Cultura y Sociedad Azteca

Los aztecas fueron un pueblo mesoamericano precolombino del centro de México en los siglos XIV, XV y XVI. Se llamaban a sí mismos Mexica. La República de México y su capital, la Ciudad de México, derivan sus nombres de la palabra “Mexica”.

La capital del imperio azteca fue Tenochtitlán, construida en una isla elevada en el lago de Texcoco. La Ciudad de México está construida sobre las ruinas de Tenochtitlán.Aztecas

La colonización española de las Américas llegó al continente durante el reinado de Huey Tlatoani, Moctezuma II (Montezuma II).

En 1521 Hernán Cortés y un ejército aliado de indios americanos que superaban en número a los aztecas defensores.

Según su propia historia, cuando los mexicas llegaron al valle de Anáhuac (Valle de México) alrededor del lago de Texcoco, los grupos que vivían allí los consideraban incivilizados.

Los mexicas tomaron prestada gran parte de su cultura de los antiguos toltecas, a quienes parecen haber confundido al menos parcialmente con la civilización más antigua de Teotihuacán.

Para los mexicas, los toltecas fueron los creadores de toda cultura; “Toltecayotl” era sinónimo de cultura.

Las leyendas mexicas identifican a los toltecas y al culto a Quetzalcóatl con la mítica ciudad de Tollan, que también identificaron con los más antiguos teotihuacanos.

Valle de México

El centro de la civilización azteca era el Valle de México, una enorme cuenca ovalada a unos 7,500 pies sobre el nivel del mar.

El imperio azteca incluía muchas ciudades y pueblos, especialmente en el Valle de México. La ciudad más grande del imperio era la capital, Tenochtitlán.

Los primeros pobladores construyeron balsas de troncos, luego las cubrieron de barro y plantaron semillas para crear raíces y desarrollar terrenos más sólidos para construir casas en esta tierra pantanosa.

Los aztecas se sentían el “pueblo elegido” de Huitzilopochtli. Los aztecas creían que Huitzilopochtli, su dios de la guerra, era su protector.

A medida que el imperio azteca se expandió, se trajeron a Tenochtitlán artesanos especializados y trabajadores comunes para expandir la ciudad.

Cuando los españoles vieron los regalos de oro que Moctezuma les ofreció como regalo, quisieron conquistar la ciudad.

Los españoles derrotaron a los aztecas y los católicos sintieron que era su deber destruir todo rastro de los aztecas. Los pocos aztecas que quedan han continuado con su cultura hoy en día.

La historia secreta de los aztecas – documental

Aztecas

A menudo el término “azteca” se refiere exclusivamente al pueblo de Tenochtitlán, situado en una isla del lago de Texcoco, que se llamaban a sí mismos Mexica Tenochca o Colhua-Mexica.

Tenochtitlán fue construido de acuerdo a un plan fijo y centrado en el recinto ritual, donde la Gran Pirámide de Tenochtitlán se elevó 50 m por encima de la ciudad.

Las casas eran de madera y barro, los techos de caña, aunque las pirámides, los templos y los palacios eran generalmente de piedra.

Sobre la base de los rendimientos actuales de la chinampa. Se ha estimado que 1 hectárea de chinampa alimentaría a 20 individuos y 9.000 hectáreas de chinampas podrían alimentar a 180.000 personas.

Población

La civilización azteca contenía alrededor de 15 millones de personas que vivían en casi 500 pueblos y ciudades.

Cerca de 300.000 personas vivían en Tenochtitlán. En esta famosa ciudad, el gobierno controlaba y era responsable de lidiar con los impuestos, castigos, hambruna y comercio de mercado.

Los delincuentes fueron esclavizados en condiciones de trabajo tediosas durante un tiempo específico.

Si la ofensa era menor, al infractor se le cobraba una serie de honorarios o multas. Este tipo de sistema de gobierno es sólo una de las muchas cosas que afectaban aspectos de la vida diaria de los aztecas.

Sacrificios

Es necesario alimentar a las deidades con corazones humanos. Si no, entonces el sol no saldría diariamente, o habría una enorme sequía. La gente usaba prisioneros de guerra para sus sacrificios.

El lugar principal de sacrificio era la Gran Pirámide. Tenía ciento catorce escalones, y se sumaba a la magnífica belleza de la ciudad.

Tenochtitlán se extendía a más de 26.400 pies y tenía más de 400.000 habitantes. Esta es la mayor densidad de población jamás registrada en la historia de Mesoamérica.

Todos los habitantes de Tenochtitlán eran aztecas, y tenían la misma cultura y religión. Todos eran politeístas, creían en muchos dioses.

