Begin to Suffocate Myself

Asfixiarte

Es uno de las muchas cosas que pueden aterrarte cuando estás solo. Muchas personas entran en pánico y no pueden hacer algo al respecto.

Sin embargo si mantienes la calma puedes salvar tu vida. Todo depende de cómo lo tomes, ya que entrar en la histeria puedes inclusivo asustar a tus propios familiares sin saber como actuar.

Es muy bueno saber qué hacer si eso llegara a suceder, ya que puedes entrar en pánico y este puede empeorar al encontrarte solo.

Comenzar a tóser

Es la primera línea de defensa contra la asfixia. La buena noticia es que las personas a menudo lo hacen automáticamente.

Cuando algo se atora en las vías respiratorias superiores el reflejo natural es expulsar el aire de los pulmones y desalojarlo. 

Sin embargo, dependiendo de la parte de la vía aérea que esté bloqueada, la tos puede no funcionar. En ese caso, necesitas auto administrarte compresiones abdominales.

Busca un objeto fijo, como el respaldo de una silla.  Empuja varias veces contra este la zona que se encuentra justo por encima del ombligo.

Esto creará una presión ascendente sobre el diafragma. Lanza el aire de los pulmones con la fuerza suficiente para desalojar el objeto.

Si la silla no es muy útil, forma un puño con ambas manos y oprime hacia adentro y arriba, igualmente por encima del ombligo, al igual que la maniobra de Heírnlích.

Es posible que al hacer esto lesiones algunos órganos internos, por lo que después tendrás que acudir con tu médico para una revisión.

Incluso si hubiera alguien cerca, no serías capaz de emitir sonidos verbales fuertes. Hacer mucho ruido podría traer ayuda.

El esfuerzo no debe tener prioridad sobre actuar solo e inmediatamente, ya que con la asfixia los segundos cuentan y recuerda no entrar en pánico.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

Comentarios