Edward Snowden ex subcontratista de la Agencia de Seguridad Nacional

Biografía de Edward Snowden

Edward Snowden es un ex subcontratista de la Agencia de Seguridad Nacional que salió en los titulares en 2013 cuando filtró información de alto secreto sobre las actividades de vigilancia de la NSA.

Edward Snowden (nacido el 21 de junio de 1983) es un programador informático que trabajó como subcontratista para la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).Edward Snowden

¿Quién es Edward Snowden?

Snowden recopiló documentos de alto secreto sobre las prácticas de vigilancia doméstica de la NSA que encontró perturbadoras y las filtró.

Después de huir a Hong Kong, se reunió con periodistas de The Guardian y con la cineasta Laura Poitras. Los periódicos comenzaron a imprimir los documentos que él había filtrado, muchos de ellos detallando el monitoreo de los ciudadanos estadounidenses. Estados Unidos ha acusado a Snowden de violaciones de la Ley de Espionaje, mientras que muchos grupos lo llaman héroe. Snowden ha encontrado asilo en Rusia y sigue hablando de su trabajo. Citizenfour, un documental de Laura Poitras sobre su historia, ganó un Oscar en 2015. También es el tema de Snowden, una película biográfica de 2016 dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Joseph Gordon-Levitt.

La novia de Edward Snowden
Una de las personas que Snowden dejó atrás cuando se mudó a Hong Kong para filtrar archivos secretos de la NSA fue su novia Lindsay Mills. La pareja había estado viviendo junta en Hawaii, y ella supuestamente no tenía idea de que él estaba a punto de revelar información clasificada al público.

Mills se graduó de Laurel High School en Maryland en 2003 y del Maryland Institute College of Art en 2007. Comenzó su carrera como bailarina de baile en barra mientras vivía en Hawaii con Snowden.

En enero de 2015, Mills se unió al equipo de documentales de Citizenfour en el escenario para su discurso de aceptación de los Oscar.

¿Dónde está Edward Snowden ahora?
En septiembre de 2017, Edward Snowden aún vivía en Moscú, Rusia. Sin embargo, en febrero de 2016 dijo que regresaría a Estados Unidos a cambio de un juicio justo. En febrero de 2017, NBC News informó que el gobierno ruso estaba considerando entregarlo a Estados Unidos para obtener el favor del presidente Donald Trump, aunque Snowden sigue en Rusia.

Películas sobre Edward Snowden
En 2014, Snowden apareció en el aclamado documental Citizenfour de Laura Poitras. La directora había grabado sus reuniones con el periodista de Snowden y Guardian, Glenn Greenwald. La película ganó un Oscar en 2015. “Cuando las decisiones que nos rigen se toman en secreto, perdemos el poder de controlarnos y gobernarnos”, dijo Poitras durante su discurso de aceptación.

En septiembre de 2016, el director Oliver Stone estrenó una película biográfica, Snowden, con la cooperación de Edward Snowden. La película está protagonizada por Joseph Gordon-Levitt en el papel principal y Shailene Woodley interpretando a su novia Lindsay Mills.

Familia y Vida Temprana
Edward Snowden nació en Elizabeth City, Carolina del Norte, el 21 de junio de 1983. Su madre trabaja para la corte federal en Baltimore (la familia se mudó a Maryland durante la juventud de Snowden) como secretaria principal adjunta de administración y tecnología de la información. El padre de Snowden, un ex oficial de la Guardia Costera, más tarde se trasladó a Pensilvania y se volvió a casar.

La educación de Edward Snowden
Edward Snowden abandonó la escuela secundaria y estudió informática en el Anne Arundel Community College de Arnold, Maryland (de 1999 a 2001, y de nuevo de 2004 a 2005).

