La enfermedad de Crohn síntomas y Tratamiento

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn causa inflamación en parte de su sistema digestivo. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte de ella, pero con mayor frecuencia afecta el intestino delgado y el colon.

La enfermedad de Crohn y otra enfermedad, llamada colitis ulcerativa, pertenecen a un grupo de enfermedades conocidas como enfermedad intestinal inflamatoria.Crohn

No hay cura, pero el tratamiento puede aliviar sus síntomas y ayudarle a disfrutar de una vida plena y activa.
¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Crohn?

Las personas con enfermedad de Crohn pueden tener síntomas graves seguidos de períodos sin síntomas que pueden durar semanas o años. Los síntomas dependen de dónde ocurre la enfermedad y de su gravedad. Puede que te des cuenta:

  1. Diarrea crónica, a menudo con sangre y que contiene mucosidad o pus
  2. Pérdida de peso
  3. Fiebre
  4. Dolor y sensibilidad abdominal
  5. Sensación de una masa o llenura en el abdomen
  6. Sangrado rectal

Complicaciones

La enfermedad de Crohn causa dos tipos de complicaciones:

Local, que afecta sólo a los intestinos
Sistémico, que afecta a todo el cuerpo. Es posible que se les llame complicaciones extraintestinales.

Las complicaciones locales de la enfermedad de Crohn incluyen:

Absceso: Esta bolsa de pus se produce por una infección bacteriana. Puede formarse en las paredes de los intestinos y salir a borbotones. O podría tener uno cerca del ano que parece un forúnculo. Notará hinchazón, sensibilidad, dolor y fiebre.

Diarrea por sal biliar: La enfermedad de Crohn afecta con mayor frecuencia el íleon, el extremo inferior del intestino. Esta parte generalmente absorbe los ácidos biliares, que su cuerpo crea para ayudarlo a absorber la grasa. Si su cuerpo no puede procesar la grasa, usted podría tener este tipo de diarrea.

Fisura: Es un desgarro doloroso en el revestimiento del ano. Puede causar sangrado durante las deposiciones.

Fístula: Las llagas o úlceras pueden convertirse en aberturas llamadas fístulas que conectan dos partes del intestino. También pueden hacer un túnel hacia los tejidos cercanos, como la vejiga, la vagina y la piel.

Malabsorción y desnutrición: La enfermedad de Crohn afecta el intestino delgado, la parte del cuerpo que absorbe los nutrientes de los alimentos. Después de haberlo tenido durante mucho tiempo, es posible que su cuerpo ya no pueda aprovechar al máximo lo que usted come.

Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO): Su intestino está lleno de bacterias que le ayudan a descomponer los alimentos. Cuando esto sucede más arriba en su tracto digestivo de lo normal, usted puede tener gases, hinchazón, dolor abdominal y diarrea.

Estenosis: Estas áreas angostas y engrosadas de sus intestinos son el resultado de la inflamación que viene con la enfermedad de Crohn. Pueden ser leves o graves, dependiendo de la cantidad de intestino que esté bloqueado. Los síntomas incluyen calambres, dolor abdominal e hinchazón.

Artritis: La inflamación articular, que produce dolor, hinchazón y falta de flexibilidad, es la complicación más común. Hay tres tipos de artritis que a veces vienen con la de Crohn:

Periférico: Este tipo afecta las articulaciones grandes de los brazos y las piernas, como los codos, las rodillas, las muñecas y los tobillos.

Axial: Este tipo afecta la columna vertebral o la parte baja de la espalda (el médico lo llamará la articulación sacroilíaca).

Espondilitis anquilosante: Este tipo más grave de artritis espinal es poco común entre las personas con la enfermedad de Crohn, pero puede ocurrir. También puede causar inflamación en los ojos, los pulmones y las válvulas cardíacas.

Problemas de piel: Estas son las segundas complicaciones sistémicas más comunes. Los más a menudo vinculados a la enfermedad de Crohn incluyen:

Eritema nudoso: Estos nódulos pequeños, sensibles y rojos usualmente aparecen en las espinillas, tobillos y algunas veces en los brazos.

Pioderma gangrenoso: Estas llagas llenas de pus suelen aparecer después de una lesión u otro traumatismo cutáneo. A menudo aparecen en las piernas, pero pueden aparecer en cualquier parte.

