Cornelia Funke Autora de Libros Infantiles de Alemania.

Biografía de Cornelia Funke

Cornelia Funke es desde hace años una de las autoras infantiles más conocidas y vendidas de Alemania.

De hecho, mucha gente la ha llamado la alemana J.K. Rowling. Sin embargo, los estadounidenses no estuvieron expuestos al trabajo de Funke hasta 2002, cuando su libro fue traducido al inglés y publicado por Scholastic Press ya que la respuesta fue inmediata y abrumadora.Cornelia Funke

Al igual que sus homólogos alemanes, los jóvenes lectores estadounidenses se tragaron la fantástica historia de dos huérfanos sueltos entre los canales y las calles de Venecia, Italia. El libro fue uno de los más vendidos y ganó innumerables premios.

También estableció a Funke como un narrador a escala internacional, ya que el libro ha sido publicado en casi cuarenta países. En octubre de 2003 Funke publicó su segundo libro en los Estados Unidos, Inkheart.

El Publisher’s Weekly lo llamó “deliciosamente fascinante”, y los lectores se quedaron clamando por más de su nuevo autor favorito.

Illustrator se convierte en autor

Cornelia Funke nació en 1958 en Dorsten, Westfalia, en la región central de Alemania. Funke, que habló con Sue Corbett del Miami Herald, explicó que su apellido se pronuncia FOON-kah.

También mencionó que en Estados Unidos “la gente dice’Funky’, y eso me gusta bastante”. Funke no se propuso ser escritor. A los dieciocho años dejó Dorsten para estudiar en la Universidad de Hamburgo, donde se licenció en Teoría de la Educación.

Sin saber qué hacer después de la graduación, Funke decidió tomar un curso de ilustración de libros en el Hamburg State College of Design.

Funke comenzó diseñando juegos de mesa e ilustrando libros para otros autores. Sin embargo, después de ilustrar durante varios años, comenzó a perder interés en su trabajo.

“Tengo que admitir que estaba aburrido por las historias que tenía que ilustrar”, explicó Funke en una entrevista en vídeo en línea con Bookwrap.

En vez de eso, quería hacer dibujos para libros que fueran emocionantes, libros sobre dragones y aventura. Recordó que una noche, a la edad de veintiocho años, comenzó a escribir su propia historia.

El ilustrador convertido en autor no sufrió las pruebas habituales de los escritores primerizos. Envió su manuscrito a cuatro editoriales alemanas y las cuatro querían publicarlo.

“Si yo fuera un libro, me gustaría ser un libro de biblioteca, así que me llevarían a casa todo tipo de niños. Un libro de la biblioteca, me imagino, es un libro feliz”.

Los primeros libros de Funke, la mayoría de los cuales ella misma ilustró, eran breves y estaban dirigidos a lectores más jóvenes de unos ocho años de edad.

Su primer libro de capítulos más largo para niños mayores fue Drachenreiter (“Dragonrider”), publicado en Alemania en 1997.

Le siguió en 2000 Herr der Diebe (“El Señor Ladrón”). El libro fue un éxito fenomenal en Alemania, pero Funke no estaba satisfecho.

Estaba decidida a intentarlo en el mercado de habla inglesa, donde sabía que sus historias tendrían la oportunidad de ser leídas por un público más amplio. Funke se dirigió a su primo, Oliver Latsch, y le pidió que tradujera a Herr der Diebe al inglés. Con el manuscrito en la mano, hizo las rondas de los principales editores ingleses.

El Señor Ladrón roba los corazones de millones de personas

Varias compañías mostraron interés, pero al mismo tiempo el destino estaba trabajando activamente en The Chicken House, una nueva editorial de libros en Inglaterra.

The Chicken House fue fundada en el año 2000 por Barry Cunningham, que tenía una larga carrera en el mundo editorial y era conocido por arriesgarse con nuevos escritores. De hecho, fue Cunningham quien decidió por primera vez publicar la serie de Harry Potter después de que el autor británico J. K. Rowling (c. 1966-) fuera rechazado por innumerables editores.