Entre sus períodos en el colegio comunitario, Snowden pasó cuatro meses de mayo a septiembre de 2004 en entrenamiento de fuerzas especiales en las Reservas del Ejército, pero no completó su entrenamiento. Snowden le dijo a The Guardian que fue dado de baja del Ejército después de”romperse ambas piernas en un accidente de entrenamiento”. Sin embargo, un informe no clasificado publicado el 15 de septiembre de 2016 por el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes refutó su afirmación, afirmando: “Afirmó haber dejado el entrenamiento básico del Ejército debido a las piernas rotas cuando en realidad se lavó debido a los calambres en las espinillas.”

Subcontratista de la NSA
Snowden finalmente consiguió un trabajo como guardia de seguridad en el Center for Advanced Study of Language de la Universidad de Maryland. La institución estaba vinculada a la Agencia Nacional de Seguridad y, en 2006, Snowden había aceptado un trabajo de tecnología de la información en la Agencia Central de Inteligencia.

En 2009, después de ser sospechoso de intentar entrar en archivos clasificados, se fue a trabajar para contratistas privados, entre ellos Dell y Booz Allen Hamilton, una empresa de consultoría tecnológica. Mientras trabajaba en Dell, trabajó como subcontratista en una oficina de la NSA en Japón antes de ser transferido a una oficina en Hawaii. Después de un corto período de tiempo, se trasladó de Dell a Booz Allen, otro subcontratista de la NSA, y permaneció en la empresa durante sólo tres meses.

Fugas de Snowden
Durante sus años de trabajo en TI, Snowden había notado el gran alcance de la vigilancia diaria de la NSA. Mientras trabajaba para Booz Allen, Snowden comenzó a copiar documentos secretos de la NSA, creando un dossier sobre prácticas que le parecían invasivas e inquietantes. Los documentos contenían amplia información sobre las prácticas de vigilancia nacionales de la NSA.

Después de haber reunido una gran cantidad de documentos, Snowden le dijo a su supervisor de la NSA que necesitaba un permiso de ausencia por razones médicas, declarando que se le había diagnosticado epilepsia. El 20 de mayo de 2013, Snowden tomó un vuelo a Hong Kong, China, donde permaneció mientras orquestando una reunión clandestina con periodistas de la publicación británica The Guardian y con la cineasta Laura Poitras.

El 5 de junio, The Guardian publicó documentos secretos obtenidos de Snowden. En estos documentos, el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera implementó una orden que requería que Verizon divulgara información a la NSA de manera “continua y diaria”, proveniente de las actividades telefónicas de sus clientes estadounidenses.

Al día siguiente, The Guardian y The Washington Post publicaron la información filtrada de Snowden sobre PRISM, un programa de la NSA que permite la recolección de información en tiempo real de forma electrónica. Siguió una avalancha de información y se produjo un debate tanto a nivel nacional como internacional.

“Estoy dispuesto a sacrificar[mi vida anterior] porque no puedo permitir en conciencia que el gobierno de Estados Unidos destruya la privacidad, la libertad de Internet y las libertades básicas de la gente de todo el mundo con esta enorme máquina de vigilancia que están construyendo en secreto”, dijo Snowden en entrevistas concedidas desde su habitación de hotel en Hong Kong.

Las consecuencias de sus revelaciones continuaron desarrollándose durante los meses siguientes, incluyendo una batalla legal sobre la recopilación de datos telefónicos por parte de la NSA. El presidente Obama trató de calmar los temores sobre el espionaje del gobierno en enero de 2014, ordenando al secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, que revisara los programas de vigilancia del país.

Cargos contra Edward Snowden
El gobierno de Estados Unidos pronto respondió legalmente a las revelaciones de Snowden. El 14 de junio de 2013, los fiscales federales acusaron a Snowden de “robo de propiedad del gobierno”, “comunicación no autorizada de información de defensa nacional” y “comunicación deliberada de información de inteligencia de comunicaciones clasificada a una persona no autorizada”.

Los dos últimos cargos caen bajo la Ley de Espionaje. Antes de que el presidente Barack Obama asumiera el cargo, la ley sólo se había utilizado con fines de enjuiciamiento en tres ocasiones desde 1917. Desde que el presidente Obama asumió el cargo, la ley ha sido invocada siete veces hasta junio de 2013.

