Kim Jong Il se basa en un culto a la personalidad

Biografía de Kim Jong Il

La personalidad dominante de Kim Jong Il y su completa concentración de poder han llegado a definir a Corea del Norte.

Nacido en 1941 o 1942, gran parte de la personalidad de Kim Jong II se basa en un culto a la personalidad, lo que significa que la leyenda y los informes oficiales del gobierno norcoreano describen su vida, su carácter y sus acciones de manera que promueven y legitiman su liderazgo, incluido su nacimiento.Kim Jong-il

Con el paso de los años, la personalidad dominante de Kim y su completa concentración de poder han llegado a definir al país como Corea del Norte.

Vida Temprana
Nacido el 16 de febrero de 1941, aunque las cuentas oficiales sitúan el nacimiento un año después. Algún misterio rodea cuándo y dónde nació Kim Jong Il. Las biografías oficiales de Corea del Norte indican que su nacimiento ocurrió el 16 de febrero de 1942, en un campamento secreto en el Monte Paekdu, a lo largo de la frontera china, en el condado de Samjiyon, provincia de Ryanggang, en la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte). Otros informes indican que nació un año después en Vyatskoye, en la antigua Unión Soviética.

Durante la Segunda Guerra Mundial, su padre comandó el 1er Batallón de la 88ª Brigada Soviética, compuesto por exiliados chinos y coreanos que luchaban contra el ejército japonés. La madre de Kim Jong Il era Kim Jong Suk, la primera esposa de su padre. Los informes oficiales indican que Kim Jong Il proviene de una familia de nacionalistas que se resistió activamente al imperialismo japonés a principios del siglo XX.

Su biografía oficial del gobierno afirma que Kim Jong Il completó su educación general entre septiembre de 1950 y agosto de 1960 en Pyongyang, la actual capital de Corea del Norte. Pero los estudiosos señalan que los primeros años de este período fueron durante la Guerra de Corea y sostienen que su educación inicial tuvo lugar en la República Popular China, donde era más seguro vivir. Los informes oficiales afirman que durante toda su educación, Kim estuvo involucrado en la política. Mientras asistía a la Escuela Secundaria Superior de Namsan en Pyongyang, participó activamente en la Unión de Niños -una organización juvenil que promueve el concepto de Juche, o el espíritu de autosuficiencia- y en la Liga Juvenil Democrática (DYL), participando en el estudio de la teoría política marxista. Durante su juventud, Kim Jong Il se interesó por una gran variedad de temas, como la agricultura, la música y la mecánica. En la escuela secundaria, tomó clases de reparación de automóviles y participó en viajes a granjas y fábricas. Los relatos oficiales de su temprana escolarización también señalan sus capacidades de liderazgo: como vicepresidente de la rama DYL de su escuela, animó a sus compañeros de clase más jóvenes a buscar una mayor educación ideológica y organizó competencias y seminarios académicos, así como viajes de estudio.

Kim Jong Il se graduó de la Escuela Secundaria Superior de Namsan en 1960 y se matriculó ese mismo año en la Universidad Kim Il Sung. Se especializó en economía política marxista y se especializó en filosofía y ciencias militares. Mientras estaba en la universidad, Kim se formó como aprendiz en una fábrica de máquinas textiles y tomó clases para construir equipos de transmisión de televisión. Durante este tiempo, también acompañó a su padre en giras de orientación de campo en varias provincias de Corea del Norte.

Subir al poder
En julio de 1961, Kim Jong Il ingresó en el Partido del Trabajo, el partido oficial en el poder de Corea del Norte. La mayoría de los expertos políticos creen que el partido sigue las tradiciones de la política estalinista, aunque Corea del Norte comenzó a distanciarse de la dominación soviética en 1956. El Partido del Trabajo afirma que tiene su propia ideología, impregnada de la filosofía Juche. Sin embargo, a finales de los años sesenta, el partido instituyó una política de “lealtad ardiente” hacia el “Gran Líder” (Kim Il Sung). Esta práctica del culto a la personalidad recuerda a la Rusia estalinista, pero fue llevada a nuevas alturas con Kim Il Sung y continuará con Kim Jong Il.

