Cómo crear un jardín colgante?

04/05/2021

¿Cómo hacer un jardín colgante?

Es difícil tener un jardín en la ciudad por la falta de espacio. Para invitar a la vegetación a su casa, opte por el jardín colgante.

jardín colgante

Foto Engin Akyurt en Pixabay

Es fácil de crear y sólo requiere unos pocos ajustes, incluso en los espacios más pequeños. Algunas ideas de jardines colgantes para descubrir.

Contenido
  1. ¿Cómo hacer un jardín colgante?
  • ¿Qué es un jardín colgante?
  • ¿Por qué crear un jardín colgante?
  • Crea tu propio jardín colgante
    1. Con cestas de mimbre
    2. En los estantes perforados
    3. Una suspensión de macramé
    4. En las jaulas de los pájaros
    5. En vallas o escaleras
    6. En los terrarios
    7. En cubos de pared
    8. En botellas de vidrio o bombillas
    9. Un techo verde
    10. Un muro verde
  • Mantener un jardín colgante 
  • Te Puede Interesar:
  • ¿Qué es un jardín colgante?

    El jardín colgante no es un concepto nuevo, pero este tipo de arreglo no es aún muy común. Los primeros datan de la antigüedad, alrededor del año 600, en Babilonia.

    Están clasificados entre las siete maravillas del mundo. Un jardín colgante es originalmente un espacio verde instalado en un plano vertical, a diferencia de los jardines clásicos, horizontalmente.

    Hoy en día, esta noción ya no se limita a las técnicas de horticultura vertical, ya que también se refiere a los jardines expuestos en altura.

    En general, el jardín colgante agrupa cualquier espacio vegetal que esté en suspensión, es decir, que no pertenezca a la plantación clásica en el suelo plano. 

    ¿Por qué crear un jardín colgante?

    El jardín colgante ahorra mucho espacio. Se puede colocar incluso en el más pequeño de los espacios.

    De hecho, a menudo se encuentra en pequeños balcones. En ausencia de un jardín exterior, los particulares pueden aprovechar fácilmente las plantas colgantes.

    El jardín colgante es particularmente adecuado para las viviendas urbanas. Permite crear un área verde en los lugares más inesperados, como en el techo.

    De hecho, se ha convertido en una característica arquitectónica popular para los diseñadores de paisajes. En los últimos tiempos, el jardín colgante se encuentra a menudo en el interior en forma de pared vegetada o en maceta.

    Crea tu propio jardín colgante

    Cualquier amante de la naturaleza es fácilmente seducido por este tipo de disposición. Algunas ideas para crear un jardín colgante:

    Con cestas de mimbre

    Las cestas de mimbre se pueden convertir en macetas. Sus fibras naturales evitan el confinamiento del suelo y permiten que la planta respire adecuadamente.

    El nivel de llenado depende del ángulo de las cestas. Un gancho en forma de S puede ser fijado al borde y luego colgado en una cuerda del techo.

    En los estantes perforados

    Para personalizar los estantes, no se requiere ningún trabajo importante. Para hacerlo simple y bonito, sólo hay que taladrar las tablas de soporte.

    Lo más importante es que la superficie perforada puede acomodar las macetas sin que se caigan. Para mayor originalidad, es aconsejable colgar las macetas a diferentes alturas.

    Una suspensión de macramé

    Para un auténtico jardín colgante, apuesta por la suspensión del macramé. Para hacerlo, necesitas un tablón de madera plano y estable.

    Una vez cortado a la forma deseada, perfora de dos a cuatro agujeros para la suspensión. Para apoyar la tabla, atar una cuerda o tiras de tela de macramé. El soporte debe ser lo suficientemente fuerte para las plantas.

    En las jaulas de los pájaros

    Las jaulas de pájaros transformadas en un jardín colgante es totalmente factible. No hay necesidad de comprar nuevos. Las jaulas recicladas son perfectas para este propósito.

    Si las pantallas están muy juntas, puedes cortar algunas de ellas, para que las plantas sean más libres y abiertas. Para que cada jaula pueda disfrutar del aire libre, es aconsejable colgarlas a diferentes alturas.

    En vallas o escaleras

    Para cambiar la clásica suspensión en altura, prefiera la fijación en malla metálica. Esta técnica consiste en fijar una malla metálica a la pared. El grosor de las rejillas depende de las macetas de las plantas.

    Cuanto más gruesas son las rejillas, más pueden soportar grandes ollas. Lo importante es fijarlos de forma segura, ya sean de madera o de acero inoxidable.

    Para este tipo de instalación, se recomiendan las macetas de plástico. Más ligeros y fáciles de perforar, minimizan el peso del lote. La escalera también puede ser usada en lugar de la malla de alambre.

    En los terrarios

    No hay nada mejor que colgar terrarios para cultivar un jardín. Su superficie transparente permite admirar las plantas de su interior.

    Además, en forma de bola o de campana, acogen con estilo a las pequeñas plantas suculentas. En el balcón o en la terraza, los terrarios protegen los cultivos de los vendavales. 

    En cubos de pared

    El principio es similar al del jardín suspendido en una malla de alambre, excepto que las macetas están fijadas directamente a la pared.

    En este caso, es necesario perforar la pared. Se necesitan rieles o tacos como apoyo. Las barras de las cortinas también se pueden usar como perchas. Simplemente necesitan ser fijados con cuerdas o varillas.

    En botellas de vidrio o bombillas

    Las plantaciones en botellas están cada vez más de moda. En el balcón, se pueden colgar con cuerdas.

    Para ello, simplemente fije la cuerda a la parte superior de las botellas con pegamento, de lo contrario existe el riesgo de que las botellas se resbalen.

    Como es difícil meter la suciedad, es mejor optar por la hidroponía. Este método consiste en cultivar plantas en el agua.

    Un techo verde

    Es una de las variantes del jardín colgante. El tejado verde o con vegetación está destinado al cultivo extensivo. Más difícil de lograr, el suelo no debe tener más de 15 cm de espesor.

    Como es difícil de mantener, es aconsejable optar por plantas resistentes que no teman al viento.

    Un muro verde

    También conocido como un jardín de cortinas, el muro verde puede ser instalado en cualquier lugar, al aire libre o en el interior. Las fachadas de malla son las más adecuadas para este tipo de disposición.

    Opte por las plantas trepadoras que se pueden colgar fácilmente en la fachada. Para las raíces, pon una maceta detrás de la fachada o en lo alto.

    Mantener un jardín colgante 

    Las necesidades de agua y luz y el tipo de suelo varían según cada planta. Para facilitar el mantenimiento del jardín colgante, es mejor reunir plantas con necesidades similares en la misma maceta.

    Para asegurar que las raíces se desarrollen adecuadamente, se recomienda que las semillas o las plantaciones estén espaciadas a unos 10 cm de distancia.

    La elección de las plantas depende de cada una: flores, huerto o cítricos. Es esencial averiguar de antemano cuáles son las necesidades de las plantas elegidas para evitar el exceso o la insuficiencia de agua. Lo mismo se aplica a la exposición al sol.

    Te Puede Interesar:

    ¿Por qué y cómo usar un jabón de acero inoxidable?

    ¿Cómo hacer tu propio desodorante de baño?

    Sencillo truco ayuda a aliviar los Síntomas de la Ciática.

    Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo crear un jardín colgante? puedes visitar la categoría Tips.

    Go up

    Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo con ello. Puedes también dar clic en “Aceptar”, para consentir Más