Michelle Obama la esposa del ex presidente Barack Obama

Biografía de Michelle Obama

Michelle Obama es la esposa del ex presidente de Estados Unidos Barack Obama. Antes de su papel como primera dama, fue abogada, administradora de la ciudad de Chicago y trabajadora de extensión comunitaria.

Michelle Obama nació en 1964 en Chicago, Illinois. Asistió a la Universidad de Princeton, donde se graduó cum laude en 1985, y se graduó de la Facultad de Derecho de Harvard en 1988.Michelle Obama

Después de graduarse de Harvard, trabajó en un bufete de abogados de Chicago, donde conoció a su esposo, el futuro presidente de Estados Unidos, Barack Obama. La pareja se casó el 3 de octubre de 1992. Como primera dama, centró su atención en cuestiones sociales actuales, como la pobreza, la vida sana y la educación.

Michelle Obama de niña
Michelle Obama nació como Michelle LaVaughn Robinson el 17 de enero de 1964 en Chicago, Illinois.

Michelle creció en un pequeño bungalow en el South Side de Chicago. Su padre, Fraser Robinson, era operador de bombas de la ciudad y capitán de un distrito electoral demócrata. Su madre, Marian, era secretaria en Spiegel’s pero luego se quedó en casa para criar a Michelle y a su hermano mayor, Craig. Eran una familia muy unida, típicamente compartiendo comidas, leyendo y jugando juntos.

Craig y Michelle, de 21 meses de edad, a menudo eran confundidos con gemelos. Los hermanos también compartían cuartos cercanos, durmiendo en la sala de estar con una sábana que servía como separador improvisado de habitaciones. Se criaron con énfasis en la educación y aprendieron a leer en casa a la edad de cuatro años. Ambos se saltaron el segundo grado.

Michelle Obama Educación
Para el sexto grado, Michelle estaba tomando clases en el programa para dotados de su escuela, donde aprendió francés y completó cursos acelerados de biología. Luego asistió a la Escuela Secundaria Whitney M. Young Magnet, la primera escuela secundaria magnet de la ciudad para niños dotados, donde, entre otras actividades, se desempeñó como tesorera del gobierno estudiantil. En 1981, Michelle se graduó de la escuela como salutatoriana de la clase.

Siguiendo los pasos de su hermano mayor, Michelle asistió a la Universidad de Princeton, graduándose cum laude en 1985 con un B.A. en Sociología. Continuó sus estudios de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, donde participó en demostraciones en las que pidió la inscripción y contratación de más estudiantes y profesores de minorías. Se le otorgó el título de Licenciada en Derecho en 1988.

El matrimonio con Barack Obama
Después de la escuela de derecho, Michelle trabajó como asociada en la sucursal de Chicago de la firma Sidley Austin, en el área de marketing y propiedad intelectual. Fue allí, en 1989, donde conoció a su futuro esposo, Barack Obama, un pasante de verano al que fue asignada como asesora.

Inicialmente, se negó a salir con Barack, creyendo que su relación laboral haría que el romance fuera inapropiado. Sin embargo, finalmente cedió y la pareja pronto se enamoró.

Después de dos años de noviazgo, Barack propuso matrimonio, y la pareja se casó en la Iglesia Unida de Cristo Trinidad el 3 de octubre de 1992. Sus hijas, Malia y Sasha, nacieron en 1998 y 2001, respectivamente.

Trabajo de alto perfil en Chicago
En 1991, Michelle decidió dejar el derecho corporativo y seguir una carrera en el servicio público, trabajando como asistente del alcalde Richard Daley y luego como asistente del comisionado de planificación y desarrollo de la ciudad de Chicago.

En 1993, se convirtió en directora ejecutiva de la oficina de Public Allies de Chicago, un programa de capacitación en liderazgo sin fines de lucro que ayudó a los jóvenes adultos a desarrollar habilidades para futuras carreras en el sector público.

