Espirulina – Beneficios, Dosis, Virtudes, Efectos Secundarios

Espirulina

Ciertamente el alga más famosa, la espirulina ha sido declarada «el mejor alimento para la humanidad en el siglo XXI» por la Organización Mundial de la Salud y «el alimento ideal y más completo del mañana» por la UNESCO. Enfócate en las mil y una virtudes de salud de este superalimento…

Espirulina
Foto Anaïs CROUZET en Pixabay

Aparecida en nuestro planeta hace unos 3.000 millones de años, la espirulina pertenece en realidad a la familia de las cianobacterias y no a las algas, aunque el término «algas» ha entrado firmemente en el lenguaje cotidiano para definir la espirulina.

Debe su atractivo color verde azulado a la clorofila que contiene, pero también a otro pigmento llamado ficocianina, que es responsable de muchos de los beneficios de la espirulina.

Los mayas fueron los primeros en explotar esta superalga para regar sus cultivos despejados de la selva de Yucatán.

Ayudando a alimentar a una población de más de dos millones de personas y al ganado.

Luego, cuando los europeos desembarcaron en América Central a principios del siglo XVI, notaron que los aztecas estaban cosechando una especie de barro verde azulado (entonces llamado «tecuitlatl») de los lagos salados de la Ciudad de México, que secaban para hacer pasteles para comer.

En 1852, el botánico Stizenberger publicó el primer informe taxonómico sobre la espirulina, a la que llamó Arthrospira por su forma helicoidal y su estructura multicelular.

Stizenberger observó en ese momento que los niños de Kanembous, que vivían a orillas del lago Chad y comían diariamente espirulina seca, se libraron de la mortífera hambruna que entonces asolaba el país.

Fue entonces, en el decenio de 1970, cuando la espirulina se hizo muy popular en los países industrializados y los investigadores llevaron a cabo numerosos experimentos con la esperanza de utilizar estas microalgas para combatir la malnutrición mundial.

Activos nutricionales

La espirulina es probablemente el alimento con la composición nutricional más rica y variada que puede existir.

En primer lugar, está extremadamente bien dotado de proteínas (hasta un 70%, frente al 25% de un bistec de carne) de muy buenas cualidades, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales (a diferencia de casi todos los alimentos de origen vegetal).

Este contenido excepcional hace de la espirulina un suplemento dietético de elección para vegetarianos y veganos.

La espirulina es también una muy buena fuente de vitaminas (provitamina A, vitamina B9, vitamina E y vitamina C), minerales (hierro, calcio, potasio, manganeso, selenio), ácidos grasos esenciales (omega 6) y antioxidantes (clorofila, ficocianina).

En resumen, la espirulina tiene un contenido nutricional, vitamínico y mineral cercano al de un complemento alimenticio sintético, mientras que es un alimento natural, con lo que tiene una mejor biodisponibilidad.

Beneficios y virtudes

Su excepcional contenido en minerales, hierro y vitaminas hacen de la espirulina un aliado precioso en la lucha contra la malnutrición, la anemia y las carencias proteicas que se dan en todo el mundo, como han destacado la OMS y la UNESCO.

Pero los beneficios terapéuticos y para la salud de la espirulina no se detienen ahí, ya que el consumo regular de espirulina tiene muchos beneficios.

Reducir las grasas en la sangre y el colesterol

Al estimular la síntesis de la proteína lipasa (que desempeña un papel importante en el metabolismo de los triglicéridos), la espirulina permitiría disminuir el nivel de LDL (colesterol malo) en la sangre y aumentar el de HDL (colesterol bueno).

Un estudio realizado en 2010 en Tokio1, muestra que la suplementación con espirulina durante 8 semanas en conejos reduce significativamente la aterosclerosis relacionada con la hipercolesterolemia.

Aliviar los síntomas de la rinitis alérgica

Las propiedades antiinflamatorias de la espirulina son en parte responsables de su efecto en la reducción de los síntomas de la fiebre del heno.
Un ensayo realizado en Turquía2 muestra que la toma de 2g de espirulina por día durante 16 semanas fue mucho más eficaz que un placebo para reducir los síntomas alérgicos de los participantes. ¿La explicación? La espirulina permitiría reducir la sensibilidad a los alérgenos y disminuir la secreción de histamina, que es responsable de las alergias.

Reducir el riesgo de diabetes

El consumo de espirulina ayuda a reducir el nivel de glucosa en la sangre (glucemia) en ayunas y a aumentar la eficacia de la insulina, una hormona hipoglucémica.

Esto es, en cualquier caso, lo que sugiere un estudio preliminar3 llevado a cabo en personas que sufren de diabetes de tipo 2, recibiendo 2g de espirulina cada día durante 2 meses.

¿El resultado? Sus niveles de azúcar en la sangre y la hemoglobina glicada (dos marcadores principales de la diabetes) se redujeron significativamente.

Mejorar la función renal

Se trata de un estudio japonés realizado en la Universidad de Chiba en 19904, que revela que la espirulina protegería los riñones de diversos contaminantes ambientales (en particular el mercurio) gracias a uno de sus pigmentos antioxidantes: la ficocianina.

Desintoxicar

La espirulina estimula la función hepática evitando la acumulación de ácidos grasos (foie gras, el «mal del siglo») y reduciendo la inflamación del hígado. También se cree que tiene un papel probado en la prevención del cáncer de colon.

Su papel en las funciones renales en caso de exposición a varios contaminantes (plomo, mercurio), también hace de la espirulina un alga desintoxicante por excelencia.

Dosificación

Los diversos estudios científicos destinados a demostrar sus beneficios terapéuticos se han realizado en su mayoría con dosis de espirulina que oscilan entre 2 y 5g por día.

En la mayoría de los casos, se recomienda tomar de 1 a 1,5 g de espirulina de 2 a 3 veces al día, según las indicaciones (diabetes, colesterol, alergias).

Es aconsejable comenzar el tratamiento con 1g por día durante una semana y luego aumentar gradualmente las dosis.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Las algas acumulan metales pesados (plomo, arsénico, cadmio, mercurio…) cuando se desarrollan en un medio ambiente contaminado, se recomienda comprar espirulina cuyos métodos de cultivo están estrictamente controlados (cultivada en un medio artificial y no natural) y comprobar que el producto es puro (100% espirulina).

El alto contenido proteínico de la espirulina puede causar efectos indeseables en algunas personas sensibles (dolores de cabeza, náuseas), de ahí la recomendación de aumentar gradualmente las dosis para acostumbrar al organismo.

Las personas que sufren de fenilcetonuria deben evitar tomar espirulina que, como todos los alimentos ricos en proteínas, contiene fenilalanina.

Como medida de precaución y en ausencia de datos científicos sobre el tema, tampoco se recomienda el consumo regular de espirulina a las mujeres embarazadas y lactantes.

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales de salud sobre este tema en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en suplementos de salud.

Además, puedes encontrar apps de salud gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Aguacate contra el colesterol malo

Taurina – Beneficios, Fuentes de alimentación, Peligro, Efectos secundarios

Vitamina B3 – Origen, Beneficios, Dosis –

10 remedios naturales para aliviar los problemas de la dentición