Síntomas de Dolor en la Muela del Juicio

04/07/2022

Las muelas del juicio se llaman así por una razón: son los últimos dientes que salen y se supone que consolidan tu lugar entre los miembros más sabios de la sociedad.

Por eso no es de extrañar que muchas personas sientan dolor cuando les empiezan a salir las muelas del juicio. ¿Por qué ocurre esto? ¿Y qué se puede hacer al respecto? Sigue leyendo para obtener más información sobre los síntomas del dolor de muelas del juicio y consejos para controlar las molestias.

Las muelas del juicio pueden ser un dolor de cabeza, pero hay formas de hacerlas menos dolorosas. Para empezar, utiliza tu medicación para el dolor con regularidad y aplícate hielo o calor (según lo que te parezca mejor) en la cara.

También debes beber mucha agua y tomar cualquier medicamento de venta libre que ayude a disminuir la hinchazón o la inflamación del cuerpo. Por último, intenta dormir con una almohada elevada para no descansar directamente sobre los dientes retenidos.

Contenido
  1. Síntomas de Dolor en la Muela del Juicio
  2. ¿Cómo son las muelas del juicio?
  3. ¿Cómo se desarrollan las muelas del juicio?
    1. ¿Cómo puedo saber si tengo un absceso dental?
    2. ¿Qué causa un absceso dental?
    3. Si una muela del juicio desarrolla una infección, ¿qué debo hacer?
    4. ¿Puede un diente con absceso curarse por sí solo?
    5. Dolor
    6. Hinchazón
    7. Sensibilidad
    8. Mal aliento
  4. Saca las muelas del juicio antes de que empiece el dolor
    1. ¿Cómo extraen los dentistas las muelas del juicio?
  5. Recomendaciones para el dolor.
  6. Los síntomas de dolor pueden ser:
  7. Complicaciones de las Muelas del Juicio
  8. Cómo calmar el Dolor en la Muela del Juicio
    1. Utilice su medicación para el dolor con regularidad.
    2. Aplique una bolsa de hielo o una compresa fría en la parte exterior de la cara.
    3. Aplique una compresa caliente en la parte exterior de la cara.
    4. Tome un medicamento antiinflamatorio de venta libre, como el ibuprofeno o el naproxeno.
    5. Dormir con la cabeza elevada.
    6. Enjuáguese la boca con agua salada.
    7. Beba líquidos calientes para aliviar el dolor y la hinchazón de la mandíbula.
    8. El dolor no es divertido, pero puedes hacer cosas para aliviarlo
  9. Remedios Caseros para Dolor en la Muela
    1. Aclarar con agua salada tibia.
    2. Utilizar aceite de clavo de olor.
    3. Evitar el hielo.
    4. Pruebe la acupresión.
    5. Utilice una pasta de ajo.
    6. Enjuagar con un enjuague bucal de guayaba.
    7. Presiona la lengua contra el paladar.
    8. Puedes aliviar un poco el dolor de muelas en casa utilizando estas técnicas y remedios.
  10. Conclusion
  11. Información Adicional:

Síntomas de Dolor en la Muela del Juicio

Los síntomas de la muela del juicio son dolorosas. Las personas que no se percatan de su salida es porque tienen suficiente espacio para que aparezcan.

Estos síntomas pueden aparecer a partir de la adolescencia. Aunque es más común que comience a partir de los 30 años.En algunos lugares es sinónimo de madurez en la persona.

El dolor de muelas ocurre cuando la parte central del diente o la pulpa dental se inflama.

El primer indicio de que las muelas comienzan a salir es que la cara comienza a presentar ligeras inflamaciones sin dolor.

Igualmente las encías comienzan a sangrar con el cepillado. Es importante a acudir a una cita de revisión con el dentista, para una valoración bucal.

Foto Pixabay

Las muelas del juicio son los últimos dientes que se desarrollan, normalmente cuando se está al final de la adolescencia o al principio de la veintena.

