Hipócrates

Hipócrates Biografia

Aunque Hipócrates probablemente no escribió el famoso juramento que lleva su nombre, sirve como base para el juramento que toman los graduados de la escuela de medicina al inicio de sus carreras.

Sinopsis

Hipócrates de Cos vivió entre 450 a. C. y 380 a. Era médico y los escritos del Corpus Hippocraticum brindan una gran cantidad de información sobre metodología biomédica y ofrecen uno de los primeros códigos reflexivos de ética profesional.

El médico griego Hipócrates vivió durante la época de Pericles. Aunque se lo considera el modelo de la medicina moderna, es difícil separar los hechos de la leyenda y evaluar adecuadamente su perspicacia médica.

Una compilación de escritos atribuidos a Hipócrates presenta una comprensión rudimentaria de cómo funciona el cuerpo y la naturaleza de la enfermedad. Un legado duradero es el juramento hipocrático, derivado de sus prácticas y estándares éticos, que sirve como una guía moral para los médicos de hoy.

Aunque Platón (un contemporáneo) hace referencia a Hipócrates ( Fedro 270a y en otros lugares), generalmente se cree que la mayoría de los escritos en el Corpus Hippocraticumen realidad son obra de varios escritores diferentes.

Vida temprana

Hipócrates nació en la isla egea de Kos a mediados del siglo V, BCE. Con poco conocimiento de sus experiencias de vida, los historiadores confían en una biografía escrita unos 500 años después de su muerte por otro médico griego, Sorano, que fue extraída de la leyenda y de una colección de escritos médicos comúnmente llamada Corpus Hipocrático.

Su nombre formal era Hippocrates Asclepiades, que significa “descendiente de (el doctor-dios) Asclepios”. Nacido en una familia adinerada, el hijo de Praxithea y Heracleides, Hipócrates probablemente recibió una educación sólida en las materias básicas.

Pasó a una escuela secundaria formal antes de aprender medicina de su padre y otro médico Herodicos. Los historiadores creen que Hipócrates viajó por todo el territorio continental griego y posiblemente Libia y Egipto practicando la medicina.

Conocido tanto por sus enseñanzas como por sus habilidades curativas, Hipócrates transmitió su conocimiento médico a sus dos hijos y fundó una escuela de medicina en la isla de Kos alrededor del año 400 a. Probablemente fue aquí donde se desarrollaron muchos de los métodos atribuidos a Hipócrates.

Padre de la medicina

Los historiadores médicos generalmente consideran a Hipócrates como el fundador de la medicina como una ciencia racional.

Fue Hipócrates quien finalmente liberó a la medicina de los grilletes de la magia, la superstición y lo sobrenatural.

Hipócrates recolectó datos y realizó experimentos para demostrar que la enfermedad era un proceso natural. Los signos y síntomas de una enfermedad fueron causados por las reacciones naturales del cuerpo al proceso de la enfermedad.

El papel principal del médico era ayudar a la resistencia natural del cuerpo para superar el desequilibrio metabólico y restablecer la salud y la armonía del organismo.

La revolución hipocrática

Cuando Hipócrates comenzó a ejercer la medicina, la escuela de medicina establecida fue la escuela de Cnidian. Pero el enfoque de la escuela hacia la medicina tenía varios defectos graves, que ya se estaban haciendo evidentes y que comenzaban a causar una insatisfacción general con el arte de la medicina.

La escuela de Cnidian consideraba que el cuerpo no era más que una colección de partes aisladas, y veía que las enfermedades que se manifestaban en un órgano o parte del cuerpo.

En particular afectaban únicamente a esa parte, que era la única que se trataba.
Su sistema de diagnóstico también era defectuoso, confiando exclusivamente en los síntomas subjetivos relacionados por el paciente, mientras ignoraban por completo los signos objetivos de la enfermedad.