Poco después de su graduación universitaria en 1964, Kim Jong Il comenzó a ascender en las filas del Partido del Trabajo Coreano. Los años sesenta fueron una época de gran tensión entre muchos países comunistas. China y la Unión Soviética se enfrentaban por diferencias ideológicas que dieron lugar a varias escaramuzas fronterizas, las naciones satélites soviéticas de Europa oriental estaban sufriendo una disensión a fuego lento y Corea del Norte se estaba alejando de la influencia soviética y china. Dentro de Corea del Norte, las fuerzas internas intentaban revisar el mensaje revolucionario del partido. Kim Jong Il fue nombrado miembro del Comité Central del Partido del Trabajo para dirigir la ofensiva contra los revisionistas y asegurar que el partido no se desviara de la línea ideológica establecida por su padre. También dirigió los esfuerzos para desenmascarar a los disidentes y las políticas desviadas para asegurar el estricto cumplimiento del sistema ideológico del partido. Además, emprendió una importante reforma militar para reforzar el control del partido sobre los militares y expulsó a los oficiales desleales.

Kim Jong Il dirigió el Departamento de Propaganda y Agitación, el organismo gubernamental encargado del control y la censura de los medios de comunicación. Kim dio instrucciones firmes de que el mensaje ideológico monolítico del partido fuera comunicado constantemente por escritores, artistas y funcionarios de los medios de comunicación. Según los informes oficiales, revolucionó las bellas artes coreanas al fomentar la producción de nuevas obras en los nuevos medios de comunicación. Esto incluía el arte del cine y el cine. Mezclando historia, ideología política y cine, Kim alentó la producción de varias películas épicas, que glorificaban obras escritas por su padre. Su biografía oficial dice que Kim Jong Il ha compuesto seis óperas y que le gusta poner en escena musicales muy elaborados. Se dice que Kim es un ávido aficionado al cine que posee más de 20.000 películas, incluyendo toda la serie de películas de James Bond, para su disfrute personal.

A principios de los años setenta, Kim Il Sung comenzó a preparar a su hijo para dirigir a Corea del Norte. Entre 1971 y 1980, Kim Jong Il fue nombrado para ocupar puestos cada vez más importantes en el Partido del Trabajo de Corea. Durante este tiempo, instituyó políticas para acercar a los funcionarios del partido al pueblo, obligando a los burócratas a trabajar entre subordinados durante un mes al año. Lanza el Movimiento de los Equipos de las Tres Revoluciones, en el que equipos de técnicos políticos, técnicos y científicos viajan por todo el país para impartir formación. También participó en la planificación económica para desarrollar ciertos sectores de la economía.

En la década de 1980, se estaban haciendo preparativos para que Kim sucediera a su padre como líder de Corea del Norte. En esa época, el gobierno comenzó a construir un culto a la personalidad en torno a Kim Jong Il, siguiendo el modelo de su padre. Al igual que a Kim Il Sung se le conocía como el”Gran Líder”, los medios de comunicación norcoreanos lo aclamaban como el”líder intrépido” y”el gran sucesor de la causa revolucionaria”. Sus retratos aparecieron en edificios públicos junto con los de su padre. También inició una serie de inspecciones sin previo aviso de empresas, fábricas y oficinas gubernamentales. En el VI Congreso del Partido, celebrado en 1980, Kim Jong Il ocupó altos cargos en el Politburó (el comité de dirección del Partido del Trabajo de Corea), la Comisión Militar y la Secretaría (el departamento ejecutivo encargado de la ejecución de la política). Por lo tanto, Kim estaba en condiciones de controlar todos los aspectos del gobierno.

La única área de liderazgo en la que Kim Jong Il pudo haber percibido una debilidad fue la militar. El ejército era la base del poder en Corea del Norte, y Kim no tenía experiencia en el servicio militar. Con la ayuda de aliados en el ejército, Kim pudo ganar la aceptación de los oficiales del ejército como el próximo líder de Corea del Norte. En 1991 fue designado comandante supremo del Ejército Popular de Corea, lo que le dio la herramienta necesaria para mantener el control total del gobierno una vez que asumió el poder.