Aunque no todas las personas las tienen, las muelas del juicio son bastante comunes y no son problemáticas para la mayoría. Sin embargo, a veces hay problemas con las muelas del juicio -como una infección o un desarrollo impactado- que pueden causar molestias e incluso dolor.

Si notas cualquier signo de infección u otros problemas relacionados con las muelas del juicio, es importante que busques ayuda de un profesional dental lo antes posible para evitar más dolor y molestias en el futuro.

¿Cómo son las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son las últimas en desarrollarse y están situadas en la parte posterior de la boca. Suelen quedar retenidas, lo que significa que no pueden sobresalir a través de las encías. Si estas muelas no salen correctamente, pueden causar problemas en la mandíbula y los dientes.

¿Cómo se desarrollan las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son los últimos dientes permanentes que salen en los seres humanos. Suelen salir entre los 18 y los 25 años, pero a veces pueden salir ya a los 13 años.

La erupción de las muelas del juicio puede ser un proceso doloroso que requiere la extracción quirúrgica si es lo suficientemente grave como para inhibir su vida diaria o causar dolor.

¿Cómo puedo saber si tengo un absceso dental?

Si tienes una muela del juicio que te causa dolor e hinchazón, es posible que tengas un absceso dental. Como ocurre con muchas otras infecciones, un absceso dental puede causar dolor en la zona que rodea a la muela del juicio impactada.

También puede sentirse como si hubiera algo atascado entre las encías y la mejilla o la lengua.

Otros síntomas son:

  • Hinchazón y sensibilidad al tacto (en la mayoría de los casos)
  • Fiebre (en algunos casos)
  • Mal aliento (también conocido como halitosis) debido al crecimiento de bacterias en la piel del interior de la boca o la garganta.

¿Qué causa un absceso dental?

  1. Bacterias: La causa más común de un absceso dental son las bacterias. En este caso, las bacterias entran en el cuerpo a través de una pequeña grieta o rotura en el diente y causan una infección.
  2. Caries: Aunque tengas unos dientes sanos y unos buenos hábitos de higiene bucal, con el tiempo pueden aparecer caries, lo que deja espacio para que las bacterias entren en tu diente y causen una infección.
  3. Fracturas: Si has tenido algún traumatismo reciente en la boca o en la zona de la mandíbula -incluidas las lesiones sufridas durante la práctica de deportes o los accidentes de coche- es posible que te hayas fracturado uno de tus dientes y hayas creado una abertura para que las bacterias entren en la cámara pulpar que hay debajo.
  4. Tumores: Los tumores también pueden desarrollarse en cualquier parte de la boca, así como alrededor de cualquiera de estas estructuras que rodean sus dientes (como el hueso). Esto crea aberturas donde las bacterias pueden entrar en estas grietas o roturas en su camino hacia causar una infección dentro de su organismo anfitrión.

Si una muela del juicio desarrolla una infección, ¿qué debo hacer?

Si experimentas alguno de estos síntomas, no lo ignores. La infección empeorará si no se trata. Llama a tu dentista o acude a urgencias de inmediato. Si tienes fiebre, acude a tu médico inmediatamente.

¿Puede un diente con absceso curarse por sí solo?

Si tu muela del juicio te está causando dolor, no esperes a acudir al dentista. Retrasar el tratamiento puede provocar más complicaciones y empeorar el problema.

Las muelas del juicio que quedan impactadas en el hueso de la mandíbula pueden infectarse y sufrir un absceso. La infección puede extenderse desde la boca a otras partes del cuerpo, como el hueso de la mandíbula, los senos paranasales o incluso el cerebro.

Dolor

  1. Dolor: El dolor asociado a los problemas dentales puede ser de leve a intenso, constante o intermitente. Puede darse en la mandíbula, la mejilla, la oreja, el cuello y la cara.
  2. Localización: La localización de su dolor puede ayudarle a identificar qué diente le molesta. Por ejemplo, si tiene un dolor de muelas cerca de la mitad de la cara, en el lado derecho, lo más probable es que se trate de las muelas del juicio de ambos lados, porque están situadas en esta zona (la región del tercer molar maxilar). Si tu dolor está justo debajo de una de tus orejas, entonces podría estar afectando a un lado o a ambos lados de tus muelas del juicio, ya que están situadas hacia la parte posterior de tu boca, detrás de los molares, en esta región llamada "faríngea distal"."