Mientras algunos condenaban a Snowden por traidor, otros apoyaban su causa. Más de 100.000 personas firmaron una petición en línea pidiendo al presidente Obama que indultara a Snowden a finales de junio de 2013.

El exilio en Rusia
Snowden permaneció escondido durante poco más de un mes. Inicialmente planeaba trasladarse a Ecuador para obtener asilo, pero, al hacer una escala, quedó varado en un aeropuerto ruso durante un mes cuando su pasaporte fue anulado por el gobierno estadounidense. El gobierno ruso negó las solicitudes de extradición de Snowden.

En julio de 2013, Snowden volvió a ser noticia cuando se anunció que se le había ofrecido asilo en Venezuela, Nicaragua y Bolivia. Snowden pronto tomó una decisión, expresando su interés en quedarse en Rusia. Uno de sus abogados, Anatoly Kucherena, declaró que Snowden buscaría asilo temporal en Rusia y posiblemente solicitaría la ciudadanía más tarde. Snowden agradeció a Rusia por darle asilo y dijo que “al final la ley está ganando”.

Ese octubre, Snowden declaró que ya no poseía ninguno de los archivos de la NSA que filtró a la prensa. Entregó los materiales a los periodistas con los que se reunió en Hong Kong, pero no guardó copias para sí mismo. Snowden explicó que “no serviría al interés público” que él hubiera traído los archivos a Rusia, según The New York Times. Por esa época, el padre de Snowden, Lon, visitó a su hijo en Moscú y continuó expresando públicamente su apoyo.

En noviembre de 2013, la solicitud de clemencia de Snowden al gobierno de Estados Unidos fue rechazada.

Crítico de la vigilancia gubernamental
En el exilio, Snowden siguió siendo una figura polarizadora que ha permanecido abierta a la vigilancia del gobierno. Hizo su aparición en el popular festival South by Southwest por teleconferencia en marzo de 2014. Por esa época, el ejército estadounidense reveló que la información que Snowden filtró podría haber causado miles de millones de dólares en daños a sus estructuras de seguridad.

En mayo de 2014, Snowden concedió una entrevista reveladora a NBC News. Le dijo a Brian Williams que era un espía entrenado que trabajaba encubierto como operativo de la CIA y la NSA, una afirmación negada por la Asesora de Seguridad Nacional Susan Rice en una entrevista de CNN. Snowden explicó que se veía a sí mismo como un patriota, creyendo que sus acciones tenían resultados beneficiosos. Afirmó que su filtración de información condujo a “un fuerte debate público” y a “nuevas protecciones en Estados Unidos y en el extranjero para que nuestros derechos no sean violados”. También expresó su interés en regresar a casa a Estados Unidos.

Snowden apareció con Poitras y Greenwald por videoconferencia en febrero de 2015. A principios de ese mes, Snowden habló con los estudiantes del Upper Canada College por videoconferencia. Les dijo que “el problema de la vigilancia masiva es que cuando se recoge todo, no se entiende nada”. También afirmó que el espionaje gubernamental “cambia fundamentalmente el equilibrio de poder entre el ciudadano y el Estado”.

El 29 de septiembre de 2015, Snowden se unió a la plataforma de medios sociales Twitter, twitteando “¿Puedes oírme ahora?” Tuvo casi dos millones de seguidores en poco más de 24 horas.

Pocos días después, Snowden habló con el New Hampshire Liberty Forum a través de Skype y declaró que estaría dispuesto a regresar a Estados Unidos si el gobierno garantizaba un juicio justo.

Campaña Edward Snowden Pardon
El 13 de septiembre de 2016, Snowden dijo en una entrevista con The Guardian que buscaría el perdón del presidente Obama. “Sí, hay leyes en los libros que dicen una cosa, pero quizás por eso existe el poder del perdón – por las excepciones, por las cosas que pueden parecer ilegales en las cartas de una página, pero cuando las miramos moralmente, cuando las miramos éticamente, cuando miramos los resultados, parece que eran cosas necesarias, eran cosas vitales”, dijo en la entrevista.