Marcas en la piel: Estos pequeños colgajos de piel son comunes en personas con la enfermedad de Crohn, especialmente alrededor del ano o hemorroides.

Úlceras bucales: Es posible que se les llame aftas dolorosas. Se forman entre la encía y el labio inferior o a lo largo de los lados y la parte inferior de la lengua.

Pérdida ósea: Los medicamentos como los esteroides pueden llevar a la pérdida ósea, una afección conocida como osteoporosis. Ellos pueden:

  1. Impedir que su cuerpo absorba el calcio, que su cuerpo necesita para formar hueso.
  2. Haga que su cuerpo se deshaga del calcio al orinar
  3. Aumentar la producción de células que descomponen el hueso
  4. Disminuir el número de células que ayudan a formar los huesos
  5. Baje la producción de estrógeno de su cuerpo. El estrógeno también ayuda a formar hueso.

Las proteínas que causan la inflamación cambian el ritmo al que se extrae el hueso viejo y se forma el nuevo.

Deficiencia de vitamina D. Si su cuerpo no puede absorber la vitamina D debido a que el daño de Crohn al intestino delgado o parte de su intestino delgado ha sido extirpado, es menos probable que usted sea capaz de absorber el calcio y producir hueso.

Problemas oculares: Con el tiempo, la inflamación de Crohn, o a veces las otras complicaciones que la acompañan, pueden afectar sus ojos. Las condiciones comunes incluyen:

Episcleritis: La inflamación del área justo debajo de la conjuntiva (el tejido transparente que cubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo) es la complicación más común de la enfermedad de Crohn.

Puede afectar a un ojo o a ambos. Notará dolor, comezón, ardor y enrojecimiento intenso, pero no dañará su visión.

Escleritis: Esta afección causa un dolor constante que empeora cuando usted mueve los ojos.

Uveítis: Esta es una inflamación dolorosa de la úvea, la capa media del ojo. Puede causar visión borrosa, sensibilidad a la luz y enrojecimiento.

Problemas renales: Estos órganos pueden ser afectados por la enfermedad de Crohn porque juegan un papel en el procesamiento de los desechos y están localizados cerca de sus intestinos. Los problemas potenciales incluyen:

Cálculos renales: Son un problema común con el de Crohn. Una sal llamada oxalato es absorbida por los riñones y puede convertirse en cálculos.

Cálculos de ácido úrico: Estos cálculos renales se forman porque su cuerpo no puede absorber todo el ácido úrico que produce.

Hidronefrosis: Esto sucede cuando el íleon (donde el intestino delgado se encuentra con el grueso) se hincha desde el de Crohn y ejerce presión sobre el uréter, el conducto que lleva la orina desde el riñón hasta la vejiga. Cuando la orina no puede drenar como debería, su riñón se hincha y se puede formar tejido cicatricial.

Fístulas: Además de formarse dentro de sus intestinos, también se pueden formar fístulas entre el intestino y otros órganos, como la vejiga o el uréter.

Problemas de hígado: El hígado procesa todo lo que comes y bebes. Puede inflamarse como resultado del tratamiento de Crohn o de la enfermedad en sí. Es probable que sólo noté baja energía y fatiga a menos que desarrolle un problema más grave. Entre los problemas más comunes:

Enfermedad hepática grasa: Cuando su cuerpo no procesa las grasas también, pueden acumularse en su hígado. Los esteroides pueden ayudar.

Cálculos biliares: Cuando la enfermedad de Crohn afecta el íleon (donde su intestino delgado se encuentra con el intestino grueso), no puede procesar las sales biliares, que ayudan a disolver el colesterol. El colesterol puede formarse en cálculos que bloquean la abertura entre el hígado y el conducto biliar.

Hepatitis: La inflamación crónica y prolongada del hígado puede ser el resultado de la enfermedad de Crohn en sí.

Pancreatitis: La inflamación del páncreas puede ser el resultado de cálculos biliares y medicamentos. Puede causar dolor, náuseas, vómitos y fiebre.

