La Guerra Fría Resumen y Causas

La Guerra Fría

La Guerra Fría comenzó después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y sus aliados, y la Unión Soviética y sus estados satélites comenzaron una lucha de décadas por la supremacía.

Los soldados de la Unión Soviética y los Estados Unidos no combatieron directamente durante la Guerra Fría.La Guerra Fría

Pero las dos superpotencias se enfrentaron continuamente a través de maniobras políticas, coaliciones militares, espionaje, propaganda, acumulación de armas, ayuda económica y guerras de poder entre otras naciones.

La Unión Soviética y los Estados Unidos habían luchado como aliados contra la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero la alianza comenzó a desmoronarse tan pronto como la guerra en Europa terminó en mayo de 1945. Las tensiones se hicieron evidentes en julio durante la Conferencia de Potsdam, donde los victoriosos Aliados negociaron la ocupación conjunta de Alemania.

La Unión Soviética estaba decidida a tener una zona de amortiguación entre sus fronteras y Europa Occidental. Estableció regímenes pro-comunistas en Polonia, Hungría, Bulgaria, Checoslovaquia, Rumania, Albania y, finalmente, en Alemania Oriental.

A medida que los soviéticos estrechaban su control sobre Europa Oriental, Estados Unidos se embarcó en una política de contención para evitar la propagación de la influencia soviética y comunista en naciones de Europa Occidental como Francia, Italia y Grecia.

Durante la década de 1940, Estados Unidos invirtió su tradicional renuencia a involucrarse en los asuntos europeos. La Doctrina Truman (1947) prometió ayuda a los gobiernos amenazados por la subversión comunista.

El Plan Marshall (1947) proporcionó miles de millones de dólares en asistencia económica para eliminar la inestabilidad política que podría abrir el camino para que los comunistas tomaran el control de gobiernos elegidos democráticamente.

Francia, Inglaterra y Estados Unidos administraban sectores de la ciudad de Berlín, en lo más profundo de la comunista Alemania Oriental. .

Cuando los soviéticos cortaron todo el tráfico vial y ferroviario a la ciudad en 1948, Estados Unidos y Gran Bretaña respondieron con un transporte aéreo masivo que abasteció a la ciudad sitiada durante 231 días hasta que se levantó el bloqueo.

En 1949, Estados Unidos se unió a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la primera alianza militar y de seguridad mutua en la historia de Estados Unidos.

El establecimiento de la OTAN también impulsó a la Unión Soviética a crear una alianza con los gobiernos comunistas de Europa Oriental que se formalizó en 1955 con el Pacto de Varsovia.

En Europa, la línea divisoria entre Oriente y Occidente permaneció esencialmente congelada durante las décadas siguientes. Pero el conflicto se extendió a Asia, África y América Latina.

La lucha por derrocar los regímenes coloniales se enredó con frecuencia en las tensiones de la Guerra Fría, y las superpotencias compitieron para influir en los movimientos anticoloniales.

En 1949, los comunistas triunfaron en la guerra civil china, y la nación más poblada del mundo se unió a la Unión Soviética como adversario de la Guerra Fría.

En 1950, Corea del Norte invadió Corea del Sur, y las Naciones Unidas y los Estados Unidos enviaron tropas y ayuda militar. La China comunista intervino para apoyar a Corea del Norte, y las sangrientas campañas se prolongaron durante tres años hasta que se firmó una tregua en 1953.

En 1954, el régimen colonial francés cayó en Vietnam.

Estados Unidos apoyó a un gobierno militar en Vietnam del Sur y trabajó para evitar elecciones libres que pudieran haber unificado el país bajo el control del comunista Vietnam del Norte.

En respuesta a la amenaza, la Organización del Tratado del Sudeste Asiático (SEATO) se formó en 1955 para evitar la expansión comunista, y el presidente Eisenhower envió unos 700 efectivos militares, así como ayuda militar y económica al gobierno de Vietnam del Sur. El esfuerzo estaba fallando cuando John F. Kennedy asumió el cargo.

Más cerca de casa, el movimiento de resistencia cubano liderado por Fidel Castro derrocó a la dictadura militar pro-estadounidense de Fulgencio Batista en 1959.

La Cuba de Castro rápidamente se volvió militar y económicamente dependiente de la Unión Soviética. El principal rival de Estados Unidos en la Guerra Fría había establecido un punto de apoyo a sólo noventa millas de la costa de Florida.