Hipócrates discrepó radicalmente con la escuela de Cnidian. Contrarrestando que el cuerpo humano funcionaba como un organismo unificado, o physis, y debe ser tratado, en salud y enfermedad, como un todo coherente e integrado.

Interesante:  Mozart Biografia - 10 Datos Curiosos, Frases y Vida

En el diagnóstico, no solo se deben considerar los síntomas subjetivos del paciente, sino también los signos objetivos de la enfermedad para llegar a una evaluación precisa de lo que estaba sucediendo.

Como su principal teoría unificadora para la comprensión holística del organismo humano y cómo funciona en la salud y la enfermedad, Hipócrates usó el concepto de los Cuatro Rumores.

Aunque el fundamento de la fisiología y la patología humoral ya había sido establecido por sus predecesores, Hipócrates finalmente llevó la teoría de los Cuatro Rumores a su forma clásica.

El Corpus Hipocrático

Mucho de lo que se conoce acerca de estos métodos proviene de una colección de más de 60 libros médicos conocidos como el Corpus Hipocrático, considerados los escritos más antiguos sobre medicina.

Compilados 100 años después de su muerte, los historiadores creen que los documentos pueden ser obra de muchos médicos diferentes que practican la medicina durante la vida de Hipócrates y más tarde.

Sin embargo, un aspecto único de las escrituras es que comparten suposiciones básicas sobre cómo funciona el cuerpo y la naturaleza de la enfermedad.

Los libros fueron escritos para diferentes campos de la medicina: médicos, farmacéuticos y legos, no tanto para practicar medicina, sino para poder hablar con el médico.

Según el Corpus, la medicina hipocrática recomienda una dieta saludable y ejercicio físico como remedio para la mayoría de las dolencias. Si esto no reduce la enfermedad, se recomienda algún tipo de medicamento.

Las plantas fueron procesadas por sus elementos medicinales. El Corpus también describe cómo se pueden reposicionar las articulaciones, la importancia de mantener registros de historias clínicas y tratamientos, y la relación entre el clima y algunas enfermedades.

La voluntad de dioses

Aunque la medicina hipocrática creía que la enfermedad era causada por fuerzas naturales -en lugar de la voluntad de los dioses como se creía comúnmente- no tenía una comprensión firme de la naturaleza de lo que hace que las personas se enfermen.

Los médicos de la época solo observaban a las personas enfermas, no a las enfermedades en sí mismas. La mayoría de las descripciones de los órganos internos se basaban en lo que se podía ver o sentir externamente.

Las disecciones de animales se realizaron para hacer comparaciones con el cuerpo humano, pero la ética griega del siglo quinto prohíbe la desmembración de los humanos.

Medicina hipocrática

La fisiología y la patología en la medicina hipocrática se basaron en los cuatro rumores. Una confluencia unida y simpatía entre los cuatro humores trabajando juntos era necesaria para la buena salud.

Pneuma, la Fuerza Vital o Respiratoria, y el Calor Innato, que se infiltraron en la sangre desde los pulmones a través del corazón, le dieron a la sangre el poder para sostener la vida.

Hipócrates vio la pepsis, o una digestión y metabolismo ordenados, equilibrados y armoniosos de los Cuatro Rumores como esenciales para la buena salud. En los trastornos de la pepsis, Hipócrates vio el origen de la mayoría de las enfermedades.

El conocimiento anatómico de Hipócrates era bastante escaso, pero esto se compensa con sus profundos conocimientos sobre la fisiología humana y la solidez de su razonamiento.

Pero aun así, sus técnicas quirúrgicas para las dislocaciones de la cadera y la mandíbula no se superaron hasta el siglo XIX.

En terapéutica, Hipócrates vio al médico como el servidor y facilitador de la naturaleza. Todo el tratamiento médico tenía como objetivo permitir que la resistencia natural del organismo prevaleciera y superara la enfermedad, para lograr la recuperación.