Tras la muerte de Kim Il Sung en julio de 1994, Kim Jong Il tomó el control total del país. Esta transición de poder de padre a hijo nunca se había visto antes en un régimen comunista. En deferencia a su padre, el cargo de presidente fue abolido y Kim Jong Il tomó los títulos de secretario general del Partido de los Trabajadores y presidente de la Comisión de Defensa Nacional, que fue declarada el cargo más alto del estado.

Ayuda exterior y pruebas nucleares
Es importante entender que gran parte de la personalidad de Kim Jong Il se basa en un culto a la personalidad, lo que significa que la leyenda y los informes oficiales del gobierno norcoreano describen su vida, su carácter y sus acciones de manera que promueven y legitiman su liderazgo. Los ejemplos incluyen las raíces revolucionarias nacionalistas de su familia y las afirmaciones de que su nacimiento fue predicho por una golondrina, la aparición de un doble arco iris sobre el Monte Paekdu y una nueva estrella en los cielos. Es conocido por manejar personalmente los asuntos del país y establece las directrices operativas para las industrias individuales. Se dice que es arrogante y egocéntrico en las decisiones políticas, rechazando abiertamente críticas u opiniones que difieren de las suyas. Sospecha de casi todos los que lo rodean y es volátil en sus emociones. Hay muchas historias de sus excentricidades, su estilo de vida de playboy, las elevaciones en sus zapatos y el peinado de pompadour que lo hacen parecer más alto, y su miedo a volar. Algunas historias pueden ser verificadas mientras que otras son muy probablemente exageradas, posiblemente circuladas por agentes extranjeros de países hostiles.

En la década de 1990, Corea del Norte pasó por una serie de episodios económicos devastadores y debilitantes. Con el colapso de la Unión Soviética en 1991, Corea del Norte perdió a su principal socio comercial. Las tensas relaciones con China tras la normalización de China con Corea del Sur en 1992 limitaron aún más las opciones comerciales de Corea del Norte. Las inundaciones que batieron récords en 1995 y 1996, seguidas de una sequía en 1997, paralizaron la producción de alimentos de Corea del Norte. Con sólo el 18 por ciento de sus tierras aptas para la agricultura en los mejores tiempos, Corea del Norte comenzó a experimentar una hambruna devastadora. Preocupado por su posición en el poder, Kim Jong Il instituyó la política de Military First, que daba prioridad a los recursos nacionales sobre los militares. Así, los militares se pacificarían y permanecerían bajo su control. Kim podía defenderse de las amenazas nacionales y extranjeras, mientras que las condiciones económicas empeoraban. La política produjo cierto crecimiento económico y, junto con algunas prácticas de mercado de tipo socialista, caracterizadas como un “coqueteo con el capitalismo”, Corea del Norte ha podido mantenerse operativa a pesar de depender en gran medida de la ayuda exterior para su alimentación.

En 1994, la administración Clinton y Corea del Norte acordaron un marco diseñado para congelar y eventualmente desmantelar el programa de armas nucleares de Corea del Norte. A cambio, Estados Unidos proporcionaría asistencia para la producción de dos reactores nucleares generadores de energía y para el suministro de fueloil y otras ayudas económicas. En 2000, los presidentes de Corea del Norte y Corea del Sur se reunieron para mantener conversaciones diplomáticas y acordaron promover la reconciliación y la cooperación económica entre ambos países. El acuerdo permitió que las familias de ambos países se reunieran y señaló un avance hacia un mayor comercio e inversión. Durante un tiempo, parecía que Corea del Norte estaba volviendo a entrar en la comunidad internacional.