La retórica de la Guerra Fría dominó la campaña presidencial de 1960. El senador John F. Kennedy y el vicepresidente Richard M. Nixon se comprometieron a fortalecer las fuerzas militares estadounidenses y prometieron una postura firme contra la Unión Soviética y el comunismo internacional.

Kennedy advirtió sobre el creciente arsenal soviético de misiles balísticos intercontinentales y prometió revitalizar las fuerzas nucleares estadounidenses. También criticó al gobierno de Eisenhower por permitir el establecimiento de un gobierno pro soviético en Cuba.

John F. Kennedy fue el primer presidente estadounidense nacido en el siglo XX. La Guerra Fría y la carrera armamentista nuclear con la Unión Soviética fueron temas internacionales vitales a lo largo de su carrera política.

Su discurso inaugural hizo hincapié en la lucha entre el mundo libre y el mundo comunista, y prometió que el pueblo estadounidense “pagaría cualquier precio, soportaría cualquier carga, se enfrentaría a cualquier dificultad, apoyaría a cualquier amigo, se opondría a cualquier enemigo para asegurar la supervivencia y el éxito de la libertad”.

Antes de su toma de posesión, JFK fue informado sobre un plan elaborado durante la administración de Eisenhower para entrenar a los exiliados cubanos para una invasión de su patria.

El plan preveía que el apoyo del pueblo cubano y quizás incluso de elementos del ejército cubano conduciría al derrocamiento de Castro y al establecimiento de un gobierno no comunista amigo de Estados Unidos.

Kennedy aprobó la operación y unos 1.400 exiliados desembarcaron en Bahía de Cochinos en Cuba el 17 de abril. Toda la fuerza fue asesinada o capturada, y Kennedy asumió toda la responsabilidad por el fracaso de la operación.

En junio de 1961, Kennedy se reunió con el líder soviético Nikita Jruschov en Viena, Austria. (Ver un memorándum que resume los principales puntos de conversación entre el Presidente Kennedy y Jruschov en su primer almuerzo de trabajo.)

Kennedy se sorprendió por el tono combativo de Kruschev durante la cumbre. En un momento dado, Jruschov amenazó con cortar el acceso de los aliados a Berlín.

El líder soviético señaló las Medallas de la Paz de Lenin que llevaba puestas, y Kennedy respondió: “Espero que las guardes”. Sólo dos meses después, Jruschov ordenó la construcción del Muro de Berlín para detener la inundación de alemanes orientales en Alemania Occidental.

Como resultado de estos acontecimientos amenazantes, Kennedy ordenó aumentos sustanciales en las fuerzas de misiles balísticos intercontinentales estadounidenses.

También agregó cinco nuevas divisiones del ejército y aumentó el poder aéreo y las reservas militares de la nación. Mientras tanto, los soviéticos reanudaron los ensayos nucleares y el presidente Kennedy respondió reactivando a regañadientes los ensayos estadounidenses a principios de 1962.

La crisis de los misiles en Cuba

En el verano de 1962, Jruschov llegó a un acuerdo secreto con el gobierno cubano para suministrar misiles nucleares capaces de proteger la isla contra otra invasión patrocinada por Estados Unidos.

A mediados de octubre, aviones espías estadounidenses fotografiaron los sitios de misiles en construcción. Kennedy respondió poniendo un bloqueo naval, al que se refirió como una “cuarentena”, alrededor de Cuba.

También exigió la remoción de los misiles y la destrucción de los sitios. Reconociendo que la crisis podría fácilmente escalar a una guerra nuclear, Jruschov finalmente aceptó retirar los misiles a cambio de una promesa estadounidense de no reinvadir Cuba.

Pero el fin de la crisis de los misiles en Cuba no sirvió para aliviar las tensiones de la Guerra Fría.

El líder soviético decidió comprometer todos los recursos necesarios para mejorar la fuerza de ataque nuclear soviética. Su decisión condujo a una importante escalada de la carrera de armamentos nucleares.

En junio de 1963, el presidente Kennedy habló en la inauguración de la American University en Washington, DC. Instó a los estadounidenses a reexaminar críticamente los estereotipos y mitos de la Guerra Fría y pidió una estrategia de paz que hiciera del mundo un lugar seguro para la diversidad.