En 1996, Michelle se unió a la Universidad de Chicago como decana asociada de servicios estudiantiles, desarrollando el primer programa de servicio comunitario de la escuela. A partir de 2002, trabajó para los Hospitales de la Universidad de Chicago, como directora ejecutiva de relaciones comunitarias y asuntos externos.

En mayo de 2005, Michelle fue nombrada vicepresidenta de asuntos comunitarios y externos en el Centro Médico de la Universidad de Chicago, donde continuó trabajando a tiempo parcial hasta poco antes de la toma de posesión de su esposo como presidente. También fue miembro de la junta directiva del prestigioso Chicago Council on Global Affairs.

Sobre el rastro de la campaña
Michelle Obama llamó la atención por primera vez de una audiencia nacional cuando estaba al lado de su esposo cuando pronunció un discurso de alto perfil en la Convención Nacional Demócrata en 2004. Barack Obama fue elegido senador por Illinois en noviembre.

En 2007, Michelle redujo su propio trabajo profesional para atender las obligaciones familiares y de campaña durante la campaña de Barack para la nominación presidencial demócrata. Cuando estaban en el camino, dejaban a sus hijas con su abuela Marian, la madre de Michelle.

Barack Obama finalmente ganó la nominación y fue elegido el 44º Presidente de los Estados Unidos. Obama fue inaugurado el 20 de enero de 2009.

Cuando su esposo buscó la reelección en 2012, enfrentando una carrera desafiante contra el candidato presidencial republicano Mitt Romney, Michelle Obama hizo una campaña diligente a su favor. Viajó por todo el país, dando charlas y haciendo apariciones públicas.

Discurso de Michelle Obama
En septiembre de ese año, Michelle pronunció un notable discurso en la Convención Nacional Demócrata. “Cada día, las personas que conozco me inspiran, cada día me hacen sentir orgullosa, cada día me recuerdan lo bendecidos que somos al vivir en la nación más grande de la tierra”, dijo. “Servir como su primera dama es un honor y un privilegio.”

Continuó elogiando a la comunidad latina por apoyar al presidente Obama, y declaró que su esposo -“el mismo hombre del que se enamoró hace tantos años”- comprende el Sueño Americano, así como las luchas diarias de las familias estadounidenses, y se preocupa profundamente por hacer una diferencia en las vidas de las personas. Michelle ganó tanto elogios públicos como críticos por su narrativa, llamada un “momento brillante” por el Washington Post.

El 6 de noviembre de 2012, Barack Obama fue reelegido para un segundo mandato como presidente de Estados Unidos. Después de la derrota de Mitt Romney, Michelle Obama acompañó a su esposo con sus dos hijas, Malia y Sasha, al escenario de McCormick Place en Chicago, donde el presidente Obama pronunció su discurso de victoria.

Michelle Obama Moda
Después de que el papel político de su esposo empujó a la familia Obama al centro de atención, Michelle fue reconocida públicamente por su estilo de campaña sin tonterías, así como por su sentido de la moda.

En mayo de 2006, Michelle apareció en la revista Essence como una de las “25 mujeres más inspiradoras del mundo”. En septiembre de 2007, Michelle fue incluida en la revista 02138 como número 58 en “The Harvard 100”, una lista anual de los alumnos más influyentes de la escuela.

También ha aparecido dos veces en la portada de Vogue e hizo la lista de los mejor vestidos de Vanity Fair dos años seguidos, así como la lista de los mejor vestidos de la revista People en 2008.

Durante la ceremonia de inauguración del segundo mandato de su esposo, el 21 de enero de 2013, Michelle y sus hijas recibieron atención por sus elecciones de moda, que incluyeron ropa de Thom Browne, J. Crew y Kate Spade. Michelle también elogió el vestido rojo de Jason Wu que usó durante los eventos subsiguientes.