Huitzilopochtli

El más importante para ellos era Huitzilopochtli, el dios del sol. Los aztecas lo adoraban diariamente en el Templo Principal.

Como la tierra no era un gran lugar para cultivar, los aztecas se vieron forzados a trabajar en torno a este hecho, lo cual hicieron muy bien.

Tenochtitlán estaba bien protegido por el lago de Texcoco, pero Cortés y su ejército eran demasiado fuertes.

La ciudad cayó en 1540 y Cortés la destruyó. Construyó sobre ella lo que ahora se conoce como la Ciudad de México.

Conquista española del Imperio Azteca

El imperio alcanzó su apogeo durante el reinado de Ahuitzotl en 1486-1502. Su sucesor, Motehcuzoma Xocoyotzin (más conocido como Moctezuma II o Montezuma).

Igualmente había sido Hueyi Tlatoani durante 17 años cuando los españoles. Liderados por Hernán Cortés, desembarcaron en la costa del Golfo en la primavera de 1519.

A pesar de algunas batallas tempranas entre los dos, Cortés se alió con el enemigo de larga data de los aztecas. La Confederación de Tlaxcala, y llegó a las puertas de Tenochtitlán el 8 de noviembre de 1519.

Tras la muerte de Moctezuma II, el imperio cayó en manos de emperadores gravemente debilitados. Como Cuitlahuac, antes de ser gobernado por gobernantes títeres, como Andrés de Tapia Motelchiuh, instalado por los españoles.

Artes

El canto y la poesía eran muy apreciados; hubo presentaciones y concursos de poesía en la mayoría de los festivales aztecas.

También hubo presentaciones dramáticas que incluyeron a músicos, músicos y acróbatas.

La poesía era la única ocupación digna de un guerrero azteca en tiempos de paz. Una notable cantidad de esta poesía sobrevive, habiendo sido recopilada durante la época de la conquista.

En algunos casos la poesía se atribuye a autores individuales. Como Nezahualcoyotl, tlatoani de Texcoco, y Cuacuauhtzin, Señor de Tepechpan, pero si estas atribuciones reflejan la autoría real es una cuestión de opinión.

Tenochtitlan y el Imperio Azteca

Estructura de clases

En la sociedad azteca, los guerreros, sacerdotes y la nobleza eran considerados entre los más respetados de la jerarquía social azteca.

Debido al énfasis de los aztecas en la guerra, la clase guerrera era altamente valorada, y a menudo los guerreros se ofrecían como voluntarios para los más importantes rituales aztecas de sacrificio.

Los comerciantes de larga distancia también gozaban de privilegios considerables y a menudo servían al gobierno como embajadores y espías.

Los más destacados artesanos, médicos y maestros verdaderamente sabios también eran muy respetados.

La sociedad azteca estaba dividida en tres clases: esclavos, plebeyos y nobles.

La nobleza

La clase más alta era la pipiltin o nobleza. Originalmente este estatus no era hereditario, aunque los hijos de los pillis tenían acceso a mejores recursos y educación.

Por lo que era más fácil para ellos convertirse en pillis. Más tarde, el sistema de clases asumió aspectos hereditarios.

Las nobles eran las personas que eran nobles de nacimiento, los sacerdotes y los que se ganaban su rango.

La más alta esfera social estaba ocupada por una minoría de familias conocidas como los pipiltines.

Estas personas eran miembros de la nobleza hereditaria y ocupaban los puestos más altos en el gobierno, el ejército y el sacerdocio.

Los nobles escogieron a un líder supremo conocido como el tlatoani de su propio grupo; en náhuatl este nombre significa el que habla. Este líder fue muy venerado y gobernó hasta su muerte.

Agricultura

La segunda clase eran los’macehualtin’, originalmente campesinos. Eduardo Noguera estima que en etapas posteriores sólo el 20% de la población se dedicó a la agricultura y la producción de alimentos.

El otro 80% de la sociedad eran guerreros, artesanos y comerciantes. Finalmente, la mayoría de los macehuallis se dedicaron a la artesanía. Sus obras fueron una importante fuente de ingresos para la ciudad.

El grupo social más numeroso era conocido como el macehualtin; estas personas se dedicaban a la agricultura y a los oficios comunes.

Esclavos

Los esclavos o la tlacotina también constituían una clase importante. Los aztecas podían convertirse en esclavos por deudas.

Como castigo criminal o como prisioneros de guerra. Un esclavo podría tener posesiones e incluso poseer otros esclavos.