Hinchazón

La hinchazón no siempre es un signo de emergencia. Puede ser causada por muchas cosas diferentes, incluyendo las muelas del juicio.

Infección: Si has estado experimentando una hinchazón alrededor de la zona de tu muela del juicio y has tenido fiebre u otros síntomas de enfermedad, es posible que la hinchazón haya sido causada por una infección en una o más de tus muelas del juicio.

Esto es más común entre los adolescentes que aún no han perdido todos sus dientes de leche y pueden no haber crecido lo suficiente como para proteger las raíces de sus nuevos dientes adultos de las caries u otros problemas. Si no se trata, puede provocar una infección en los órganos cercanos, como la mandíbula o el cerebro.

Quiste: Un quiste también puede causar hinchazón alrededor de una muela del juicio debido a la acumulación de líquido en su interior. Si esto sucede cerca de un solo lado -en contraposición a ambos lados- puede indicar que algo más está pasando con ese lado, como un tercer molar impactado.

Tumor: En casos muy raros en los que no hay otros síntomas presentes además de la hinchazón indolora localizada alrededor de un lado de la punta de la raíz de un tercer molar impactado, podría indicar el crecimiento de un tumor maligno llamado osteosarcoma que requiere tratamiento inmediato a través de la cirugía seguida de quimioterapia si es necesario.

Sensibilidad

Puede ser más sensible al frío, al calor, al tacto y a los dulces. También puede experimentar sensibilidad a los alimentos ácidos como los cítricos o los zumos.

La extracción de una muela del juicio puede provocar muchos síntomas, como por ejemplo dolor en el lugar de la extracción (que debería remitir en 3 días); dolor de los nervios que rodean la zona donde se extrajeron las muelas (que desaparecerá en unas 4 semanas).

Hinchazón alrededor o cerca de la mandíbula que dura entre 7 y 10 días; dificultad para masticar alimentos duros durante varias semanas después de la operación;

Problemas para hablar con claridad si ha tenido algún adormecimiento en un lado de la cara inmediatamente después de la cirugía; sangrado del interior de la boca que dura varias horas después de la cirugía.

Alveolos secos (una bolsa de infección bajo una parte o la totalidad de un diente) que causa dolor al menos 2 semanas después de las extracciones.

Enrojecimiento alrededor de donde estaban sus dientes hasta que esto disminuya en 4-6 meses. Si nota cualquier otro síntoma, póngase en contacto con nosotros inmediatamente.

Mal aliento

El mal aliento, también llamado halitosis, es una afección común que hace que el aliento huela mal. El mal aliento puede deberse a muchos factores, como las bacterias presentes en la boca y en la lengua y las encías.

Hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para prevenir el mal aliento o reducir su aparición:

Cepillarse los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves. Utiliza el hilo dental una vez al día para eliminar las partículas de comida de entre los dientes y la línea de las encías.

Evita utilizar demasiado el hilo dental, ya que puede irritar las encías. Utiliza un enjuague bucal sin alcohol si es necesario después del cepillado y el uso del hilo dental.

Enjuágate después con agua. Evite los productos del tabaco en cualquiera de sus formas (cigarrillos, puros, pipas), ya que contienen nicotina que reseca el revestimiento de la boca y provoca un aumento de los síntomas del mal aliento.

Beber mucho líquido ayudará a eliminar las bacterias que contribuyen a la halitosis, sobre todo si tienes sobrepeso u obesidad, ya que los estudios demuestran que los kilos de más pueden agravar este problema debido a la disminución del flujo sanguíneo a través de las venas que suministran las hormonas necesarias para combatir las infecciones, como las que se encuentran dentro de órganos como los riñones (que filtran las toxinas).

Saca las muelas del juicio antes de que empiece el dolor

¿Cuándo es el mejor momento para extraer las muelas del juicio?