Problemas de desarrollo físico: La de Crohn puede empezar a cualquier edad. Cuando los niños reciben Crohn’s, es probable que los padres se den cuenta:

Fracaso del crecimiento: Los niños con la enfermedad de Crohn son más bajos y pesan menos que los que no la padecen. Pueden dejar de crecer antes de que los síntomas comiencen.

Retraso de la pubertad: Es probable que los niños con la enfermedad de Crohn comiencen la pubertad más tarde.

¿Qué causa la enfermedad de Crohn?

Se desconoce la causa de la enfermedad de Crohn. A menudo se ha pensado que es una enfermedad autoinmune, pero las investigaciones sugieren que la inflamación crónica puede no deberse a que el sistema inmune ataque al cuerpo en sí, sino más bien a que el sistema inmune ataque a un virus, bacteria o alimento inofensivo en el intestino.
Factores de riesgo de Crohn

Algunas cosas pueden aumentar la probabilidad de contraer la enfermedad de Crohn:

Genética: La enfermedad de Crohn a menudo es hereditaria. Aproximadamente el 20% de las personas con enfermedad de Crohn pueden tener un pariente cercano con colitis de Crohn o colitis ulcerosa. Además, los judíos asquenazíes corren un mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Edad: Aunque la enfermedad de Crohn puede afectar a personas de todas las edades, es principalmente una enfermedad de los jóvenes. La mayoría de las personas son diagnosticadas antes de los 30 años de edad, pero la enfermedad puede ocurrir en personas de 50, 60, 70 o incluso más tarde en la vida.

Fumar: Este es el único factor de riesgo que es fácil de controlar. Fumar puede hacer que el síndrome de Crohn sea más severo y aumentar las probabilidades de que usted necesite cirugía.

Medicamentos: los medicamentos antiinflamatorios no esteroides como ibuprofeno, naproxeno y medicamentos similares no causan la enfermedad de Crohn, pero pueden llevar a que se presente inflamación intestinal que la empeora.

El mundo que te rodea: Las personas que viven en áreas urbanas o en países industrializados son más propensas a contraer la enfermedad de Crohn.

Dieta: si usted come muchos alimentos con alto contenido de grasa o procesados, sus probabilidades de desarrollar la enfermedad de Crohn podrían aumentar.

Infecciones: Las bacterias relacionadas con la enfermedad de Crohn incluyen el paratuberculosismo por Mycobacterium avium, que causa una afección similar en el ganado vacuno, y un tipo de E. coli.
¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Crohn?

Los médicos usan muchas pruebas para distinguir la enfermedad de Crohn de otras condiciones como la colitis ulcerosa.

Primero, su médico revisará su historial médico y hablará acerca de sus síntomas.

Tu médico podría querer hacer algunas pruebas de laboratorio, como:

Exámenes de sangre, incluyendo conteos sanguíneos
Muestras de heces para descartar infecciones como la causa de la diarrea

Pruebas de imagen o endoscopia: Su médico podría enviarle a un especialista llamado gastroenterólogo para que le dé uno de estos:

Enteroscopía asistida por globo: Este examen utiliza globos que se inflan y desinflan para halar un tubo flexible llamado endoscopio a través del intestino delgado. Una cámara diminuta en un extremo permite ver el interior de las tripas.

Endoscopia por cápsula: Usted se tragará una cámara diminuta del tamaño de una píldora para darle al médico una visión más cercana de su intestino delgado.

Colonoscopia o sigmoidoscopia: Estos le dan al médico una imagen clara de sus intestinos y le permiten tomar una muestra de tejido para estudiarla.

Tomografía computarizada (TC): Este examen utiliza rayos X para tomar imágenes detalladas de los órganos internos.

Imágenes por resonancia magnética (IRM): Esto le muestra a su médico una imagen clara del interior de su cuerpo sin usar radiación.

Endoscopia superior: El médico hace esto para ver el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado, llamada duodeno.

¿Qué hace que la enfermedad de Crohn empeore?

Con la enfermedad de Crohn, usted tiene períodos de síntomas que pueden durar días, semanas o meses, seguidos de períodos de remisión cuando no tiene síntomas. Las remisiones pueden durar días, semanas o años.

Las cosas que empeoran la enfermedad de Crohn incluyen:

  • Infecciones (incluyendo el resfriado común)
  • Fumar cigarrillos
  • Ciertos medicamentos antiinflamatorios (como aspirina e ibuprofeno)

¿Cómo se trata la enfermedad de Crohn?