Sin embargo, al convertirse en esclavo, todos los animales del esclavo y el dinero sobrante irían a su comprador.

Los esclavos podían comprar su libertad, y los esclavos podían ser liberados si tenían hijos o estaban casados con sus amos.

Típicamente, tras la muerte del amo, los esclavos que habían prestado servicios excepcionales eran liberados.

Códices

Los códices aztecas son libros escritos por aztecas de la era precolombina y colonial. Estos códices proporcionan algunas de las mejores fuentes primarias de la cultura azteca.

Los códices precolombinos se diferencian de los códices europeos en que son en gran medida pictóricos. No están destinados a simbolizar narrativas habladas o escritas.

Los códices de la época colonial no sólo contienen pictogramas aztecas, sino también náhuatl clásico (en el alfabeto latino), español y ocasionalmente latín.

Aunque quedan muy pocos códices de la pre-conquista, la tradición del tlacuilo (pintor del códice) soportó la transición a la cultura colonial.

Los eruditos ahora tienen acceso a un cuerpo de alrededor de 500 códices de la era colonial.

A los aztecas se les ha atribuido el descubrimiento del chocolate. Los aztecas elaboraban chocolate a partir del fruto del árbol de cacao y lo utilizaban como saborizante y como ingrediente en diversas bebidas y tipos de confitería.

Posteriormente trajo los frijoles de vuelta a España, donde se preparó la bebida de chocolate y luego se calentó con edulcorantes añadidos. Su fórmula se mantuvo en secreto para ser disfrutada sólo por la nobleza y la clase guerrera.

Economía

La economía azteca puede dividirse en un sector político, bajo el control de nobles y reyes, y un sector comercial que operaba independientemente del sector político.

El sector político de la economía se centraba en el control de la tierra y el trabajo por parte de reyes y nobles.

Los nobles eran dueños de todas las tierras. Los plebeyos tenían acceso a las tierras de labranza y a otros campos a través de una variedad de arreglos. Desde el alquiler hasta la aparcería, el trabajo en condiciones de servidumbre y la esclavitud.

En los mercados aztecas, un conejo pequeño valía 30 frijoles, un huevo de pavo costaba 3 frijoles y un tamal costaba un solo frijol.

Una pequeña estatua de oro (aproximadamente 0.62 kg / 1.37 lb) cuesta 250 frijoles. El dinero se utilizaba principalmente en los numerosos mercados periódicos que se celebraban en cada pueblo.

Datos sorprendentes de los Aztecas que no sabías

Educación

Los niños y las niñas fueron educados cuidadosamente desde su nacimiento.Durante los primeros años de vida, los padres educaban a los niños, mientras que las madres se ocupaban de las niñas.

Los aztecas creían que la educación era extremadamente valiosa e insistían en que los niños, niñas y jóvenes asistieran a la escuela.

Había dos tipos principales de escuelas, la llamada tepoccalli y la tranquila-cac. Los niños y las niñas fueron a ambos, pero se mantuvieron separados el uno del otro.

Los niños recibieron entrenamiento militar intensivo.  También aprendieron sobre agricultura y oficios.

Se educa a las niñas para que formen una familia, y se les capacita en las artes y oficios que garantizarán el bienestar de sus futuros hogares.

El calmecac era para los hijos de la nobleza, y servía para formar nuevos líderes militares y religiosos.

Vida familiar

En el contexto de la familia, los hombres y las mujeres desempeñan funciones distintas. Las mujeres aztecas se casaron a los 16 años.

En la escuela se enseña a los niños artes y oficios, y a las niñas a cocinar y otras necesidades para formar una familia.

Agricultura – Riego

Los aztecas hacían terrazas, que eran escalones que bajaban por una sala para controlar el flujo de agua. Esto evitó que sus cosechas se inundaran.

Al igual que la civilización olmeca, los aztecas también usaban un método de agricultura de tala y quema.

Las chinampas, islas artificiales hechas tejiendo esteras de caña gigantescas y cubriéndolas con plantas enlodadas, se utilizaron para extender los cultivos hacia el pantano.

Aunque parecían flotar, las chinampas estaban ancladas al suelo por las raíces de las plantas.

Todo esto ayudó a los aztecas a crecer y a la abundancia de maíz, chiles, calabazas, tomates, frijoles y otros tipos de comida.

Juegos y deportes

Un juego similar al balonmano fue jugado por los norteamericanos y centroamericanos desde el año 1500 a.C. más famoso por los aztecas como el juego de pelota mesoamericano.

Sin embargo, ninguno de estos juegos hace referencia a un juego de rebote usando una pared.