En este caso, Funke no fue a Cunningham. Cunningham fue a buscarla, después de recibir una carta de una niña de once años en Inglaterra llamada Clara, preguntando por qué su autora favorita (Cornelia Funke) no fue publicada en inglés. Clara era bilingüe, hablaba alemán e inglés, por lo que había estado disfrutando de los libros de Funke durante varios años.

Los libros favoritos de Cornelia Funke

En muchas de sus entrevistas, la escritora Cornelia Funke se describe a sí misma como una lectora apasionada. Y, como reveló en una entrevista de AudioFile, uno de sus objetivos como autora es “intentar despertar la pasión por la lectura en niños y adultos”.

En Inkheart, una de las formas en que Funke logra este objetivo es presentando a su público obras de ficción clásicas.

Cada capítulo comienza con una cita de un libro, y hay referencias a libros como El viento en los sauces, del autor escocés Kenneth Grahame (1859-1932), que se encuentran esparcidos por todo el texto.

En un artículo publicado en el sitio web de Guardian Unlimited, Funke reveló sus “cuentos favoritos para dormir”, muchos de los cuales se mencionan en Inkheart.

Tom Sawyer de Mark Twain.
El BFG de Roald Dahl.
What Witch de Eva Ibbotson.
Just So Stories de Rudyard Kipling.
Jim Button y Luke the Engine Driver por Michael Ende.
Peter Pan de J. M. Barrie.
Los hermanos Corazón de León de Astrid Lindgren.
La guerra de los botones de Louis Peraud.
El Mago de Oz por L. Frank Baum.
La Princesa Novia de William Goldman.

Cunningham localizó al agente de Funke, leyó el manuscrito e inmediatamente compró los derechos en inglés para Herr der Diebe y para Drachenreiter. En julio de 2000, El Señor Ladrón fue publicado en Inglaterra.

Se agotó en sólo diez días, un fenómeno inédito para un libro infantil. Dos años después, la historia de Funke debutó en los Estados Unidos. Los críticos alabaron a El Señor Ladrón, llamándolo un clásico inmediato.

Los lectores estuvieron de acuerdo, y el libro llegó a la lista de best-sellers del New York Times, donde permaneció cómodamente posado durante veinticinco semanas.

El Señor Ladrón fue nombrado el mejor libro del año por muchas publicaciones, incluyendo School Library Journal y Parenting Magazine. También ganó una gran cantidad de premios, incluyendo el prestigioso Mildred L. Batchelder Award, que es presentado anualmente por la American Library Association al mejor libro originalmente publicado en un idioma extranjero y luego traducido y publicado en los Estados Unidos.

Parte Peter Pan y parte Robin Hood y Oliver Twist, The Thief Lord está ambientada en Venecia, Italia. Rebecca Sinkler del New York Times dijo que el libro era una”canción de amor a la ciudad y sus esplendores”.

De hecho, Venecia es uno de los destinos favoritos de Funke, y se inspiró para escribir la historia durante una de sus muchas visitas. “Quería decirles a los niños que hay un lugar en este mundo que es real y lleno de historia, pero que también contiene magia y misterio”, explicó a Trudy Wyss en una entrevista en el sitio web de Borders Books. Los numerosos callejones y canales de Venecia eran perfectos para la historia porque, como dijo Funke a Wyss, “hay cientos de escondites”.

En el centro de la historia hay dos huérfanos, Prosper, de doce años, y su hermano Bo, de cinco, que huyen de Hamburgo a Venecia porque sus tíos quieren separarlos.

Cuando llegan a la extraña ciudad, son recibidos por una banda de jóvenes carteristas y ladrones liderados por Escipión, el Señor Ladrón enmascarado de trece años. Los niños viven cómodamente con sus nuevos amigos en un cine abandonado hasta que descubren que están siendo rastreados por un investigador contratado por sus tíos.

También se meten en problemas cuando la banda es contratada para robar el ala de un caballo de madera que hace mucho tiempo se rompió de un carrusel mágico. El carrusel tiene el poder de hacer “adultos de niños y niños de adultos”.

