Plutarco Elías Calles Biografía

Plutarco Elías Calles (1877-1945) fue un líder y presidente revolucionario mexicano cuyas reformas económicas constitucionales y claves proporcionaron una base sólida para la posterior estabilidad gubernamental de México.

Nació en Guaymas, Sonora, el 25 de septiembre de 1877, y quedó huérfano cuatro años después.

Rechoncho y con la mandíbula de hierro, enseñó brevemente en la escuela y fue barman antes de entrar en las filas de la revolución apoyando a Francisco Madero en contra de Porfirio Díaz y ayudando a Venustiano Carranza contra Victoriano Huerta y Francisco “Pancho” Villa.

Inicios

Comenzó su carrera como maestro de escuela primaria, pero se unió a la lucha de Francisco Madero contra la dictadura de Porfirio Díaz en 1910.

Calles era un organizador y líder extremadamente talentoso y fue general en las batallas, primero contra Victoriano Huerta y luego contra Pancho Villa y sus fuerzas rebeldes.

En 1917 Calles se convirtió en gobernador de Sonora. En 1919 Calles fue nombrado Secretario de Comercio, Industria y Trabajo por el presidente Venustiano Carranza.

Desafortunadamente para Carranza, Calles lo devolvió aliándose con el general Álvaro Obregón, quien derrocó a Carranza el próximo año.

Obregón agradeció a Calles por su apoyo al nombrarlo jefe del Ministerio del Interior, la agencia cuyas responsabilidades incluían la seguridad interna y la recopilación de inteligencia.

Calles utilizó su posición para asegurar el apoyo de la mano de obra organizada para el gobierno, y con ese fin se alió con el Partido Laborista. En 1924 Calles se postuló para presidente y ganó.

El Banco de México

Como presidente, estableció varios bancos cuyo único propósito era ayudar a los campesinos y campesinos más pobres del país. También fundó el Banco de México, que finalmente se convirtió en el banco más grande del país.

Un viaje a Europa lo expuso a las políticas del movimiento “socialdemocracia”, y cuando Calles regresó a México, uno de sus primeros actos fue impulsar la reforma agraria.

Era un hecho de la vida en México que casi todas sus tierras pertenecían a un pequeño número de familias extremadamente ricas y poderosas.

La familia Terrazas, por ejemplo, poseía más de un millón de acres solo en el estado de Chihuahua, lo que resultó en un sistema prácticamente feudal de aparcería y casi esclavitud para la mayoría del resto de la gente.

El gobierno de Calles logró que los bancos y países extranjeros perdonen a algunos de México s aplastante deuda.

También reformó los códigos civiles y penales del país.Calles se desempeñó como secretario de Relaciones Exteriores en el gobierno provisional de Adolfo de la Huerta (1920) y luego como secretario del interior bajo el presidente Obregón (1920-24).

Agua Prieta

Un impulsor clave de la rebelión de Agua Prieta que derrocó a Carranza, Calles sirvió como secretario de guerra en el gobierno interino De la Barra y como secretario del interior durante la presidencia de Obregón (1920-1924).

Obregón respaldó con éxito a Calles como su sucesor contra el desafío político y militar de Adolfo de la Huerta, que atrajo el apoyo revolucionario conservador y disidente.

Calles comenzó una década de dominio de la vida política mexicana: 4 años como presidente y 6 años como el “poder detrás del trono”.

Su política fue prefigurada por su registro en Sonora. Se impulsó la reforma agraria, con el objetivo de establecer finalmente una nación de propietarios individuales.

El trabajo fue favorecido, Luis Morones y su Confederación Regional del Trabajo Mexicano dominando la escena.

La experimentación educativa del período Obregón ahora se convirtió en política nacional. Calles se mudó para implementar y hacer cumplir las disposiciones constitucionales sobre asuntos religiosos y la propiedad extranjera de los recursos petrolíferos.

Artículo 27

La administración de Calles entró en conflicto con el gobierno de los EE. UU. En varios asuntos, uno de ellos relacionado con las grandes tenencias de las compañías petroleras estadounidenses.

La ley mexicana establecía que todos los minerales y otras sustancias valiosas bajo el suelo pertenecían al estado, lo que significaba que las reservas de petróleo subterráneas estaban bajo el control del gobierno mexicano.

Esto en lugar de las compañías petroleras; no les gustó un poco, ya que posiblemente podría dar justificación al gobierno para la nacionalización de las reservas de petróleo del país.

Calles anunció que tenía la intención de hacer cumplir esa parte del código legal mexicano, que otros gobiernos mexicanos no habían hecho, y la reacción de los funcionarios del gobierno estadounidense fue inmediata.

El embajador estadounidense lo tildaba de comunista y el Secretario de Estado amenazó con una invasión de México si la ley, conocido como el Artículo 27, se hizo cumplir.

En 1927 el gobierno de Calles canceló las licencias de operación de las compañías petroleras que se negaron a cumplir con el Artículo 27, y se habló de guerra en los círculos de Washington.

La rebelión

Un resultado fue el conflicto entre la Iglesia y el estado en la forma de un boicot económico, la suspensión de los servicios religiosos y la rebelión armada de los cristeros.

A través de la mediación del embajador estadounidense Dwight Morrow, se estableció un acuerdo con la Iglesia que entró en vigencia en 1929.

Para el desarrollo futuro de México fue importante el establecimiento por Calles del Banco Central de México y el Banco Nacional de Crédito Agrícola y la iniciación de programas para la construcción de carreteras, presas y proyectos de riego.

Calles efectuó un cambio constitucional que hizo posible el regreso de Obregón a la presidencia. Sin embargo, después de las elecciones y antes de la toma de posesión, Obregón fue asesinado por un fanático religioso.

Calles proclamó públicamente el fin de la era de los caudillos, o hombres fuertes militares. Aunque no volvió a ocupar la presidencia, sí fue el jefe máximo, o el jefe más poderoso, detrás de tres ejecutivos sucesivos entre 1928 y 1934.

La depresión

Estos fueron años de transición, con el gobierno de una camarilla adinerada, la desaceleración de la reforma revolucionaria y el cinismo, la corrupción y la depresión.

Se reprimió un importante desafío militar en 1929, se estableció el partido oficial como medio para garantizar transferencias pacíficas de poder y se promulgó el Código de Trabajo Federal.

La necesidad de una reafirmación del compromiso revolucionario resultó en la redacción de un plan oficial de seis años en 1934 y la elección de Lázaro Cárdenas como presidente.

El abandono

Cuando Calles criticó el manejo del nuevo ejecutivo de los disturbios laborales, Cárdenas lo obligó a abandonar el país.

El presidente electo Obregón fue asesinado en 1928, y durante los siguientes seis años, Calles fue el verdadero poder detrás de tres presidentes títeres.

Su base era el PNR, que había organizado en 1929; su apoyo a un candidato equivalía a elección. En esos seis años, los aspectos más radicales de la revolución fueron controlados metódicamente.

En 1934, sin embargo, cuando los grupos de izquierda comenzaron a controlar el PNR, Calles se vio obligado a apoyar a su candidato a la presidencia, Lázaro Cárdenas.

Esta desalianza se deterioró hasta convertirse en una ruptura abierta, y Calles se vio obligado a exiliarse. Vivió en California hasta 1941, cuando se le permitió regresar a México.

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 5]