Estos juegos antiguos se asemejan a una forma de tenis de mano. Eran muy competitivos y no les gustaba perder.

Gobierno

El Imperio Azteca era un ejemplo de un imperio que gobernaba por medios indirectos.

Como la mayoría de los imperios europeos, era étnicamente muy diverso, pero a diferencia de la mayoría de los imperios europeos, era más un sistema de tributo que un único sistema de gobierno.

El imperio azteca era un imperio informal o hegemónico. Porque no ejercía la autoridad suprema sobre las tierras conquistadas. Simplemente esperaba que se le pagaran tributos.

También era un imperio discontinuo porque no todos los territorios dominados estaban conectados.

Por ejemplo las zonas periféricas del sur de Xoconochco no estaban en contacto directo con el centro.

El Sacrificio Humano

El sacrificio humano fue la característica más llamativa de la civilización azteca. Mientras que el sacrificio humano se practicaba en toda Mesoamérica.

Los aztecas, si se quiere creer en sus propios relatos, llevaron esta práctica a un nivel sin precedentes.

Por ejemplo, para la reconstitución de la Gran Pirámide de Tenochtitlán en 1487, los aztecas reportaron que sacrificaron 84,400 prisioneros en el transcurso de cuatro días, supuestamente por Ahuitzotl, el Gran Orador mismo.

Sin embargo, la mayoría de los expertos consideran que estas cifras son exageradas. Por ejemplo, la mera logística asociada con el sacrificio de 84.000 víctimas sería abrumadora, siendo 2.000 una cifra más probable.

Idioma

Los aztecas hablaban un idioma llamado náhuatl (pronunciado NAH con l). Pertenece a un gran grupo de lenguas indias que también incluyen las lenguas habladas por los comanches, pimas, shoshones y otras tribus del oeste de Norteamérica.

El náhuatl es un grupo de lenguas y dialectos relacionados de la rama nahua (tradicionalmente llamada “azteca”) de la familia de las lenguas yutonahuas.

Colectivamente son habladas por un estimado de 1.5 millones de personas Nahuas, la mayoría de las cuales viven en el centro de México. Todas las lenguas nahuas son indígenas de Mesoamérica.

Matemáticas

Los aztecas usaban un sistema vigesimal, contando de 20 en 20. Los números del 1 al 19 se expresaban con puntos u ocasionalmente con los dedos.

El 20 se representaba con una bandera; el 400 (es decir, 20 >(20) con un signo que parecía una pluma o un abeto; y el 8.000 (20 x 20 x 20 x 20) con una bolsa o bolsa con borlas que se imaginaba que contenía 8.000 granos de cacao.

Mitología

La religión azteca combinaba elementos de politeísmo, chamanismo y animismo en un marco de astronomía y calendarios.

Como otras religiones mesoamericanas, tenía elementos de sacrificio humano en relación con un gran número de festivales religiosos que se celebraban de acuerdo con los patrones del calendario azteca.

Tenía un panteón grande y cada vez más grande; los aztecas a menudo adoptaban en su propia práctica religiosa deidades de otras regiones geográficas o pueblos.

Filosofía

La filosofía azteca veía el concepto de teotl como una unidad fundamental que subyace en todo el universo. Teotl forma, forma y es todo.

Los sacerdotes aztecas tenían una visión panenteísta de la religión, pero la religión popular azteca mantenía el politeísmo.

Los sacerdotes veían a los diferentes dioses como aspectos de la unidad singular y trascendente del teotl. Pero a las masas se les permitía practicar el politeísmo sin comprender la verdadera naturaleza unificada de los dioses aztecas.

Sociedad

Políticamente, la sociedad se basaba en una ciudad-estado independiente, llamada “Altepetl”, compuesta por divisiones más pequeñas llamadas Calpulli, que a su vez se componían normalmente de uno o más grupos de parentesco ampliados.

Socialmente, la sociedad dependía de una división bastante estricta entre los nobles y los plebeyos libres, ambos grupos divididos en jerarquías elaboradas de estatus social, responsabilidades y poder.

Económicamente la sociedad dependía de la agricultura y también en gran medida de la guerra, otros factores económicamente importantes eran el comercio, la larga distancia y local, y un alto grado de especialización comercial. La recreación era importante.

Comercio del imperio azteca

Antes de la caída de los aztecas, el pueblo azteca tenía una economía estable impulsada por un mercado comercial exitoso.

Los mercados, que se encontraban en el centro de muchas comunidades, estaban bien organizados y eran muy diversos en cuanto a mercancías, como señalaron los conquistadores españoles a su llegada.