Problemas y causas
Como primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama centró su atención en cuestiones como el apoyo a las familias de los militares, la ayuda a las mujeres trabajadoras para equilibrar la carrera y la familia y el fomento del servicio nacional. Durante el primer año de la presidencia de Obama, Michelle y su esposo se ofrecieron como voluntarios en refugios para personas sin hogar y comedores populares en el área de Washington, D.C. Michelle también hizo apariciones en escuelas públicas, enfatizando la importancia de la educación y el trabajo voluntario.

Siempre consciente de la dieta y la salud de su familia, Michelle apoyó el movimiento de alimentos orgánicos, instruyendo a las cocinas de la Casa Blanca para que prepararan alimentos orgánicos para los huéspedes y su familia. En marzo de 2009, Michelle trabajó con 23 alumnos de quinto grado de una escuela local en Washington D.C. para plantar un jardín de verduras frescas de 1.100 pies cuadrados e instalar colmenas en el jardín sur de la Casa Blanca. También puso los esfuerzos para combatir la obesidad infantil entre las prioridades de su agenda.

Michelle Obama siguió comprometida con sus causas de salud y bienestar. En 2012, anunció un nuevo programa de acondicionamiento físico para niños como parte de su iniciativa Let’s Move. Junto con el equipo olímpico de Estados Unidos y otras organizaciones deportivas, trabajó para que los jóvenes probaran un nuevo deporte o actividad.

“Este año, 1,7 millones de jóvenes participarán en los deportes olímpicos y paralímpicos en sus comunidades, muchos de ellos por primera vez. Y eso es muy importante, porque a veces todo lo que se necesita es esa primera lección, o clínica, o clase para que un niño se entusiasme con un nuevo deporte”, dijo en una declaración.

Al publicar su mensaje, Michelle publicó un libro como parte de su misión de promover una alimentación saludable. American Grown: The Story of the White House Kitchen Garden and Gardens Across America (2012) explora su propia experiencia en la creación de un huerto, así como el trabajo de jardines comunitarios en otros lugares.

Dijo a Reuters que veía el libro como una oportunidad para ayudar a los lectores a comprender “de dónde venía su comida” y “hablar sobre el trabajo que estamos haciendo con la obesidad infantil y la salud infantil”.

Primera Familia
Tanto Michelle como Barack Obama han declarado que su prioridad personal son sus dos hijas, Malia y Sasha. Los padres se dieron cuenta de que el traslado de Chicago a Washington D.C. sería un ajuste importante para cualquier familia. Residir en la Casa Blanca, tener protección del Servicio Secreto y estar siempre en la estela de las obligaciones públicas de sus padres transformó dramáticamente sus vidas.

Ambos padres trataron de hacer que el mundo de sus hijas fuera lo más “normal” posible, con horarios fijos para estudiar, ir a la cama y levantarse. “Mi primera prioridad siempre será asegurarme de que nuestras niñas estén sanas y con los pies en la tierra”, ha dicho Michelle. “Entonces quiero ayudar a otras familias a obtener el apoyo que necesitan, no sólo para sobrevivir, sino para prosperar”.

Apoyo a Hillary Clinton
En julio de 2016, la ex primera dama, senadora y secretaria de Estado Hillary Clinton se convirtió en la candidata oficial demócrata para la presidencia de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera mujer de Estados Unidos en ganar la nominación presidencial de un partido político importante.

En la primera noche de la Convención Nacional Demócrata, Michelle habló en apoyo de Clinton, quien previamente se había presentado contra Barack Obama durante las primarias de 2008, y su visión de una América progresista.

“Me despierto todas las mañanas en una casa construida por esclavos, y veo a mis hijas, dos hermosas e inteligentes mujeres negras, jugando con sus perros en el césped de la Casa Blanca”, dijo. “Y gracias a Hillary Clinton, a mis hijas, y a todos nuestros hijos e hijas, ahora damos por sentado que una mujer puede ser presidenta de los Estados Unidos.”

