Susan La Flesche Picotte la primera mujer en convertirse en médico

Biografía de Susan La Flesche Picotte

Susan La Flesche Picotte fue la primera mujer nativa americana en convertirse en médico en los Estados Unidos. Miembro de la Reserva de Omaha, trabajó incansablemente por su pueblo.

Susan La Flesche Picotte, la primera mujer indígena americana que se convirtió en doctora en los Estados Unidos, nació en 1865 y creció en la Reserva de Omaha.Susan La Flesche Picotte

Se fue en 1884 para asistir al Instituto Hampton en Virginia y más tarde obtuvo un título médico en el Women’s Medical College of Pennsylvania.

Regresó a la reserva y trabajó como médico allí hasta 1894. Trabajando en la práctica privada, ella trató a la gente blanca y tribal, abogando por un mejor cuidado de la salud para todos. En 1913 fundó un hospital de reserva, que más tarde fue nombrado en su honor. La Flesche Picotte murió en 1915.

Vida Temprana
Susan La Flesche nació en la Reserva Indígena de Omaha, en el noreste de Nebraska, el 17 de junio de 1865. Era la menor de las cuatro hijas del Jefe Joseph La Flesche (conocido como “Ojos de Hierro”) de la tribu Omaha y su esposa, Mary Gale (Una Mujer). Ambos padres eran mestizos y querían que sus hijos vivieran en el mundo blanco y en el mundo de los nativos americanos. Después de asistir a una escuela misionera en la reserva, la joven Susan asistió al Elizabeth Institute for Young Ladies y más tarde al Hampton Institute en Virginia, del cual se graduó en 1886.

Mientras crecía en la reserva de Omaha, varias experiencias llevaron a La Flesche a considerar una educación médica. Ella había experimentado las pobres condiciones de vida del pueblo de Omaha y una vez vio morir a una mujer nativa americana enferma porque un médico blanco se negó a darle atención médica. La Flesche sabía que tenía que hacer algo para cambiar la situación de su pueblo.

Educación Avanzada
Mientras estaba en el Hampton Institute, Susan La Flesche fue alentada por una de sus mentoras, Martha Waldron, a adquirir una beca de la Oficina de Asuntos Indígenas de Estados Unidos. Cuando se otorgó la beca, La Flesche se convirtió en la primera persona en recibir ayuda federal para la educación profesional. En 1886 comenzó a asistir al Women’s Medical College of Pennsylvania, una de las pocas escuelas de medicina de la época que aceptaba mujeres.

Mientras proseguía su educación, La Flesche continuó experimentando la vida tanto en el mundo blanco como en el de los nativos americanos. Durante su educación en Filadelfia, estaba asombrada por los lujosos vestidos que vio en los grandes almacenes. Cuando le pusieron un vestido, le escribió a una de sus hermanas que eso la hizo “convertirse en una dama de la moda”. En la misma carta, paradójicamente le dijo a su hermana que anhelaba un par de mocasines.

Médico en la Reserva
En 1889, Susan La Flesche completó el programa médico de tres años en la parte superior de su clase de 36, y después de una pasantía de un año, se convirtió en la primera mujer médica nativa americana en el país. Regresó a casa para trabajar en el internado del gobierno, atendiendo a 1.200 pacientes blancos y nativos americanos. Mientras estuvo allí, se esforzó por lograr cambios importantes en el cuidado de la salud de todos los pacientes, promoviendo la importancia de la limpieza y la ventilación. Aconsejó especialmente a los miembros de las tribus sobre los beneficios del aire fresco, desechando basura y matando moscas, que se sabe que son transmisoras de la tuberculosis y otras enfermedades.

Servir como médico de reserva resultó ser un gran reto para La Flesche. Sólo se le pagaban 500 dólares al año, diez veces menos que a un médico del Ejército o de la Marina, y cada vez que la Oficina de Asuntos Indios se quedaba sin suministros para la tribu, La Flesche se veía obligada a utilizar su propio dinero para pagarlos. Durante el invierno severo de 1891, ella veía a más de 100 pacientes al mes, haciendo muchas visitas a domicilio en climas bajo cero. Con el tiempo, las 20 horas de trabajo diarias afectaron su salud, y en 1893, estuvo en cama durante dos meses.

El matrimonio y la práctica privada
En 1894, Susan La Flesche se casó con Henry Picotte, un indio sioux de Dakota del Sur. La pareja se mudó a Bancroft, Nebraska, donde ella estableció un consultorio privado y criaron a dos hijos. En una época de valores victorianos, cuando se esperaba que las mujeres fueran madres y amas de llaves a tiempo completo después del matrimonio, La Flesche Picotte trabajaba a tiempo completo como profesional.

Durante la mayor parte de su vida adulta, Henry Picotte sufrió de alcoholismo, y a menudo La Flesche Picotte tuvo que cuidar de él al mismo tiempo que dirigía su consulta médica. La experiencia la llevó finalmente al Movimiento de la Templanza, y cuando Henry murió en 1905, La Flesche Picotte se empeñó en eliminar el azote del alcohol en las reservas. En 1906, encabezó una delegación a Washington, D.C., para presionar a favor de la prohibición del alcohol en tierras indias.

Su oposición al alcohol en las reservas la llevó a luchar por otras causas y a atraer alguna controversia. Ella apoyó un nuevo movimiento religioso indígena americano, la Religión del Peyote, una denominación cristiana pro-temperancia que buscaba introducir el peyote, una droga alucinógena, en las tradiciones espirituales de los indígenas americanos. Esto la puso en oposición con muchos de sus colegas médicos blancos. También se convirtió en activista de la condición jurídica y la ciudadanía del pueblo tribal y luchó contra el fraude de tierras perpetrado contra el pueblo de Omaha. Su activismo se impuso cuando se enfrentó a la burocracia de la Oficina de Asuntos Indígenas para demostrar que era más competente que un pariente masculino para supervisar el patrimonio de su esposo después de su muerte.

Años Finales y Legado
Susan La Flesche Picotte también abogó por normas modernas de higiene y prevención de enfermedades entre la población de Omaha. En 1913, cumplió un sueño de toda la vida al abrir un hospital en la ciudad de Walthill, Nebraska, en la reserva de Omaha. A pesar de estos logros, La Flesche Picotte sufría de dolor crónico y problemas respiratorios, y a medida que envejecía y su salud se deterioraba, se volvía incapaz de continuar con sus muchas causas. En marzo de 1915, se debilitó, y murió el 18 de septiembre de 1915, de lo que se creía que era cáncer de huesos.

El legado de Susan La Flesche Picotte se extiende más allá de ser la primera médica indígena americana. Defendió muchas causas de los indígenas americanos a finales del siglo XIX y principios del XX, y se la considera una de las primeras pioneras del movimiento de mujeres. La Flesche Picotte se adelantó a su tiempo en la búsqueda de causas que muchos consideraban insignificantes. Nunca dejó de decir la verdad al poder, incluso cuando eso significaba enfrentarse a las críticas de los blancos y de las tribus. Su coraje y compasión la convirtieron en una líder única y efectiva.

Te puede Interesar:

Alexander Hamilton fue el primer secretario del Tesoro de Estados Unidos.

Donald Trump El magnate multimillonario de bienes raíces

Rex Tillerson ascendió en las filas de Exxon Mobil hasta convertirse en su CEO

John Adams Padre Fundador, el primer vicepresidente de E.U.

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]