Cómo tratar el eccema del cuero cabelludo

Eccema del cuero cabelludo o dermatitis del cráneo: las soluciones

En los adultos, el eccema del cuero cabelludo afecta más a menudo a personas de entre 30 y 60 años. Casi el 5% de la población mundial está afectada, según el sitio.

eccema del cuero cabelludo

Photo by Element5 Digital from Pexels

Puede ir acompañado de picor, enrojecimiento y a veces inflamación de la piel.

El tipo de eccema que afecta más a menudo al cuero cabelludo se llama dermatitis seborreica.

Esta condición puede persistir durante años, con “brotes” que aparecen y desaparecen sin razón aparente.

Si la condición no se puede curar completamente, sus síntomas se pueden controlar.

Los diversos tratamientos médicos disponibles pueden aliviar el picor y eliminar la acumulación de placas que dan al cuero cabelludo un aspecto de “caspa”.

Hay productos en forma de champús, cremas o geles para aplicar en el cuero cabelludo. En casos más leves, las cremas o aerosoles antimicóticos pueden ser eficaces para calmar la irritación.

En los casos más graves, el médico puede prescribir un tratamiento leve con corticoesteroides para calmar el brote a corto plazo.

Otros inhibidores no corticosteroides, que calman el sistema inmunológico, pueden ser prescritos por períodos más largos. Y en casos graves, resistentes a otros tratamientos, el médico puede recomendar un medicamento antimicótico oral.

Dermatitis seborreica: Remedios naturales y prevención

Para algunas personas, los remedios naturales han ayudado a aliviar el eccema del cuero cabelludo, según informa Medical News Today.

Entre ellas se encuentran las máscaras a base de aceite esencial de árbol de té, aceite de oliva y aloe vera, así como suplementos dietéticos que contienen vitaminas A, D, B, zinc, probióticos y omega-3.

Las convulsiones también pueden prevenirse evitando la exposición a desencadenantes conocidos, así como a irritantes como tintes para el cabello, algunos jabones y agua muy caliente.

Lavar el cabello con un champú suave y agua tibia reducirá el riesgo.

Se sabe que los genes, las hormonas, las enfermedades, la falta de sueño, el clima frío y seco, el cabello graso, el sudor, la piel seca y el estrés desencadenan o acentúan el eccema del cuero cabelludo en algunas personas.

Otras condiciones, como los trastornos del sistema inmunológico o nervioso, las afecciones de la piel, las alergias y otros tipos de eccema también pueden aumentar el riesgo.

Haciendo un seguimiento de ellos, puede reducir el riesgo de eccema en el cuero cabelludo.

Te Puede Interesar:

Osteoartritis : 4 soluciones naturales para aliviar el dolor

El anís y sus beneficios para la salud

3 beneficios del té de cúrcuma

Los beneficios de la melaza

Facebook Comments