A la mayoría de las personas se les dice que es una buena idea extraer las muelas del juicio antes de que se dañen o infecten. Si padeces alguno de los síntomas mencionados anteriormente, habla con tu dentista para saber si son o no una señal de que debes extraerlas y, en caso afirmativo, cuándo.

¿Cómo extraen los dentistas las muelas del juicio?

Los dentistas pueden extraer las muelas del juicio de dos maneras diferentes: a través de una incisión en la encía (una extracción abierta) o a través de un pequeño agujero en la encía y el hueso (una extracción cerrada). En cualquiera de los dos casos, será necesaria la anestesia para que no esté despierto durante la cirugía.

La anestesia puede administrarse por vía intravenosa (en una vena) o inhalarse en los pulmones mediante un inhalador; su dentista le informará del método que utiliza en su consulta.

El procedimiento en sí dura entre 30 minutos y una hora, dependiendo del número de dientes que haya que extraer y de su ubicación en la boca.

Después puede haber algo de hinchazón, sangrado y molestias durante varios días, así como adormecimiento alrededor de las encías donde se alteraron las terminaciones nerviosas durante la cirugía; esto dura hasta que los nervios se regeneran durante varios meses después de la cirugía."

Recomendaciones para el dolor.

estos son unos consejos para que puedas aminorar un poco el dolor antes de tener una cita con el dentista.

  • No tocar las muelas que molestan. Existen personas que comienzan a moverlas con la lengua o los dedos. Esto puede empeorar la situación, principalmente si existe una infección.
  • Cambiar el cepillo de dientes. Cámbielo por uno de cerdas suaves mientras llega la cita.
  • Enjuagues. No utilizar enjuagues con alcohol esto puede arder demasiado si existen heridas bucales. Con un poco de agua tibia con sal sin mucho esfuerzo enjuaguese.
  • Comer una paleta de hielo ayuda a adormecer las encías para disminuir el dolor.

Los síntomas de dolor pueden ser:

  • Dolor en el lugar que salen o en las muelas que se encuentran cercanas a esta zona, en ocasiones incluso pueden empujar y provocar dolor en todos los dientes
  • Inflamación o dolor de garganta o anginas (amígdalas)
  • Infección en la garganta sin otra enfermedad como gripa o tos que lo provoquen
  • Dolor de oídos
  • Es muy probable que si presionas con el dedo en la encía sientas que está muy dura esa zona, debido a la muela del juicio que está por salir.

El peor dolor no es el que mata, sino el que te quita las ganas de vivir.

Complicaciones de las Muelas del Juicio

La mayoría de las veces las complicaciones se dan debido a que no pudieron salir derechas y en posición correcta, por lo que algunos problemas que pueden darte son:

  • Dolor frecuente en las siguientes muelas, anginas, garganta o incluso oídos.
  • Acumulación de comida que puede ser muy molesto por la dificultad de aseo que producen.
  • Caries que es imposible tratar por la posición en que se encuentran las muelas.
  • Daño permanente de la muela que se encuentra conjunta, así que terminarás perdiendo ambas.

Con el paso del tiempo si el dolor persiste puede consultar con su médico de confianza, para solicitar algunos analgesiscos contra el dolor.

Es importante no prescribirse uno mismo los medicamentos porque pueden tener reacciones secundarias con la inflamación.

Cómo calmar el Dolor en la Muela del Juicio

La extracción de una muela del juicio siempre va a ser dolorosa, pero hay cosas que puedes hacer para calmar el dolor. Tener a mano las herramientas adecuadas y saber cómo utilizarlas te ayudará a controlar las molestias y a recuperarte más rápidamente.

Utilice su medicación para el dolor con regularidad.

Una vez que empieces a tomar la medicación para el dolor, sigue tomándola aunque te sientas mejor. Si tu dentista te ha recetado una dosis determinada de medicación, esa es la que debes tomar. No dejes de tomarlo porque el dolor desaparezca por sí solo o porque te dé sueño o náuseas.