En los últimos meses de la presidencia de Kennedy, las tensiones de la Guerra Fría parecieron suavizarse a medida que se negociaba y firmaba el Tratado de Prohibición Limitada de los Ensayos Nucleares.

Además, Washington y Moscú establecieron una línea directa de comunicación conocida como “Hotline” para ayudar a reducir la posibilidad de guerra por errores de cálculo.
Vietnam

En mayo de 1961, el JFK había autorizado el envío de 500 tropas de las Fuerzas Especiales y asesores militares para ayudar al gobierno de Vietnam del Sur.

Se unieron a los 700 estadounidenses ya enviados por la administración de Eisenhower. En febrero de 1962, el presidente envió 12.000 asesores militares adicionales para apoyar al ejército de Vietnam del Sur. A principios de noviembre de 1963, el número de asesores militares estadounidenses había alcanzado los 16.000.

A pesar de que el compromiso militar en Vietnam creció, JFK le dijo a un entrevistador: “En el análisis final, es su guerra. Ellos son los que tienen que ganarlo o perderlo.

Podemos ayudarlos, podemos darles equipo, podemos enviar a nuestros hombres como asesores, pero tienen que ganarlo: el pueblo de Vietnam contra los comunistas. . . . Pero no estoy de acuerdo con los que dicen que deberíamos retirarnos.

Eso sería un gran error. . . . Estados Unidos] hizo este esfuerzo para defender a Europa. Ahora Europa está bastante segura. También tenemos que participar -quizás no nos guste- en la defensa de Asia”.

En las últimas semanas de su vida, JFK luchó con la necesidad de decidir el futuro del compromiso de Estados Unidos en Vietnam, y muy probablemente no había tomado una decisión final antes de su muerte.

Surgimiento de la rivalidad entre las superpotencias, 1945-1949
Esto cubre la expansión soviética en Europa del Este después de la Segunda Guerra Mundial, y la respuesta de Estados Unidos a esto.

Expansión Soviética

Después de la Segunda Guerra Mundial, Rusia argumentó que necesitaban una”zona de amortiguación” a su alrededor. Habían sido invadidos por Alemania en ambas guerras mundiales. Decían que si tenían un grupo de estados comunistas a su alrededor, estarían protegidos contra una nueva invasión en el futuro.

En la Conferencia de Yalta, en febrero de 1945, se acordó que habría”elecciones libres y justas” en los países que habían sido ocupados por los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Mientras tanto, a los soviéticos se les permitió instalar gobiernos amigos en estos países.

En la Conferencia de Potsdam de julio de 1945 quedó claro que los soviéticos no tenían intención de celebrar elecciones libres y justas, y que estaban ocupados instalando gobiernos comunistas en toda Europa Oriental.

El nuevo presidente estadounidense, Harry Truman, fue mucho más conflictivo que su predecesor Franklin Roosevelt.

Seguro sabiendo que Estados Unidos había probado una bomba atómica, por lo que ya no necesitaba la ayuda rusa para derrotar a Japón, Truman se mostró hostil hacia Stalin. Se habían sembrado las semillas de la rivalidad de la Guerra Fría.

La respuesta de Estados Unidos

En un intento por evitar que el comunismo se extendiera más, Harry Truman anunció la”Doctrina Truman” en 1947.

Este fue un discurso al Congreso, pidiendo 400 millones de dólares para ayudar a Grecia y Turquía a recuperarse de los efectos de la ocupación nazi y evitar la amenaza comunista. Esto también comprometió a Estados Unidos a una política de contención, para ayudar a cualquier país amenazado por el comunismo.

La Doctrina Truman fue seguida por el Plan Marshall. En 1948, el general George Marshall viajó a Europa para ver cuánta ayuda se necesitaba para ayudar a Europa a recuperarse de los efectos de la guerra. Se comprometió un total de 17.000 millones de dólares para apoyar la política de contención.

Surgió una crisis en Berlín, donde Estados Unidos cambió la moneda de Alemania Occidental para impedir que Marshall Aid llegara al este comunista.

Stalin se puso furioso e instaló un bloqueo de las rutas por carretera, ferrocarril y canal desde Alemania Occidental hasta Berlín Occidental. Truman afirmó que Stalin estaba tratando de forzar a Berlín Occidental a convertirse en comunista, y tuvo que decidir cómo responder.

