Herpes labial : síntomas, causas y tratamiento

Herpes labial

Conocido por los nombres populares de «herpes labial» o «herpes labial«, el herpes labial aparece como un grupo de ampollas dolorosas, la mayoría de las veces en los labios y alrededor de ellos.

Excepcionalmente, estos pequeños granos pueden aparecer dentro de la nariz, en el borde de una oreja, en la barbilla o en una mejilla.

Herpes labial
Foto Online Marketing en Unsplash

El herpes labial es una infección causada por un virus, el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1).

En casos raros, el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2) puede estar involucrado. Sin embargo, el VHS-2 suele estar asociado con el herpes genital.

Herpes labial: entender todo en 2 minutos

Es una condición benigna, pero desagradable y a menudo recurrente. En promedio, los síntomas desaparecen por sí solos en 7 a 10 días.

Prevalencia

La infección por el VHS-1 está muy extendida. Dependiendo de la región del mundo, entre el 50% y el 90% de la población ha sido infectada por este virus.

La primera infección suele ocurrir antes de los 20 años de edad, principalmente en la primera infancia, y por lo general no causa síntomas.

De hecho, la mayoría de las personas infectadas nunca tendrán ningún síntoma, por lo que no hay ampollas aparentes. El virus está en el cuerpo, pero permanece inactivo.

Según una encuesta realizada en 2006 entre 10.263 adultos, aproximadamente el 15% de los encuestados informó de que había tenido por lo menos un brote de herpes labial en el año anterior.

Otros estudios muestran que aproximadamente el 30% de los adultos tienen herpes labial ocasional.

Modo de transmisión

Una vez infectado con el VHS-1, el virus persiste en su cuerpo de por vida sin causar síntomas permanentes. Se dice que las personas que han sido infectadas con este virus son portadoras.

El virus acecha en los ganglios nerviosos de la base del cráneo (el ganglio del nervio trigémino, por ejemplo).

De vez en cuando, por diversas razones (fatiga, fiebre, exposición al sol…), el virus «se despierta» y desencadena un brote de herpes, siempre en la misma zona.

La frecuencia de estos brotes varía mucho de una persona a otra. Por razones que aún se desconocen, algunas personas no tendrán recurrencias. Por el contrario, otros tendrán unos pocos o más brotes por año.

El herpes labial es contagioso para las personas que nunca han sido infectadas por el virus, especialmente aquellas con sistemas inmunológicos debilitados.

Cuando las lesiones reaparecen, no significa que sea una nueva infección. Por lo tanto, las reactivaciones del virus no están relacionadas con el contacto reciente con una persona infectada.

Transmisión de una persona a otra

Este virus es altamente contagioso. El período de incubación es de entre 1 y 6 días.

Período de mayor riesgo. Ocurre cuando las ampollas se revientan. La transmisión se produce por contacto directo con las ampollas u objetos contaminados (utensilios, toallas, etc.) o a través de la saliva.

El líquido de las vesículas contiene virus que pueden penetrar en la mucosa oral e infectar a una persona nueva. Las lesiones son contagiosas hasta que se han secado completamente.

El virus también puede transmitirse a través de la saliva en ausencia de síntomas, pero esto es menos común.

Esto se debe a que algunas fases de reactivación del virus se producen sin causar lesiones en los labios.

Incluso puede suceder que una persona pueda contraer el herpes labial de una persona que no sepa que es portadora del virus.

En los adultos, el beso y el contacto sexual oral/genital son las principales vías de transmisión. Por lo tanto, el herpes labial puede causar herpes genital y viceversa.

La transmisión en la misma persona

En raras ocasiones, el virus puede propagarse de los labios a otras partes del cuerpo si los dedos tocan las lesiones, luego a las membranas mucosas de los ojos (conjuntivitis o úlcera corneal), dentro de la boca (herpes gingivo-estomatitis), la nariz y los genitales (herpes genital). También pueden aparecer lesiones en los dedos.

Consecuencias

Es vergonzoso, las lesiones del herpes pueden ocurrir en el momento menos apropiado.

No tienen consecuencias significativas para la salud, excepto para las personas con sistemas inmunológicos debilitados (por ejemplo, debido a la medicación, el SIDA u otras enfermedades que debilitan el sistema inmunológico). En estas personas y en los niños pequeños, la infección por el VHS-1 puede provocar graves complicaciones. Siempre es bueno tener un médico para resolver estas dudas.

¿Cuándo consultar?

  • En caso de lesiones que no se curan en 1 o 2 semanas.
  • En caso de fiebre o síntomas muy intensos durante un brote de herpes.
  • Si las recurrencias son frecuentes.
  • En caso de enfermedad que afecte al sistema inmunológico.
  • Si los ojos se vuelven sensibles a la luz durante o después de un brote, esto puede ser un signo de que la infección se ha extendido a los ojos.

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales de salud sobre este tema en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en suplementos de salud.

Además, puedes encontrar apps de salud gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Necrosis dental : síntomas, causas y tratamiento

¿Por qué el bebé pierde el pelo al nacer? Casuas

Mi bebé ronca : Síntomas, causas ?

Mydriasis: ¿Cuáles son las diferentes causas de la dilatación de las pupilas?