Al día siguiente, varios grupos de derechos humanos, entre ellos la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Human Rights Watch y Amnistía Internacional, lanzaron una campaña solicitando a Obama el indulto de Snowden.

Apareciendo a través de un robot de telepresencia, Snowden expresó su gratitud por el apoyo. “Amo a mi país. Amo a mi familia”, dijo. “No sé adónde vamos desde aquí. No sé cómo será mañana. Pero me alegro por las decisiones que he tomado. Nunca en mis sueños más descabellados hubiera imaginado, hace tres años, un derramamiento de solidaridad”.

También enfatizó que su caso resuena más allá de él. “Esto realmente no se trata de mí”, dijo. “Es sobre nosotros. Se trata de nuestro derecho a disentir. Es sobre el tipo de país que queremos tener”.

Un día después, el 15 de septiembre, el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes publicó un resumen no clasificado de tres páginas de un informe sobre su investigación de dos años en el caso de Snowden. En el resumen, Snowden fue caracterizado como un “empleado descontento que tenía frecuentes conflictos con sus gerentes”, un “exagerador y fabricante en serie” y “no un soplón”.

“Snowden causó un tremendo daño a la seguridad nacional, y la gran mayoría de los documentos que robó no tienen nada que ver con programas que afectan los intereses de la privacidad individual, sino que pertenecen a programas militares, de defensa e inteligencia de gran interés para los adversarios de Estados Unidos”, señala el resumen del informe.

Los miembros del comité también firmaron unánimemente una carta al presidente Obama pidiéndole que no perdone a Snowden. “Les instamos a no perdonar a Edward Snowden, quien perpetró la mayor y más dañina revelación pública de información clasificada en la historia de nuestra nación”, decía la carta. “Si el Sr. Snowden regresa de Rusia, a donde huyó en 2013, el gobierno de EE.UU. debe responsabilizarlo por sus acciones.”

Snowden respondió en Twitter diciendo: “Su informe está tan artísticamente distorsionado que sería divertido si no fuera un acto tan serio de mala fe.” Siguió con una serie de tweets refutando las afirmaciones de la comisión y dijo: “Podría seguir adelante. En resumen: después de’dos años de investigación’, el pueblo estadounidense se merece algo mejor. Este informe disminuye el comité”.

Snowden también tweeteó que la publicación del resumen del comité fue un esfuerzo para disuadir a la gente de ver la película biográfica Snowden, que se estrenó en Estados Unidos el 16 de septiembre de 2016.

Edward Snowden y Donald Trump
En abril de 2014, mucho antes de convertirse en presidente, Donald Trump tuiteó que Edward Snowden debía ser ejecutado por el daño que sus filtraciones habían causado a Estados Unidos.

Tras la elección del presidente Trump, en noviembre de 2016, Snowden dijo a los televidentes de una teleconferencia en Suecia que no le preocupaban los crecientes esfuerzos del gobierno para arrestarlo.

“No me importa. La realidad aquí es que sí, Donald Trump ha nombrado a un nuevo director de la Agencia Central de Inteligencia que me utiliza como ejemplo específico para decir que, mira, los disidentes deben ser ejecutados. Pero si me atropella un autobús, o un avión teledirigido, o me deja caer de un avión mañana, ¿sabes qué? En realidad no me importa tanto, porque creo en las decisiones que ya he tomado”, dijo Snowden.

En una carta abierta de mayo de 2017, Snowden se unió a 600 activistas instando al presidente Trump a retirar una investigación y cualquier posible acusación contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, por su papel en filtraciones secretas de inteligencia.

Te Puede Interesar:

Ben Carson Secretario de Vivienda nombrado por Presidente Donald Trump.

Frederick Douglass un eminente líder de los derechos humanos

Bill Clinton el 42º presidente de Estados Unidos

Elon Musk conocido por haber fundado Tesla Motors

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 4 Promedio: 4.8]