Legumbres : Propiedades y Beneficios

Fabulosas legumbres. Lleno de potasio y magnesio

El término leguminoso se aplica tanto a las plantas cuyo fruto está contenido en una vaina, como a la familia de estas plantas.

Legumbres
Foto R Khalil en Pexels

Estas son las famosas «legumbres» con las que los vegetarianos están familiarizados porque son una gran fuente de proteína vegetal.

Para una dieta equilibrada

Es aconsejable acompañar las legumbres con cereales para complementar su valor proteínico, y con verduras ricas en vitamina C, para una óptima asimilación del hierro.

Lentejas: fuente de potasio, se han consumido desde el principio de los tiempos. En sopas, ensaladas y platos principales, pueden usarse para cualquier cosa. Un alimento básico en la India, donde se pueden encontrar variedades de lentejas anaranjadas o blancas, también son excelentes en forma de semillas germinadas. Y no olvidemos la lenteja verde del Puy, que obtuvo el primer AOC otorgado a un vegetal!

Frijoles rojos : una de las más conocidas de las cien especies de frijoles. Su sabor suave le permite absorber los sabores de los alimentos con los que se cocina. Generalmente usado en platos guisados, es el principal ingrediente del chile con carne.

Flageolets : la otra variedad de judía, muy popular en Francia. Acompañando a la pierna de cordero los domingos, el flageolet, o frijol, es menos harinoso que otras legumbres. De color verde pálido, es rico en fibra y potasio.

Garbanzos

Ricos en potasio y hierro, también son diuréticos. Como entrada, sopa, ensalada o guarnición, los garbanzos pueden usarse para cualquier cosa. Un componente tradicional del cuscús, es muy popular en la cocina del norte de África y Oriente Medio.

Guisantes partidos: fuente de potasio y magnesio, se preparan principalmente en sopa y puré. Frescos, se llaman guisantes, secos, se convierten en guisantes secos y partidos, son guisantes partidos.

Frijoles de coco: ricos en potasio y magnesio, forman parte de la gran familia de los frijoles que incluye más de 100 especies. También llamado frijol de arándano, es el principal ingrediente de la cassoulet y se utiliza principalmente en los guisos.

Y para cambiar las lentes…

Frijoles Borlotti o frijoles romanos. Muy popular en la cocina italiana – la pasta e fagioli es uno de los platos de referencia. Perfecto para platos cocinados a fuego lento porque asimilan los sabores de la comida con la que se cocinan.

Frijoles Adzuki: muy ricos en fibra y muy populares en Asia, estos frijoles son sinónimo de buena suerte y forman parte de los menús festivos. Transformados en pasta de judías, sustituyen a la pasta de tomate y se utilizan en postres y platos salados. Sorprendentemente, se pueden usar como sustituto del café y molido, se usan como harina. 

Los frijoles mungo: muy buena fuente de ácido fólico y fibra, se comen en su mayoría germinados (estos son los famosos «frijoles de soya»). El frijol mungo, un ingrediente estrella del shop-suey, es muy popular en Asia.

La soja : aún más rica en proteínas que otras legumbres, es también una excelente fuente de potasio. También conocido como soja, es uno de los alimentos más antiguos cultivados por el hombre. Las judías de soja pueden comerse frescas o secas y cocinarse como otras legumbres.

Frijoles de Lima

Muy buena fuente de fibra, también son una excelente fuente de potasio. Los frijoles de Lima, con su textura harinosa, reemplazan fácilmente a las papas y son muy utilizados en la cocina sudamericana y caribeña. Su sabor muy suave le permite acompañar la comida sin enmascarar su delicadeza.

El caupí de ojo negro: una excelente fuente de ácido fólico, hierro y potasio, el caupí de ojo negro es emblemático de la cocina del sur de los Estados Unidos. En la sopa, la ensalada, el puré, la rosquilla o el guiso, todos los preparados son adecuados. Se conoce en Francia con el nombre de Cornille.

Cacahuete: generalmente considerado como parte de la familia de las oleaginosas, el cacahuete es una planta leguminosa. Rico en zinc, magnesio y potasio, muy nutritivo, muy popular en la cocina africana, asiática y americana, el maní se cocina y se come fresco.

– En general, 50 a 60 g por persona son suficientes, lo que facilita la integración de las legumbres en una dieta equilibrada – Cocinar las legumbres después de remojarlas (esto reduce el tiempo de cocción) en agua fría sin sal: serán más digeribles y no causarán hinchazón o flatulencia. –

Si realmente teme por su digestión, añada una pizca de bicarbonato de sodio al agua de la cocina o, para los entusiastas de lo orgánico, un trozo de alga kombu.

Otras Opciones:

Igualmente puedes conseguir manuales digitales de salud sobre este tema en Amazon, WalMart, Costco, Sams Club, Chedraui, Carrefour,  aliexpress, alibaba , MercadoLibre , Lidl, Aldi  shein o ebay. Cada uno de estos manuales pueden estar en grandes ofertas en línea.

En temporadas grandes ponen en oferta grandes descuentos en suplementos de salud.

Además, puedes encontrar apps de salud gratis de  Google Play o en App Store.

Te Puede Interesar:

Beneficios del potasio

Beneficios del Calcio con Magnesio y Vitamina D