Si tu dentista te ha dicho que tomes dos pastillas cada cuatro horas durante tres días (72 horas), pero después de dos o tres dosis de pastillas, el dolor de muelas ha desaparecido por completo y aún no ha vuelto a aparecer, entonces sigue con el número máximo de dosis que te ha recomendado hasta que te diga lo contrario.

Aplique una bolsa de hielo o una compresa fría en la parte exterior de la cara.

La aplicación de una bolsa de hielo o una compresa fría en la parte exterior de la cara puede ayudar a aliviar el dolor. El hielo o las compresas frías pueden aplicarse durante 20 minutos seguidos, seguidos de un descanso de al menos 20 minutos antes de volver a aplicarlas. No aplique el hielo o la compresa fría directamente sobre la encía o la mejilla.

Aplique una compresa caliente en la parte exterior de la cara.

Si sufres dolor de muelas del juicio, una compresa caliente puede ayudarte a reducir la hinchazón y las molestias. A continuación te explicamos cómo hacer una:

  1. Coloca una toalla sobre la cara, de modo que cubra toda la zona afectada.
  2. Calienta un recipiente con agua hasta que esté caliente pero no hirviendo (no deberías poder tocar el agua con la mano).
  3. Vierta el agua en algún tipo de recipiente, como una taza o un vaso, y coloque el recipiente sobre la cara. Un paño o una toalla evitarán las quemaduras y te permitirán sujetar la taza con ambas manos.

Tome un medicamento antiinflamatorio de venta libre, como el ibuprofeno o el naproxeno.

El ibuprofeno y el naproxeno son ejemplos de medicamentos antiinflamatorios de venta libre. Estos medicamentos están disponibles en forma de píldora o líquido, y pueden tomarse con o sin alimentos.

Tome la medicación según las indicaciones de su médico o dentista. Puede comprar estos medicamentos en su farmacia local sin necesidad de una receta de su dentista o médico, por lo que es mejor seguir sus instrucciones sobre la cantidad y la frecuencia con la que debe tomarlos para obtener los mejores resultados.

Dormir con la cabeza elevada.

Si le resulta difícil dormir con la cabeza elevada, pruebe a colocar una almohada bajo las rodillas. Esto ayudará a colocar a la persona en una posición más erguida, lo que puede facilitarle la respiración y la deglución.

Si tiene una pareja que se queda con usted durante la recuperación, la mejor manera de dormir es en lados opuestos de la cama. Esto evita que una persona se vuelque sobre el diente o la zona de la mandíbula de la otra mientras duerme.

Enjuáguese la boca con agua salada.

Enjuágate la boca con agua salada.

El agua salada es un antiséptico natural, por lo que te ayudará a combatir las bacterias e infecciones que pueden causar caries.

Enjuágate la boca durante unos 30 segundos y luego escúpela. Repite este proceso al menos una vez al día hasta que el dolor desaparezca.

Es importante tener en cuenta que si el dolor de las muelas del juicio se vuelve insoportable o persiste durante más de 6 meses, acude a un dentista inmediatamente; es probable que te sugiera extraerlas por completo (un proceso conocido como extracción).

Beba líquidos calientes para aliviar el dolor y la hinchazón de la mandíbula.

Para aliviar el dolor y la hinchazón de la mandíbula, bebe líquidos calientes.

Los líquidos calientes pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón de la boca causados por la extracción de la muela del juicio. El calor del líquido reducirá la inflamación de tus encías, por lo que es importante que pruebes a tomar una bebida caliente antes de acostarte si tienes molestias mientras duermes.

El dolor no es divertido, pero puedes hacer cosas para aliviarlo

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si sigues teniendo problemas con el dolor de las muelas del juicio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros o con tu dentista.

Para obtener más información sobre la salud oral, eche un vistazo a estos recursos útiles:

  • Guía para principiantes sobre la extracción de las muelas del juicio
  • Cómo manejar la sequedad bucal después de la cirugía de las muelas del juicio

Remedios Caseros para Dolor en la Muela

Si tienes un dolor de muelas, puede ser bastante frustrante. Por suerte, hay algunos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar parte de ese dolor.