Podría haber atravesado el bloqueo, pero en su lugar se decidió por un puente aéreo. Durante 11 meses, los aviones aliados enviaron suministros a Berlín, hasta que Stalin levantó el bloqueo. Derribar un avión sería demasiado arriesgado en un momento en que Estados Unidos era la única potencia nuclear del mundo.

Los enfrentamientos de la Guerra Fría
Dos enfrentamientos clave de la Guerra Fría fueron la construcción del Muro de Berlín en 1961 y la crisis de los misiles en Cuba en 1962.

El Muro de Berlín

En 1961 se produjo otra crisis en Berlín. Millones de personas habían emigrado de Berlín Oriental a Occidente en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Esto era embarazoso para el comunismo y sugería que su sistema era inferior al capitalismo. El líder ruso Jruschov afirmó que el muro era de hecho una forma de impedir que los espías estadounidenses se infiltraran en el este comunista.

Cuando se construyó el muro, hubo un enfrentamiento en el puesto de control Charlie, cuando los tanques estadounidenses y soviéticos se enfrentaron entre sí.

Si cualquiera de los bandos hubiera abierto fuego, la guerra podría haber estallado. Tal como estaban las cosas, ambos bandos se echaron para atrás, y el presidente Kennedy dijo que era “mejor tener un muro que una guerra”. El Muro parecía haber acabado con los problemas de Berlín como punto de inflamación de la Guerra Fría.

La crisis de los misiles en Cuba

En Cuba, una revolución de Fidel Castro en 1959 tuvo como resultado que Estados Unidos tuviera un país comunista a sólo 90 millas de su frontera.

Después de un intento fallido de derrocar a Castro con la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, se desató una crisis en 1962 cuando los aviones espías americanos U2 encontraron pruebas de que se estaban construyendo emplazamientos de misiles soviéticos en Cuba.

El presidente estadounidense Kennedy consideró muchas opciones para hacer frente a esta amenaza, y finalmente decidió poner en marcha una cuarentena naval.

A medida que los barcos soviéticos avanzaban hacia el bloqueo, parecía que la confrontación era inevitable. Jruschov envió cartas a Kennedy y se encontró una solución pacífica. Los misiles soviéticos fueron retirados y Estados Unidos acordó que no invadirían Cuba, dejando un gobierno comunista en su puerta.

Después de la crisis, se tomaron medidas para evitar la perspectiva de una guerra nuclear en el futuro. Estados Unidos acordó retirar sus misiles de Turquía, se estableció una línea telefónica directa entre el Kremlin y la Casa Blanca y se acordó un Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares.

Conflictos de la Guerra Fría
La Guerra Fría a veces dio lugar a un conflicto abierto, por ejemplo, la guerra de Vietnam y la guerra soviética en Afganistán.

La guerra de Vietnam

Habiendo visto la expansión del comunismo en Europa, América estaba preocupada de que algo similar pudiera suceder en Asia. Su creencia en la’Teoría del Dominó’, de que muchos países podrían caer rápidamente en el comunismo una vez que lo hicieran, los llevó a enviar tropas para ayudar a prevenir la propagación del comunismo de Vietnam del Norte al Sur.

El único desafío al que se enfrentaba Estados Unidos era encontrar a su enemigo, el Vietcong. El Vietcong era una fuerza guerrillera que vivía en Vietnam del Sur, entre la población civil. Tenían extensas redes de túneles, utilizaban tácticas de atropello y fuga y recibían suministros de Vietnam del Norte a través del sendero de Ho Chi Minh, que llegaba al sur a través de Camboya y Laos.

En respuesta a estas tácticas, el ejército estadounidense utilizó muchas tácticas que en última instancia fueron contraproducentes y sólo sirvieron para volver a la población civil, tanto en Vietnam del Sur como en Estados Unidos, contra la guerra. Tácticas como la Búsqueda y Destrucción, la Operación Trueno Rodante, el Agente Naranja y el Napalm, no lograron derrotar al Vietcong. Después de la ofensiva del Tet de Vietnam del Norte en 1968, el presidente Johnson decidió no buscar la reelección y fue reemplazado por Richard Nixon.