Obama continuó haciendo campaña a favor de Clinton, hablando enérgicamente en contra de la campaña del candidato republicano Donald Trump, quien ganó las elecciones presidenciales.

El 13 de enero de 2017, Obama pronunció su último discurso como primera dama en la Casa Blanca, diciendo que “ser su primera dama ha sido el mayor honor de mi vida y espero haberlos hecho sentir orgullosos”.

En un momento emotivo, se dirigió a los jóvenes estadounidenses: “Quiero que nuestros jóvenes sepan que ellos importan, que pertenecen. Así que no tengas miedo. ¿Me oís, jóvenes? No tengas miedo. Concéntrate. Sea determinado. Tenga esperanza. Estar empoderados. Fortalézcase con una buena educación. Entonces salgan y usen esa educación para construir un país digno de su promesa ilimitada. Dirige con esperanza con el ejemplo; no temas”.

Después de que la Casa Blanca
Después de dejar la Casa Blanca, Obama siguió siendo muy buscada por sus palabras de sabiduría. En noviembre de 2017, durante una conversación con la poetisa Elizabeth Alexander en la cumbre inaugural de liderazgo juvenil de la Fundación Obama en Chicago, habló sobre los problemas de lanzar pensamientos impulsivamente en los medios sociales.

“Cuando tienes voz, no puedes usarla de cualquier manera, ¿sabes?”, dijo. “No digas sólo lo que piensas. No twitteas cada pensamiento. La mayoría de tus primeros pensamientos no son dignos de la luz del día”. Se creía que era una reprimenda al presidente Trump, un famoso devoto de Twitter, aunque Obama aclaró que estaba “hablando de todos nosotros”.

La ex primera dama también abordó el tema de la protección de las mujeres contra el acoso sexual, un tema candente derivado de las recientes acusaciones hechas contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein y otros en posición de poder.

“Cuando pensamos en las mujeres en particular, les pedimos que hablen. Les pedimos que digan lo que piensan. Les pedimos que digan que no, que se pronuncien en contra del acoso sexual”, dijo Obama. “Pero si no enseñamos a nuestras niñas a hablar a una edad temprana, eso no ocurre por sí solo. Se necesita práctica para tener voz. Tienes que usarla una y otra vez antes de poder decir”no”. O’para’. “No me toques.”

El 12 de febrero de 2018, la Galería Nacional de Retratos del Smithsonian reveló sus retratos oficiales de Barack y Michelle Obama. Realizados por artistas afroamericanos, los coloridos retratos eran notablemente diferentes de los esfuerzos más tradicionales de años anteriores: La obra de Kehinde Wiley presentaba a Barack en una silla rodeada de vegetación y flores simbólicas, mientras que Amy Sherald representaba a la ex primera dama con un vestido fluido, mirando a los espectadores desde un mar de azul.

Más tarde en ese mismo mes, Obama anunció que sus próximas memorias, Becoming, se publicarán el 13 de noviembre de 2018, una semana después de las elecciones de mitad de período en Estados Unidos. Describiendo la “experiencia profundamente personal” de escribir el libro, tuiteó: “Hablo de mis raíces y de cómo una chica del sur encontró su voz. Espero que mi viaje inspire a los lectores a encontrar el coraje para convertirse en quienquiera que aspiren a ser”.

En mayo de 2018, Michelle y Barack Obama anunciaron que firmaron un acuerdo de varios años para producir series y películas para Netflix. “Barack y yo siempre hemos creído en el poder de la narración de historias para inspirarnos, para hacernos pensar de manera diferente sobre el mundo que nos rodea”, dijo la ex Primera Dama en una declaración.

Te Puede Interesar:

Josephine Baker bailarina y cantante que se hizo muy popular en Francia

Paul Ryan Asumió el cargo de presidente de la Cámara en 2015

Chinua Achebe novelista nigeriano y autor de ‘Las cosas se desmoronan’

Samuel Adams firmó la Declaración de Independencia de Estados Unidos.

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]