Aunque los tratamientos no pueden curar la enfermedad de Crohn, pueden ayudar a la mayoría de las personas a llevar una vida normal.

Medicamentos

La enfermedad de Crohn se trata principalmente con medicamentos, incluyendo

Medicamentos antiinflamatorios. Los ejemplos incluyen mesalamina (Asacol, Lialda, Pentasa), olsalazina (Dipentum) y sulfasalazina (Azulfidine).

Los efectos secundarios incluyen malestar estomacal, dolor de cabeza, náuseas, diarrea y sarpullido.

Corticosteroides, un tipo de medicamento antiinflamatorio más potente. Los ejemplos incluyen budesonida (Entocort) y prednisona o metilprednisolona (Solu-Medrol).

Si los toma durante mucho tiempo, los efectos secundarios pueden ser graves y pueden incluir adelgazamiento de los huesos, pérdida de masa muscular, problemas de piel y un mayor riesgo de infección.

Entocort tiene menos efectos secundarios. Modificadores del sistema inmunológico como la azatioprina (Imuran) y el metotrexato (Rheumatrex). Puede tomar hasta 6 meses para que estos medicamentos funcionen.

Estos medicamentos causan un mayor riesgo de infecciones que pueden poner en peligro la vida.

Antibióticos como ciprofloxacina (Cipro), metronidazol (Flagyl) y otros. El levaquin puede causar un sabor metálico en la boca, náuseas y hormigueo o entumecimiento de las manos y los pies.

El Cipro puede causar náuseas y desgarros en el tendón de Aquiles.
Medicamentos para la diarrea.

Medicamentos biológicos, como adalimumab (Humira), adalimumab-atto (Amjevita), certolizumab pegol (Cimzia), infliximab (Remicade), infliximab-abda (Renflexis), infliximab-dyyb (Inflectra), natalizumab (Tysabri), ustekinumab (Stelara) y vedolizumab (Entyvio).

Una vez que usted comienza el tratamiento, su médico lo revisará para ver qué tan bien funciona dentro de varias semanas. Continuarás hasta que llegues a la remisión.

Cuando eso sucede, su médico puede prescribir lo que él llama”terapia de mantenimiento” para mantener sus síntomas a raya. Si no mejora, necesitará un tratamiento más agresivo.

Cirugía

Aproximadamente del 66% al 75% de las personas con enfermedad de Crohn necesitarán cirugía. La cirugía se realiza para tratar las complicaciones de la enfermedad o cuando los medicamentos no ayudan. Los procedimientos comunes incluyen
Continuación

Anastomosis: El cirujano extirpa la parte enferma del intestino y une los dos extremos sanos. Esta cirugía puede permitir que muchas personas permanezcan sin síntomas durante años, pero no es una cura. La enfermedad de Crohn a menudo reaparece en el sitio de la anastomosis.

Ileostomía: Usted podría necesitar esto si su recto está enfermo y el médico no puede usarlo para una anastomosis. Este procedimiento conecta su intestino con la piel de su torso.

El resultado es una abertura en la piel que puede recoger los productos de desecho en una bolsa especial que usted vacía.

¿Qué papel juega la comida en la enfermedad de Crohn?

Aunque los alimentos no parecen causar la enfermedad de Crohn, los alimentos blandos y blandos pueden causar menos molestias que los alimentos picantes o ricos en fibra cuando la enfermedad está activa.

La mayoría de los médicos tratan de ser flexibles en la planificación de las dietas de sus pacientes con la enfermedad de Crohn.

También puede probar una dieta de eliminación, la cual le puede ayudar a determinar qué alimentos desencadenan los síntomas de Crohn.

Quitarás las cosas de tu dieta una por una y verás lo que pasa. Trabaje con su médico o dietista para asegurarse de que no se pierda ningún nutriente mientras lo esté haciendo.

Te Puede Interesar:

10 Enfermedades que puedes contraer de un Perro o Gato

El secreto para quedarse dormido en 2 minutos

Beneficios del Calcio con Magnesio y Vitamina D

¿Apéndice y la Apendicitis? Las Complicaciones más Frecuentes

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 2 Promedio: 5]