Eliminar un mal olor en los muebles.

Deshacerse de un mal olor dentro de un mueble

Los malos olores pueden afectar a todos los muebles, viejos y nuevos.

Son molestos, especialmente cuando la casa carece de ventilación o la habitación es estrecha.

olor en los muebles
Foto Kari Shea en Pixabay

Algunas personas prefieren deshacerse de los muebles cuando el olor se vuelve insoportable. Sin embargo, estos inconvenientes pueden eliminarse con los consejos adecuados.

Eliminar los olores dentro de los muebles

Hay fragancias para el hogar en el mercado que pueden eliminar los olores dentro de los muebles.

Sin embargo, contienen agentes químicos que dañan los muebles y las pertenencias en el interior.

Para eliminar los olores no deseados, no hay nada mejor que los productos naturales o caseros. Aquí hay algunos ejemplos.

Usar un absorbente de olores en maceta

Este accesorio es un producto ecológico que funciona por evaporación.

Sigue siendo efectivo durante 4 a 6 semanas. Para aprovechar sus beneficios, el frasco del absorbente de olores debe ser colocado en el mueble en cuestión.

Hay una tapa en el tarro. No te olvides de quitarlo para que haga efecto. Después de unas horas, el mal olor de los muebles se disipará, debido a la acción del absorbente de olores.

La olla podrida

Es una mezcla de plantas secas. Hay varios tipos en el mercado, pero es fácil hacer el tuyo propio.

Para ello, recoge hojas, cortezas, plantas y pétalos fragantes. La composición de la planta varía según las preferencias individuales.

Las rosas, lavanda, hortensias, orquídeas y limoneros siguen siendo los más populares, pero también se pueden utilizar hierbas aromáticas.

El conjunto debe ser secado completamente. Para completar el proceso, pongan la mezcla en un recipiente de vidrio. La olla podrida está lista para ser usada.

Todo lo que queda es colocarlo en el armario o cajón para ser tratado. Para una mayor eficiencia, es aconsejable sacar el tarro y ponerlo bajo el sol durante unos minutos tres veces al día. Esto permitirá que las plantas secas exhalen más su aroma.

Vinagre blanco y polvo de talco

El uso del vinagre como ambientador no es nuevo. A menudo es aconsejable poner un tazón de vinagre en un mueble maloliente.

Este es el método más simple. Sin embargo, es necesario esperar varios días antes de que aparezcan los resultados. Para acelerar el proceso, aquí hay otro método:

  1. Vacía los muebles.
  2. Frota el interior con una almohadilla abrasiva empapada en vinagre. Se deben usar guantes para evitar la irritación. Al frotar, es aconsejable hacer movimientos según la dirección de los hilos de la madera.
  3. Enjuague con un paño húmedo.
  4. Seca el interior del armario con una toalla.
  5. Deje que se seque al aire libre, abriendo los muebles o usando un secador de pelo.
  6. Espolvorea toda la superficie interior con polvo de talco, sin olvidar los recovecos.
  7. Déjalo por unas horas. Lo ideal es esperar hasta el día siguiente.
  8. Desempolve los muebles para quitar los polvos de talco.

Al final, el mal olor de los muebles desaparece y las cosas pueden volver a su lugar. 

Amoníaco y bicarbonato de sodio

El amoníaco es una solución química que tiene propiedades de limpieza.

Para evitar cualquier riesgo de quemaduras e irritación, se recomienda siempre utilizar guantes domésticos antes de manipular este líquido. Es especialmente eficaz contra los olores a moho.

En este caso, debe ser diluido con un poco de agua. Para evitar que se manchen las ropas y ciertos muebles, deben ser trasladados antes de desodorizarlos con amoníaco.

Con una lana de acero empapada en el líquido, frotar el interior, siguiendo la dirección de los hilos de la madera. Los vapores del producto pueden ser peligrosos.

Se recomienda encarecidamente realizar el tratamiento en un lugar bien ventilado y alejado del sol.

