Curar la Tos Seca
Un antihistamínico muy utilizado desde tiempos antiguos es la cebolla, ya que es un alimento que contiene sustancias que nos ayudarán a reforzar los mecanismos de defensa del organismo

Curar la tos seca con flemas es un reto muy difícil cuando se tienen niños pequeños y que son alérgicos a la humedad.

Tengo un niño de 5 años de edad, está diagnosticado con “Rinitis Alérgica” y constamente se enferma de la tos. Cualquier humedad en el medio ambiente la resiente en la garganta y nariz.

Los pediatras alergólogos lo han tratado con diferentes antihistamínicos y corticoides, con el fin de calmar la fluidez de mucosidad.

El gasto por una tos seca puede ser enorme en la compra de medicamentos junto con los gastos médicos, incluso cuando se tiene que hospitalizar cuando se complica la tos.

Remedio Casero Para Expulsar Flemas

En la desesperación de que el niño no dormía por las noches por la tos seca con flemas me propuse a probar diferentes remedios y este fue el que más me funcionó.

El primer remedio casero fue probar con las cebollas, la cual contiene una gran cantidad de nutrientes efectivos contra la tos.

  • Yodo, vitamina C, fibra, hidratos de carbono, vitamina B6
  • Potasio, vitamina E, calcio, vitamina B, vitamina B9
  • Fósforo, calorías, cinc, vitamina B3, vitamina B2
  • Selenio, hierro, magnesio, proteínas, ácidos grasos poliinsaturados
  • Carotenoides, ácidos grasos saturados, grasa, sodio y vitamina A.

Realmente me encontraba escéptica de probar la cebolla, pero me arme de valor para tratar de calmar la horrible tos que no se quitaba ni con Ambroxol.

Existen dos maneras en que funciona este remedio. Usted puede elegir cuál de los dos funciona correctamente con el niño o con el adulto.

Receta para curar la tos seca.

Ingredientes

  1. 1 Cebolla

  2. ¼ de aceite

Preparación

Corta una cebolla mediana en rodajas y fríela en un sartén con un poco de aceite; sólo lo necesario para que no se pegue.

Cuando la cebolla se torne transparente apaga el fuego y deja enfriar un poco, lo suficiente para poderlo tocar sin quemarte y soportarlo en contacto con la piel.

Divide la cebolla en 2 partes y ponla dentro de 2 bolsitas de un tamaño que pueda meterse el pie del niño.

Mete los pies del niño en la bolsita permitiendo que la cebolla quede en contacto con la plata de los pies y amárrala del tobillo o sujétala con algo suave que no haga demasiada presión. Encima coloca calcetines gruesos para que se conserve el calor en los pies.

Déjalo un mínimo de 2 horas y al terminar regresa los calcetines para que los pies se conserven calientitos.

Es ideal en la noche después del baño para evitar que los pies se vuelvan a mojar o enfriar demasiado con la temperatura ambiental.

El segundo modo es la misma cebolla pero sin cocerla; corta la cebolla en rodas y ponlos en los calcetines por las mismas 2 horas.

En lo particular a mí me funcionó la primera receta, pero algunos niños reaccionan más con la cebolla cruda.

Te puede Interesar: El Hormigueo de las Manos Puede ser un Síntoma Peligroso

Información Adicional:

  1. Vitaminas de Gomitas Beneficios y Riesgos

  2. Cómo Bajar de Peso Sin Ponerse a Dieta – 35 Trucos Efectivos !!!

  3. Impresionante La Cura Contra el Cáncer, en Limones Congelados

Si tienes una receta para la tos, compartela en los comentarios de Facebook. Le puede servir a un niño. Gracias

Comentarios
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 2 Promedio: 4.5]