Incluso si no tienes tiempo para ir a la consulta del dentista, puedes utilizar estos consejos y trucos en casa para aliviar tu sufrimiento. Esto es lo que hago cuando me duelen los dientes:

Aclarar con agua salada tibia.

Si sufres un dolor de muelas, prueba a enjuagarte la boca con agua salada tibia.

Cuando se trata de aliviar el dolor, la sal es una de las mejores cosas que puedes poner en tu boca, pero hay algunas cosas que hay que tener en cuenta al usarla.

En primer lugar, asegúrate de mezclar bien la sal y el agua antes de administrarla en la zona dolorida. Si no se disuelve del todo, no funcionará correctamente y podría causar otros problemas, como la erosión dental o el malestar estomacal.

También es importante no utilizar demasiada sal; aproximadamente 1/4 de cucharadita debería ser suficiente para la mayoría de las personas (aunque algunos estudios recomiendan utilizar sólo la mitad).

El tiempo necesario para este remedio dependerá de la rapidez con la que los nervios que rodean los dientes se desensibilicen por la exposición a concentraciones tan altas de cloruro de sodio, pero normalmente sólo se tarda unos cinco minutos.

Sin embargo, no te cepilles los dientes de inmediato, ya que esto podría reabrir los mismos canales a través de los cuales fueron bloqueados por la inflamación causada por el cepillado en sí mismo y no en el exterior.

Utilizar aceite de clavo de olor.

Si tienes dolor de muelas, prueba a utilizar aceite de clavo para aliviar el dolor. El aceite de clavo es un analgésico natural que puede ayudar a aliviar las molestias de un diente inflamado o infectado. Puede utilizar el aceite de clavo de las siguientes maneras:

  1. Añadirlo a la pasta de dientes. Mezcla 1 gota de aceite esencial de clavo en 1 cucharada de aceite de coco y remueve hasta que esté bien mezclado. Aplique esta mezcla en las encías antes de cepillarse los dientes con ella diariamente hasta que los síntomas remitan.
  2. Hacer un enjuague bucal. Mezcle 4 gotas de cada uno de los aceites de menta, eucalipto, gaulteria y menta verde en 2 onzas (60 ml) de agua hirviendo; deje que se enfríe completamente antes de utilizarlo como enjuague después de cepillarse los dientes por la noche antes de acostarse durante 7-10 días hasta que los síntomas remitan si no desaparecen en 3-4 días después de iniciar el tratamiento.

Evitar el hielo.

El hielo es una recomendación común para los dolores de muelas, pero en realidad puede empeorar el dolor. El hielo puede adormecer la boca, por lo que es posible que te sientas bien cuando aplicas hielo en una zona dolorida. Pero este efecto adormecedor sólo durará hasta que el hielo se derrita; cuando lo haga, te quedarás con un dolor punzante que es incluso peor que antes.

Además:

  • El hielo puede hacer que los dientes sean sensibles al frío o al calor e incluso hacerlos más frágiles (aunque no en todos los casos). Si tienes empastes en los dientes o coronas sobre los dientes naturales, poner hielo sobre ellos podría dañarlos o incluso desmenuzarlos.
  • ¡El hielo puede causar sensibilidad a los dulces como los caramelos y los refrescos, ya que también están fríos!

Pruebe la acupresión.

Hay ciertos puntos en las manos y los pies que conectan con diferentes partes del cuerpo. Presionar estos puntos puede ayudar a aliviar el dolor de muelas, especialmente cuando es más intenso.

Coloca el dedo índice en la parte carnosa del pulgar y presiona durante unos 30 segundos seguidos. Repítelo varias veces según sea necesario a lo largo del día para conseguir aliviar el dolor.

Estos puntos de acupresión son buenos para utilizarlos cuando se tiene un dolor de muelas intenso y no se puede acudir al dentista de inmediato.

Siempre es una buena idea acudir al dentista si crees que puedes tener una infección u otro problema grave relacionado con un dolor de muelas.

Utilice una pasta de ajo.