En los tratamientos que prescribió, Hipócrates fue muy sensato, pragmático y flexible en su enfoque, favoreciendo el conservadurismo y la moderación sobre las medidas radicales o extremas.

Interesante:  La Guerra civil española Resumen de la Historia Española

El derramamiento de sangre, que fue muy maltratado en otras ocasiones en la historia de la medicina, fue utilizado muy raramente por Hipócrates, e incluso entonces, solo se aplicó conservadoramente.

El juramento hipocrático

Prometo solemnemente consagrar mi vida al servicio de la humanidad; Otorgar a mis maestros el respeto y la gratitud que merecen.

Ejercer mi profesión dignamente y a conciencia; Velar solícitamente, y ante todo, por la salud de mi paciente.

Guardar y respetar el secreto profesional; Mantener incólume, por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica.

Considerar como hermanos a mis colegas; Hacer caso omiso de credos políticos y religiosos, nacionalidades, razas, rangos sociales y económicos, evitando que se interpongan entre mis servicios profesionales y mi paciente.

Mantener sumo respeto por la vida humana, desde el momento mismo de la concepción; y no utilizar -ni incluso por amenaza- mis conocimientos médicos para contravenir las leyes de la humanidad.

Solemne y espontáneamente, bajo mi palabra de honor, prometo cumplir lo atendicho.

 

Otras Versiones 

El muy familiar “Juramento hipocrático” es un documento sobre prácticas médicas, ética y moral. Originalmente, a Hipócrates se le atribuyó la composición del juramento.

Sin embargo, investigaciones más recientes indican que fue escrito después de su muerte por otros médicos influenciados por las prácticas médicas en el Corpus.

Aunque hoy en día no se aplica en su forma original. Las muchas versiones modernizadas que existen sirven de base para los graduados de juramentos médicos que toman al comienzo de sus carreras.

Algunos de los principios básicos del juramento incluyen practicar medicina de la mejor manera posible, compartir el conocimiento con otros médicos, empleando simpatía, compasión y comprensión, respetando la privacidad de los pacientes y ayudando a prevenir enfermedades siempre que sea posible.

Poco se sabe acerca de la muerte de Hipócrates o su edad, aunque se cree ampliamente que murió en la antigua ciudad griega de Larissa, alrededor del 377 a.

Muchos historiadores creen que puede haber vivido en sus 80 o 90 años. Lo que se sabe es que hizo una gran contribución a la medicina y estableció un estándar para las prácticas éticas.

El legado de Hipócrates

Hipócrates fue la personificación del médico ideal: sabio, afectuoso, compasivo y honesto. Hoy es más recordado por su famoso Juramento, que establece altos estándares éticos para la práctica de la medicina.

Su vida ejemplar ha sido una fuente constante y duradera de inspiración para médicos y curadores a lo largo de los siglos.

Frases de Hipócrates

  1. Deja que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida.
  2. La vida es corta, el arte es largo.
  3. Caminar es la mejor medicina del hombre.
  4. Donde quiera que se ame el arte de la medicina, también hay amor por la humanidad.
  5. La curación es una cuestión de tiempo, pero a veces también es una cuestión de oportunidad.
  6. Las fuerzas naturales dentro de nosotros son los verdaderos sanadores de la enfermedad.
  7. Es más importante saber qué tipo de persona tiene una enfermedad que saber qué tipo de enfermedad tiene una persona.
  8. Si pudiéramos dar a cada individuo la cantidad adecuada de alimento y ejercicio, no demasiado poco y no demasiado, hubiésemos encontrado el camino más seguro para la salud.
  9. Un hombre sabio debería considerar que la salud es la mayor de las bendiciones humanas, y aprender cómo, según su propio pensamiento, obtener beneficios de sus enfermedades.
  10. De hecho, hay dos cosas, ciencia y opinión; el primero engendra conocimiento, el último ignorancia.

Te puede Interesar:

Platón Biografía Corta para tarea & Curiosidades de su vida

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]