Cuando este primer paso haya sido completado, enjuague los muebles con un paño húmedo y deje que se sequen completamente.

Luego vierta bicarbonato de sodio para cubrir todas las superficies. Después de una noche, pasa la aspiradora. Además de ser desinfectados, los muebles ya no tienen un olor desagradable después de aplicar el amoníaco y el bicarbonato de sodio. 

Aceites esenciales

Su persistente fragancia les da una reputación inigualable. Hay varios olores disponibles, desde el más dulce al más fuerte. Todo depende del usuario.

Los más comunes son los aceites esenciales de lavanda, limón, eucalipto y romero. Para aprovechar sus propiedades de limpieza, simplemente vierta unas gotas en los muebles. Para mayor efectividad, apunta a las esquinas.

Rociadores

Para luchar contra los malos olores, los aerosoles son muy prácticos. Es fácil diseñar uno en casa.

  1. Vierta una cucharada de alcohol de 70° en una botella de spray de 10 cl.
  2. Añada 10 gotas de aceites esenciales de su elección. Es posible mezclar varias fragancias.
  3. Llena el resto de la botella con agua.
  4. Agitar, y luego difundir la mezcla en los muebles.

El limón

Los productos naturales son los menos arriesgados cuando se trata de combatir los malos olores de los muebles, especialmente para las personas sensibles y los bebés.

A veces los cajones olvidados, que rara vez o nunca se usan, desprenden un olor muy desagradable cuando se abren. Para eliminar este olor invasivo, usa limón.

Para ello, divide el limón por la mitad y planta 4 o 5 clavos en el fruto. Antes de colocarlas en el armario, es aconsejable airearlas de antemano.

Si se han formado rastros de moho o humedad, el interior debe limpiarse con jugo de limón y dejarse secar al sol antes de desodorizar.

Sin el paso de limpieza y secado, los malos olores pueden volver tan pronto como se quiten el limón y el clavo. Una vez que el interior está limpio y seco, es más fácil desodorizarlo.

Deshacerse del olor a pintura en un mueble

Pintar es una buena idea para darle a tus muebles un nuevo aspecto.

Sin embargo, mucha gente se olvida de prestar atención al «olor» de las ollas. Como resultado, una vez seca, la pintura desprende un olor desagradable, especialmente para las pinturas al óleo.

Si no basta con una buena aireación, se necesitan más medidas prácticas. Para deshacerse de estos olores, simplemente vaya a la cocina y tome algo de comida de la despensa.

Ten cuidado de no limpiar la pintura. Puede desvanecerse. Antes de eliminar los olores, asegúrese de que esté completamente seco.

  • Los granos de café: esta solución es una delicia para los amantes de la L profunda. Un tazón de café molido colocado en los muebles alivia el olor a pintura.
  • Sal gruesa: para absorber los malos olores, vierta la sal en un platillo colocado cerca de los muebles.
  • La cebolla: conocida por su olor invasivo, la cebolla picada o cortada en cuartos puede neutralizar el olor de la pintura. En este caso, la habitación debe ventilarse después de que la cebolla haya pasado.
  • La miga de pan: como absorbente de olores, inhala el olor de la pintura. Es preferible colocarlo directamente sobre el mueble en cuestión.

Si el olor persiste después de muchos intentos, pruebe otros métodos:

  • La arcilla blanca: en un platillo, vierta 3 cucharadas de arcilla y unas pocas gotas de aceites esenciales. Es aconsejable renovar el aceite esencial todos los días.
  • Carbón: colocar un cuenco de carbón sobre los muebles para matar el olor a pintura.

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales sobre reparaciones y limpieza del hogar en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en artículos de limpieza del hogar, así como herramientas para reparaciones de la casa.

Además, puedes encontrar apps de tips gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Cómo mantener una tela muy negra ?

10 remedios naturales para el mal aliento

¿Cómo puedo limpiar una mancha en un colchón?

7 Remedios naturales para la ansiedad