Escrito desde el corazón

Los lectores quedaron hechizados por los muchos giros y vueltas en la trama de El Señor Ladrón, y Funke dejó a su audiencia queriendo más. Fueron recompensados en octubre de 2003 cuando Scholastic Press, su editor americano, lanzó Inkheart.

Hay un brillo en los ojos de Funke cuando habla de este libro, que ella cree que es uno de sus mejores esfuerzos. Como explicó en el video de Bookwrap, puso la “sangre de su corazón” para escribirlo: “Hay gente que ama los libros y es codiciosa con los libros y el susurro del papel y de la carta impresa, y yo quería escribir sobre esto.

Esta lujuria por la palabra impresa. Y creo que Corazón de Tinta es todo eso. El encanto que proviene de los libros”.

Los buenos autores hacen que los libros cobren vida para sus lectores. En Inkheart, Meggie, de doce años, ama tanto los libros que regularmente se queda dormida con ellos. Su padre, Mo, se burla de ella diciendo: “Estoy seguro de que debe ser muy cómodo dormir con una cosa dura y rectangular como esa bajo tu cabeza”.

Pero a Meggie le gusta llevar sus libros a la cama porque los libros le susurran sus historias por la noche.

Los libros también son importantes para su padre, que se gana la vida viajando por todo el país reparando y cuidando viejos volúmenes. Sin embargo, no le lee a su hija debido a un poder secreto que posee: si Mo lee un libro en voz alta, sus personajes abandonan las páginas y entran en el mundo real.

Mo descubrió su don varios años antes, cuando publicó personajes del libro Corazón de tinta. Uno de ellos, llamado Capricornio, es tan malvado que se dice que su corazón está hecho de tinta. Capricornio caza a Mo porque quiere destruir a Corazón de Tinta, asegurándose de que nunca volverá a sus páginas.

El éxito de Corazón de Tinta siguió al de El Señor Ladrón. El libro debutó en el número nueve de la lista de bestsellers del New York Times y permaneció en la lista hasta 2004. También recibió críticas muy favorables.

Publisher’s Weekly se entusiasmó al decir que “los lectores quedarán cautivados por el mundo escalofriante y emocionante que ha creado[Funke]”. James Neal Webb de BookPage llegó a llamarlo “un volumen mágico que cambia la vida”.

Funke en el cine

Para promover sus libros, en noviembre de 2003 Funke dejó Hamburgo y a sus hijos, Anna y Ben, y se fue de gira por los Estados Unidos. (El personaje de Bo en El Señor Ladrón se basó en Ben.) Fue entrevistada en televisión y radio y visitó muchas librerías a través de los Estados Unidos.

En su entrevista en vídeo con Bookwrap, Funke comentó sobre los niños estadounidenses que conoció durante la gira y lo abiertos y curiosos que eran. “Fue muy divertido conocerlos”, dijo. “Estaba especialmente encantado con el libro Maníacos en América. No sabía que había tantos aquí y tengo que confesar esta clase de pasión por los libros que sólo he conocido en América”.

Funke reveló al Miami Herald que hay dos secuelas planeadas para Inkheart. El segundo de la serie, llamado Inkblood, ya ha sido escrito y está siendo traducido del alemán, con una fecha prevista de lanzamiento en 2005.

Además, hay películas en las obras basadas en El Señor Ladrón y en la trilogía del Corazón de Tinta.

Una vez que sus libros lleguen a la gran pantalla, Funke, que ya es una escritora muy querida, se convertirá sin duda en un fenómeno de escritura. Y tampoco hay duda de que hay muchos más libros por venir de su pluma. Como le dijo a Wyss:”Escribir es mi pasión…., no podría vivir sin ella”.

Te Puede Interesar:

Marian Anderson Primera Cantante Afroamericana

Gabriel García Márquez Biografía | Vida y Carrera

John Jay Uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos

Pamela Lyndon Travers Biografía | Mary Poppins

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 3 Promedio: 5]