Nixon siguió una política de”vietnamización” para intentar reemplazar a los soldados estadounidenses con tropas survietnamitas bien entrenadas. Este plan finalmente fracasó, pero llevó a la retirada de las tropas americanas. Finalmente, el Norte logró tomar el control de Vietnam del Sur en 1975, unificándolo como un estado comunista. La intervención americana había fracasado.

Guerra soviética en Afganistán

En 1979, el ejército soviético invadió Afganistán, en una guerra que se conoció como su Vietnam. El gobierno afgano pro soviético era impopular entre la población musulmana, ya que muchas de sus leyes y normas impedían que la gente siguiera sus creencias religiosas.

Los Muyahidines lucharon contra la invasión soviética. Contaron con el apoyo del gobierno estadounidense, primero Jimmy Carter, luego Ronald Reagan, que financió equipos y suministros militares, que fueron enviados a Afganistán a través de Pakistán. Estados Unidos también boicoteó los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 en protesta por la invasión soviética.

El terreno montañoso y el clima extremo dificultaban a los soldados soviéticos hacer frente a las condiciones. Al igual que el ejército estadounidense en Vietnam, recurrieron a tácticas que finalmente fracasaron, como los ataques aéreos.

Mijaíl Gorbachov decidió que la guerra era demasiado costosa, tanto económicamente como en términos de pérdidas para el ejército ruso. Tomó la decisión de poner fin a la guerra y retiró el ejército soviético en 1989. La Guerra Fría estaba llegando a su fin, pero los problemas en Afganistán iban a volver en el futuro.

¿Quién ganó la Guerra Fría?

Los historiadores que creen que Estados Unidos ganó la Guerra Fría están de acuerdo en que la victoria de Estados Unidos estaba garantizada a través de las finanzas.

Estados Unidos desangró a los soviéticos mediante guerras indirectas y la carrera de armamentos nucleares. Sin embargo, esta fuga financiera puede no haber sido posible sin el almacenamiento sin precedentes de armas nucleares.

El mundo estuvo más cerca que nunca de estar al borde de una guerra nuclear entre el 18 y el 29 de octubre de 1962, durante la crisis de los misiles cubanos.

El enfrentamiento por la presencia de misiles nucleares soviéticos en Cuba, a sólo 90 millas al sur de Estados Unidos, culminó con la humillante retirada de la URSS.

Mientras el mundo observaba, el presidente estadounidense John F. Kennedy llamó la mano de los soviéticos. Mientras que la URSS satisfizo a regañadientes la demanda de Kennedy de retirar los misiles de Cuba, fue un golpe al orgullo nacional soviético.

Muchos historiadores atribuyen a Reagan el haber recibido los golpes de muerte que finalmente derribaron a la Unión Soviética. Quizás el que señaló el fin de la URSS fue la Iniciativa de Defensa Estratégica (IDE) de Reagan.

Este proyecto inacabado, popularmente llamado Star Wars, habría costado cientos de miles de millones de dólares.

Pidió la militarización del espacio exterior, un escudo compuesto por una red de misiles nucleares y láseres en el espacio que interceptarían un primer ataque soviético. Esta iniciativa fue la cumbre tanto de la carrera espacial como de la carrera armamentista entre Estados Unidos y la URSS.

La U.S.S.S.R. y la U.S.S.R. lucharon en la Guerra Fría durante 45 años. Consistía en acciones encubiertas, guerras indirectas y una polarización casi completa entre las dos partes en el resto del mundo.

En 1991, la U.R.S.S.S. colapsó de repente y completamente, convirtiéndose en un número de países independientes y en la Federación Rusa.

Los que le dan crédito a Estados Unidos por la desaparición de la Unión Soviética citan el gasto masivo en defensa, el programa de la Guerra de las Galaxias y la guerra por poder en Afganistán por sangrar financieramente a la URSS.

Otros creen que los EE.UU. prolongaron la Guerra Fría y que la desaparición de la URSS se basó en una repentina transición a un sistema de libre mercado que condujo a su colapso económico.

Ta Puede Interesar:

Boris Yeltsin Biografía | La Persona que disolvió la URSS ¿ Quien fue ?

Obsidiana Propiedades | ¿Qué es la Obsidiana?

Revolución Industrial Causas y Conceptos Modernos

Vox Populi Definición y Concepto

Globalización Definición, Concepto ¿Que es?

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 2 Promedio: 5]