Los comerciantes regionales, conocidos como tlanecuilo, tendían a intercambiar artículos y alimentos utilitarios, que incluían:

  1. Oro
  2. Plata
  3. Piedras preciosas
  4. Telas
  5. Algodón
  6. Pieles de animales
  7. Agricultura
  8. Caza silvestre
  9. Carpintería

Transporte del imperio azteca

La principal contribución de la dominación azteca fue un sistema de comunicaciones entre las ciudades conquistadas.

Las carreteras fueron diseñadas para viajar a pie.  Por lo general, estos caminos se mantenían a través de tributos, y los viajeros tenían lugares para descansar y comer e incluso letrinas para usar a intervalos regulares, aproximadamente cada 10 ó 15 km.

Los mensajeros (paynani) viajaban constantemente por esos caminos, manteniendo a los aztecas informados de los acontecimientos y ayudando a vigilar la integridad de las carreteras.

Debido a la vigilancia constante, incluso las mujeres podían viajar solas, un hecho que asombró a los españoles, ya que eso no era posible en Europa desde la época de los romanos.

Guerra de la Cultura Azteca

Debido a las aspiraciones de conquista y a las creencias religiosas de los mexicas, la guerra fue una actividad muy importante.

Los mexicas creían que los dioses se habían sacrificado por la humanidad. Su sangre había dado vida al hombre, y que el Sol se nutría de la sangre de los corazones humanos. Esta creencia los llevó a sacrificar a muchos prisioneros en sus templos.

Algunas personas pudieron resistir a los aztecas; los más poderosos fueron los tlaxaltecas y los purépechas.

El pueblo estaba completamente preparado para la guerra y se puso gran énfasis en la creación de códices y en la interpretación de los calendarios.

Los códices consisten en escritos y dibujos hechos por el pueblo mesoamericano sobre tiras de piel de venado, o sobre una especie de papel hecho de corteza de amate. Una vez terminadas, estas tiras se doblaron como un acordeón.

Aunque seguramente había un gran número de códices, sólo se conservaron unos pocos. Muchos fueron destruidos por los conquistadores españoles.

Escritura de la Cultura Azteca

Los aztecas usaban pictografías para comunicarse a través de la escritura. Algunos de los dibujos simbolizaban ideas y otros representaban los sonidos de las sílabas.

Hicieron papel tomando tiras de corteza de higueras y machacándolas en trozos de madera dura.

La administración de Tenochtitlán y sus provincias extranjeras requería una gran cantidad de papeleo.

Había que recaudar impuestos, registrar los pleitos entre las aldeas o los particulares, y los comerciantes llevaban cuentas de sus bienes y beneficios.

Los clanes mantenían registros de tierras, y cuando Cortés llegó a Tenochtitlán no tuvo problemas en obtener del archivo real. Un mapa que mostraba todos los ríos y bahías a lo largo de un tramo de 400 millas de la costa norte.

Legado de la Cultura Azteca

La mayoría de los mexicanos de hoy en día (y la gente de ascendencia mexicana en otros países) son mestizos, de ascendencia española mixta, indígena y europea.

La lengua náhuatl es hablada hoy por 1.5 millones de personas, la mayoría en las zonas montañosas de los estados del centro de México.

Los dialectos locales del español, el español mexicano en general y el español en todo el mundo han sido influenciados, en diferentes grados, por el náhuatl.

Algunas palabras en náhuatl (sobre todo chocolate y tomate) han sido tomadas del español a otros idiomas en todo el mundo.

La cocina mexicana sigue basándose en los productos agrícolas aportados por los mexicas/aztecas y mesoamericanos, la mayoría de los cuales conservan alguna forma de sus nombres náhuatl originales.

La cocina también se ha convertido en una parte popular de la cocina de los Estados Unidos y de otros países alrededor del mundo, típicamente alterada para adaptarse a varios gustos nacionales.

Vistas modernas de la cultura azteca

Laurette Sejourne, una antropóloga francesa, escribió sobre la espiritualidad azteca y mesoamericana.

Su descripción de los aztecas como un pueblo espiritual fue tan convincente que se han formado nuevas religiones basadas en sus escritos.

Miguel León-Portilla también idealizó la cultura azteca, especialmente en sus primeros escritos.

Qué fue lo que mató a los aztecas?

Te Puede Interesar:

 Cultura Mixteca | Religión, Dioses, Economía & Organización Social

Frida Kahlo Biografía – Artista Mexicana, Vida y Obras

Diego Rivera Biografía del Pintor Muralista – Obras y Vida

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 2 Promedio: 5]