 granos.

1° método

Pasa el borde de la hoja sobre la lija sin presionarla demasiado, haciendo movimientos de ida y vuelta…

Voltea el cuchillo y repite el mismo proceso en el otro lado.

2º método

Coloca el papel de lija en una tabla de madera, fíjalo y córtalo varias veces con el cuchillo.

Luego limpia la cuchilla con un paño húmedo para limpiarla.

8 – Afilando un cuchillo con un pedazo de piedra natural

Encuentra un trozo de granito, mármol, arenisca, cuarzo o cualquier piedra natural dura, lisa y plana.

Colóquelo en un paño de microfibra húmedo para evitar que el cuchillo resbale, luego con un movimiento fluido de ida y vuelta, presione la hoja, con el lado afilado hacia abajo, inclinando la hoja contra la piedra con una presión constante.

Voltea el cuchillo y repite el mismo proceso en el otro lado.

9 – Afilando un cuchillo con una taza o un tazón

Derrama una taza de barro o de porcelana.

Colóquelo en un paño de microfibra húmedo para evitar que se resbale.

Pasa unas 6 veces, cada lado de la hoja sobre el borde granulado de la parte posterior de una taza o tazón como si fuera una piedra de afilar.

Lava el cuchillo a mano, no en el lavavajillas.

Límpialo.

Si el cuchillo no es de acero inoxidable, después de lavarlo, antes de guardarlo, envuélvalo en toallas de papel impregnadas con aceite de mesa.

Igualmente puedes encontrar algunos afiladores realmente baratos en las tiendas en línea de Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba  o MercadoLibre.

Te Puede interesar:

¿Cómo puedo eliminar las manchas de agua de la madera?

5 consejos para eliminar los rayones de un coche

Cómo Lijar la Madera – Todo lo que necesitas saber

Atajos de teclado en Excel