Conmoción cerebral relacionada con el deporte: ¿cuáles son los signos y cómo tratarla?

Conmoción cerebral cuáles son los signos y cómo tratarla

Desde una serie de graves accidentes en el mundo del deporte, las conmociones cerebrales han sido objeto de especial atención.

Jugadores, entrenadores, árbitros y médicos deportivos son cada vez más conscientes de este tema.

Conmoción cerebral
Photo by football wife from Pexels

Estos choques son, de hecho, muy frecuentes: «El 10% de todos los accidentes relacionados con el deporte son conmociones cerebrales de diversos grados de gravedad», recuerda el Dr. Marc Rozenblat, Presidente del Sindicato Nacional de Médicos del Deporte-Santé.

Un trauma muy específico

Cuando dos jugadores se caen o hacen contacto violento entre sí, una onda expansiva puede extenderse a la cabeza e interrumpir la función cerebral.

La clásica imagen del cerebro golpeando el cráneo es demasiado simplista para explicar la conmoción cerebral. «En realidad, no hay lesiones mecánicas como hinchazón o moretones.

Estas son lesiones funcionales. Durante el trauma, se liberan moléculas químicas tóxicas que interrumpen la función cerebral», explica el Dr. Rozenblat.

Primer reflejo: sacar al jugador

Cuando se produce el choque, hay que sacar al jugador del campo y ponerlo a descansar sin importar la intensidad de los síntomas.

Los entrenadores y árbitros están, en principio, capacitados para evaluar la gravedad de la situación.

En todos los casos, es preferible buscar asesoramiento médico.

El estado del paciente se monitoriza durante las horas posteriores a la conmoción cerebral y se vuelve a evaluar ocho días después: «Durante estos ocho días, hay que estar atento a las perturbaciones de los siguientes tipos: perturbaciones del equilibrio, del sueño, de la visión…

Estos signos no deben tomarse a la ligera. Estos signos no deben tomarse a la ligera. La persona debe observar un estricto descanso físico y cognitivo.

El cerebro se pone a descansar por lo menos dos días. A veces es necesaria una semana de baja por enfermedad», dice el médico deportivo.

Los síntomas a veces son difíciles de identificar

Los síntomas de una conmoción cerebral pueden variar mucho: alteración del equilibrio, visión doble, confusión, ralentización, somnolencia…

La inconsciencia es común, pero no sistemática. Una cosa es cierta, es un elemento importante a tener en cuenta. Esquemáticamente, estos síntomas se clasifican en tres categorías.

Conmoción cerebral sin pérdida de conciencia

Si los problemas neurológicos duran menos de 30 minutos, todo debería estar bien. Pero la persona herida debe permanecer bajo vigilancia.

Como precaución (en particular para comprobar que no hay hemorragias), pueden realizarse exámenes radiológicos, pero no son adecuados para detectar daños cerebrales funcionales.

Pérdida de conciencia de menos de un minuto

Si los signos neurológicos duran menos de 24 horas, debes permanecer alerta porque el estado de la persona puede evolucionar en una semana.

Por eso un jugador lesionado siempre debe ser visto por un médico una semana después de la conmoción cerebral, antes de reanudar el entrenamiento. 

Pérdida de conciencia mayor de 1 minuto

Si los signos neurológicos duran más de 24 horas, «pueden pasar varias semanas antes de que la persona vuelva a la normalidad», dice el Dr. Rozenblat.

Algunos pacientes conservan secuelas, más o menos importantes: «Puede llegar a ser una encefalopatía crónica con una ralentización general, dolores de cabeza, fatiga al menor esfuerzo, confusión…».

Conmoción cerebral y Rugby: ¿Qué medidas se están tomando?

Las conmociones cerebrales son bien conocidas en los deportes de combate (como el boxeo) y en los deportes de contacto (como el rugby).

Son menos comunes en otras actividades como la gimnasia, la equitación, el fútbol, el balonmano o el baloncesto. 

Sacudido por una serie de graves accidentes en los últimos años, el mundo del rugby ha tomado la medida del problema e introducido normas preventivas.

Por el momento, estas reglas sólo se aplican a los jugadores aficionados. El mundo profesional está sujeto a normas internacionales que tardan más en evolucionar.

En este caso, es toda una filosofía del juego la que debe cambiar. «El golpe de gracia fue una de las piezas de valentía. Todavía queda mucho camino por recorrer en el rugby profesional», reconoce Didier Retière, director técnico nacional de la Federación Francesa de Rugby.  

Para proteger a los jugadores aficionados, y en particular a los niños, se han introducido nuevas reglas para la temporada 2018-2019 y se han generalizado en 2019-2020.

La introducción de la tarjeta azul 

Tan pronto como sospecha una conmoción cerebral, el árbitro le da una tarjeta azul al jugador lesionado. El accidente puede ser reportado por el propio jugador, un oponente o un entrenador.

El jugador lesionado abandona el campo de juego y no puede reanudar el juego. El incidente está anotado en la hoja de fósforos. «El jugador no puede reanudar el entrenamiento sin asesoramiento médico», dice Didier Retière. 

Está prohibido placar a un oponente por encima de los pantalones. En la cintura y abajo, todavía está permitido.

El portador de la pelota no puede golpear a un defensor detenido, y mucho menos correr hacia un oponente con la cabeza abajo. 

Para Didier Retière, estas nuevas reglas de juego representan una verdadera «revolución» en el rugby amateur.

«Inicialmente, el tema de las conmociones cerebrales era tabú. Hoy, estamos viendo un cambio de actitud. Ya no bromeamos sobre eso», admite. El juego ahora favorece las carreras largas y la evasión. 

Al margen, los entrenadores han aprendido a reconocer los preocupantes signos de conmoción cerebral: «Siempre imaginamos la pérdida de conciencia, pero no siempre es tan espectacular.

A veces las heridas son invisibles. Se ha trabajado mucho en el reconocimiento de los signos y la organización de la gestión», explica el director técnico nacional.

Este cambio en la cultura parece estar dando sus frutos. Según una encuesta de los clubes de rugby, publicada en diciembre de 2019, estas nuevas recomendaciones son bastante bien recibidas, con una aprobación del 60%.

Pero el 20% de los clubes todavía dicen que son muy reacios.

Además, la incidencia de las conmociones cerebrales en el rugby amateur, entre los mayores de 15 años y los adultos.

Esta incidencia representa 2,41 conmociones cerebrales por cada 1.000 horas de juego. Esto se compara con las 13 conmociones cerebrales por cada 1.000 horas de juego entre los «profesionales». 

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales de salud sobre este tema en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en suplementos de salud.

Además, puedes encontrar apps de salud gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Síndrome de intestino irritable : las mejores soluciones naturales

Escarlatina: ¿qué es?

Tratar una afta

¿Cuáles son los beneficios del ajo?

Cáncer oral : edad, síntomas, supervivencia