Puedes utilizar una pasta de ajo para aliviar el dolor de muelas. El ajo tiene propiedades antibióticas naturales que pueden ayudar a combatir las infecciones de la boca, incluidas las causadas por bacterias o virus.

Puedes aplicar una pasta de ajo en la zona afectada por tu cuenta o acudir a un servicio de urgencias si tienes dolor e inflamación en varios dientes, o si hay un absceso en uno de ellos.

También es importante tener en cuenta que la aplicación de este remedio puede causar mal aliento durante las 24 horas posteriores a la aplicación, pero ¡también evitará que te enfermes!

Nota: Este remedio casero se utiliza mejor cuando se combina con otros remedios como hierbas y vitaminas.

Enjuagar con un enjuague bucal de guayaba.

Si buscas un remedio natural, el enjuague bucal de guayaba es una buena opción. Es fácil de hacer y también puede ayudar con otros problemas.

El enjuague bucal de guayaba se prepara cociendo guayabas en agua durante 10 minutos y colando el líquido a través de una gasa en una botella.

La pulpa puede añadirse a la mezcla o desecharse en este punto. La guayaba tiene muchos usos como remedio herbal; contiene propiedades antibacterianas y actúa como astringente (lo que significa que cura heridas y cortes).

La guayaba también contiene vitaminas esenciales, como la vitamina C, que ayuda a fortalecer el esmalte de los dientes para que sean menos propensos a ceder o romperse cuando se exponen a alimentos que contienen bacterias, como el ajo o la cebolla.

Presiona la lengua contra el paladar.

Presionar la lengua contra el paladar es un sencillo remedio casero para el dolor de muelas. Se debe utilizar la punta de la lengua para presionar contra esta zona, y mantenerla ahí durante varios segundos seguidos antes de repetir.

Esto puede ayudar a reducir la hinchazón y aliviar la presión de los nervios de la mandíbula. También puede facilitar la deglución de alimentos si tiene dificultades para hacerlo debido al dolor en la boca.

Si es posible, intente relajar la lengua estirándola al máximo y manteniéndola así durante varios segundos antes de volver a su posición normal

Esto ayudará a reducir la tensión en este órgano durante las actividades de comer o beber que causan molestias debido a la tensión ejercida sobre los músculos que rodean partes como los dientes o las encías (lo que puede llevar a las personas que experimentan estos problemas con regularidad).

Puedes aliviar un poco el dolor de muelas en casa utilizando estas técnicas y remedios.

Con estas técnicas y remedios puedes aliviar algunos dolores de muelas en casa. Sin embargo, siempre debes buscar ayuda profesional si el dolor de muelas es intenso o tienes otros síntomas, como fiebre o dificultad para tragar.

Si el dolor empeora en lugar de mejorar al cabo de unos días, ponte en contacto rápidamente con tu dentista o cirujano bucal para que te evalúe.

Si las molestias duran más de un par de días y no responden a las medidas de cuidado en casa, acude a tu dentista lo antes posible para que te examine y te haga un plan de tratamiento adecuado a tus necesidades específicas.

Como ves, hay muchas cosas que puedes hacer en casa para aliviar el dolor de muelas. ¡Intenta no tener miedo, y recuerda siempre que es mejor cuidar tus dientes ahora que esperar a que empeoren!

Conclusion

Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante que acudas a un dentista lo antes posible. Si bien es normal sentir algo de dolor en los días previos a la extracción de una muela del juicio, nunca debe ser intenso ni constante.

Si el tuyo lo es, puede ser una indicación de que algo más está mal en tu boca o en tus dientes y debes buscar atención médica inmediatamente.

Información Adicional:

  1. 5 Tips para Recuperarte después de Extraer la Muela del Juicio

  2. Muela del Juicio: Todo lo que Deberías Saber
  3. Muela del Juicio Dolor? Te Platico mi Experiencia

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Síntomas de Dolor en la Muela del Juicio puedes visitar la categoría Salud.

Go up

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo con ello. Puedes también dar clic en “Aceptar”, para consentir Más