Luego, en 2002, las agencias de inteligencia estadounidenses sospecharon que Corea del Norte estaba enriqueciendo uranio o construyendo las instalaciones para hacerlo, presumiblemente para fabricar armas nucleares. En su discurso sobre el Estado de la Unión de 2002, el Presidente George W. Bush identificó a Corea del Norte como uno de los países del “eje del mal” (junto con Irak e Irán). La administración Bush pronto revocó el tratado de 1994 diseñado para eliminar el programa de armas nucleares de Corea del Norte. Finalmente, en 2003, el gobierno de Kim Jong Il admitió haber producido armas nucleares con fines de seguridad, citando tensiones con el Presidente Bush. A finales de 2003, la Agencia Central de Inteligencia emitió un informe de que Corea del Norte poseía una y posiblemente dos bombas nucleares. El gobierno chino intervino para tratar de mediar en un acuerdo, pero el presidente Bush se negó a reunirse con Kim Jong Il en persona e insistió en las negociaciones multilaterales. China pudo reunir a Rusia, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos para negociar con Corea del Norte. Se celebraron conversaciones en 2003, 2004 y dos veces en 2005. Durante las reuniones, la administración Bush exigió que Corea del Norte eliminara su programa de armas nucleares. Mantuvo categóricamente la normalidad de las relaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos sólo se lograría si Corea del Norte cambiara sus políticas de derechos humanos, eliminara todos los programas de armas químicas y biológicas y pusiera fin a la proliferación de la tecnología de misiles. Corea del Norte rechazó continuamente la propuesta. En 2006, la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte anunció que Corea del Norte había realizado con éxito una prueba de bomba nuclear subterránea.

Falta de salud
Ha habido muchos informes y denuncias sobre la salud y el estado físico de Kim Jong Il. En agosto de 2008, una publicación japonesa afirmaba que Kim había muerto en 2003 y que había sido reemplazada por un sustituto para las apariciones públicas. También se señaló que Kim no había hecho una aparición pública para la ceremonia de la antorcha olímpica en Pyongyang en abril de 2008. Después de que Kim no se presentara a un desfile militar para celebrar el 60º aniversario de Corea del Norte, las agencias de inteligencia estadounidenses creyeron que Kim estaba gravemente enfermo después de haber sufrido un derrame cerebral. Durante el otoño de 2008, numerosas fuentes de noticias dieron informes contradictorios sobre su condición. La agencia de noticias norcoreana informó que Kim participó en las elecciones nacionales de marzo de 2009 y fue elegida por unanimidad para ocupar un escaño en la Asamblea Popular Suprema, el parlamento norcoreano. La asamblea votará más tarde para confirmarlo como presidente de la Comisión de Defensa Nacional. En el informe se dice que Kim emitió su voto en la Universidad Kim Il Sung y luego recorrió las instalaciones y habló con un pequeño grupo de personas.

La salud de Kim fue vigilada de cerca por otros países debido a su naturaleza volátil, la posesión de armas nucleares y su precaria situación económica. Kim tampoco tenía ningún sucesor aparente de su régimen, al igual que su padre. Sus tres hijos pasaron la mayor parte de sus vidas fuera del país y ninguno parecía estar a favor de que el “Querido líder” ascendiera al primer puesto. Muchos expertos internacionales creían que cuando Kim muriera, habría caos porque no parecía haber un método aparente para la transferencia de poder. Pero debido a la predilección del gobierno norcoreano por el secreto, esto era demasiado difícil de saber.

En 2009, sin embargo, las noticias revelaron que Kim planeaba nombrar a su hijo Kim Jong Un como su sucesor. Hasta 2010, sólo existía una foto confirmada oficialmente de Jong Un, y ni siquiera se había revelado su fecha oficial de nacimiento. La veintena fue confirmada oficialmente en septiembre de 2010.

Últimos días
Kim Jon-Il murió el 17 de diciembre de 2011, de un ataque al corazón mientras viajaba en un tren. Los informes de los medios de comunicación dicen que el líder estaba en un viaje de trabajo para cumplir con sus deberes oficiales. Al enterarse de la muerte de El Estimado Líder, los norcoreanos marcharon sobre la capital, llorando y de luto.

Se dice que a Kim le sobreviven tres esposas, tres hijos y tres hijas. Otros informes afirman que ha engendrado 70 hijos, la mayoría de los cuales están alojados en villas en toda Corea del Norte.

Según los informes, su hijo, Kim Jong Un, asumió el liderazgo y los militares se comprometieron a apoyar la sucesión de Jong Un.

Te Puede Puede Interesar:

Donald Trump El magnate multimillonario de bienes raíces

Neil Armstrong El astronauta de la Luna

Douglas MacArthur el que perdonó la vida al Emperador de Japón

Período jurásico recibe su nombre de los estratos rocosos

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 3 Promedio: 5]